Abraham García Super Shore: Así es el superviviente total

Telecinco

Abraham García, el guapo oficial de Gandía Shore regresa al reality que le vio nacer. Esta vez no pisará las playas de Gandía, sino que junto a otros dos shores españoles (Esteban y Arantxa) se ha embarcado en el primer crossover internacional de la franquicia de MTV. Dice adiós a la costa valenciana y un hola a la isla griega del momento, Mykonos. 

Un paraíso mediaterráneo donde se ha grabado Super Shore, que comenzará a emitirse a partir de febrero de 2016. Ahí Abraham podrá lucir sus famosos baladores; y es que él mismo se reconoció con un tanga boy.

Por ello, que a nadie le extrañe que va a poder volver a ver su cuerpo, como lució hace bien poco en un extenso e intenso reportaje para la revista Shangay. Unas fotos hechas en una sauna y que a más de uno y una les hizo sentirse en ella al ver la revista. 

El guapo, pijo y educado

Y es que Abraham se sabe guapo y no duda en mostrarse tal y como es. El madrileño, de 24 años, fue el pijo de los habitantes de la casa de Gandía. El que, por lo general, menos perdía las formas. Entre los seguidores del reality se le tenía catalogado como el más educado. Algo diferente a Clavelito, Labrador o Esteban.

Aprovechando la popularidad le llegó la oportunidad de dar el salto a una cadena generalista. Telecinco y Supervivientes llamaban a su puerta. Y Abraham no desaprovechó la oportunidad.

Dio el salto a Mediaset 

Durante su estancia en Honduras dejó en el olvido sus salidas a las discotecas y juergas que vivió en Gandía Shore y tuvo que sacar su versión guerrera y más peleona.

Lo hizo tan bien que no es que aguantara hasta el final, sino que consiguió imponerse en la final del programa y se llevó consigo 200.000 euros. Eso sí, también perdió unos cuantos kilos por el camino. La dieta de un superviviente es de las que causan estragos. Así que Abraham debió de pensar que ya había pasado más hambre de la razonable esos tres meses que decidió no privarse de nada. 

Y claro, pese a que él tenga un físico privilegiado loes excesos se notan. Así que a finales de 2014 llamó la atención verle con unos cuantos kilos de más. Algo comprensible si uno se ha pasado días y días en una playa alimentándose de insectos, coco y poco más. 

Al gimmasio toca ir 

Pero llegó un momento que Abraham decidió que era hora de volver ponerse en forma. Y viendo su día a día en Instagram (donde tiene cien mil seguidores) se ve que se puso las pilas para que el cambio se notara.

Así que a fuerza de una mejor dieta y un entrenamiento duro con electroestimulación incluída, comenzaron a verse los resultados. Y llegó al punto de volver a estar en plena forma y ser portada de una pulbicación como Shangay.

En dicha entrevista el que fuera también concursante de ¡Mira quién salta! no tuvo reparo alguno en abordar los rumores sobre su supuesta homesexualidad. La cual negó y añadió que: "Amo al público gay, que me ha apoyado desde el principo y está siempre ahí. En cuanto salí de Gandía Shore la gente de MTV me dijo que se rumoreaba que era gay y nunca he tenido un problema con eso (...) Aunque tengo muy clara mi condición sexual: amo a las mujeres y las cuido como un tesoro. Pero también adoro a los gays"

Ahora Abraham García volverá a ser un chico shore, aunque ya más maduro y con más experiencia televisiva. Y es que haber sido entrevistado en Sálvame o haber sido colaborar de elllos y de Mujeres y Hombres y Viceversa  o participar en Killer Karaoke deja un bagaje y unas tablas que en Mykonos seguro que sacará a relucir. 

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

El pastizal ha sido desvelado por María Patiño en 'Sálvame'

Ver resumen Ocultar resumen

Decía Karina, con su famoso 'Baúl de los recuerdos', que cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Uuuuhhh. Y razón no le faltaba, pero con matices. Sobre todo en lo que a televisión se refiere. 

Y nada como poner un ejemplo para reforzar esta afirmación. Un ejemplo para el que no hará falta echar la vista demasiado atrás. Tan sólo habrá que viajar a la primera décadas del siglo. Los añorados 2000. 

Páginas