9 sorprendentes escenas de baile que para celebrar el #DíaInternacionaldelaDanza

Situación. Casa, sofá, mantita, palomitas y en la televisión, una comedia romántica sin mayores pretensiones más que hacerte pasar un buen rato. Que no es poco. A medio camino entre terminar la película y reunirte con Morfeo, de repente notas que tu cuerpo no te responde. Es autónomo de ti y se está moviendo sin consentimiento. Es más, no es el cuerpo entero... ¡son las caderas! ¿Qué está pasando? 

Cuando estás a punto de llamar a Urgencias, te fijas en la televisión y te das cuenta que la comedia romántica que estabas viendo, se ha marcado un épico número musical que has asimilado sin darte cuenta. Eso, amigos, es lo que llaman la magia del cine. Y éstas, diez de las escenas musicales más sorprendentes y recordadas de la historia del cine. Secuencias musicales inesperadas, con bailes que ya forman parte de la cultura pop de Hollywood. No como los bailes de graduación de muchos famosos que darían un brazo por hacer desaparecer sus fotos

Pulp Fiction

Vicent (John Travolta) inmortalizó, junto a Mia (Uma Thurman) uno de los pasos de baile más imitados desde el año 1995 que se estrenó Pulp Fiction. De hecho, cuando alguien no sabe qué hacer sobre la pista de baile, se marca un Vincent. Dicho lo cual, a John Travolta se le podrá criticar por mil cosas, pero que es un bailarín consumado, es un hecho. Tarantino lo sabía pero, a pesar de lo que parezca, la escena estaba antes que Travolta. Y es que el reparo de Pulp Fiction dio más vueltas que una peonza. 

Bitelchús

Si te posee un fantasma, hay dos opciones: que sea malo o que sea bueno. Si es malo, que Dior nos pille confesados. Si es bueno, pues ya sabes, sonido jamaicano Banana Boatbuen rollo generalizado y un baile para el recuerdo que te hará subir por las paredes. Literal. Michael Keaton moló mucho con Bitelchús. Luego lo estropéo con Batman. En fin. 

Encantada

Aunque cueste creerlo, Amy Adams se quedó sin Oscar por su papel en Encantada (eso sí, al menos fue nominada, no como otros compañeros). Sólo por este momentazo musical que regaló al mundo, al más puro estilo Disney, ya se lo merecía. Al menos un Grammy a Mejor Canción en Parque de Nueva York. Su That's how you know con el que intentaba explicar a Patrick Dempsey lo que era el amor es absolutamente delicioso y los momentazos coreografiados, inolvidables. 

Esencia de mujer

Lo último que esperas en Esencia de mujerdonde el protagonista es el Coronel ciego Frank Slade, interpretado por Al Pacino, es una escena de baile. A pesar de todo, su personaje no declina la invitación de la preciosa Gabrielle Anwar y se marca un sensual y elegante tango, al son que marca el gran Carlos Gardel y su preciosa Por una cabeza.

Virgen a los 40

Perder la virginidad tras 40 años esperando, y encima hacerlo con Catherine Keener, bien se merece un número musical. Judd Apatow se lo regaló a Steve Carell, con Seth Rogen y Paul Rudd haciendo los coros principales. Y todo ello al ritmo de Aquariuscon una estética hippie y un buen rollo contagioso. Y para quien se lo esté preguntando, no, no suele ser así la primera vez. Puede haber Aquarius pero del de beber. 

Tropic Thunder

El personaje de Tom Cruise en Tropic Thunder es asqueroso (y no es el único personaje curioso que ha hecho el actor). De hecho, se llama Les Grossman y no es casualidad. A pesar de todo, y cuando la película ya ha terminado, se gana la amdiración y simpatía del público, con un baile complicado de definir en el que llega a dar mucho asco, y a la vez mola mucho. Curioso. Y todo ello al son que marca Ludacris y su bestial Get Back

(500 ) Días juntos

Pasas una noche memorable y encima lo haces con la encantadora Zooey Deschanel y claro, te vienes arriba. Y claro, el mundo te sigue. Es lo que le pasó a Joseph Gordon-Levitt en (500) Días juntos. Tom, su personaje, sale a la calle y se siente el rey del mundo. Por si fuera poco, de fondo suena You make my dreams, de Hall & Oates, ¿qué más se puede pedir? 

Love Actually

Es una de las mejores comedias románticas ever y tiene momentos memorables, casi todos ñoños y amorosos. Eso sí, gracias a Hugh Grant, el rey de la comedia ligera, no todo fue amor y algodón de azúcar. Cuando su personaje, Primer Ministro de Reino Unido, defiende el orgullo British ante el presidente USA, todo un Billy Bob Thornton

Big

Es la escena buenrollera por antonomasia. El momento musical más inesperado y memorable de la historia. Josh Baskin y el señor MacMillan están paseando por la gloriosa juguetería FAO Schwarz cuando, de repente, aparece un piano gigante integrado en el suelo. Ni corto ni perezoso, Tom Hanks se arranca con Heart and soul Chopsticks... ¡tocado con lo pies! Y su jefe se le suma. Aumento inmediato y soniquete resonando en la cabeza durante días. 

Es más, tras dar al play de la escena de Big, tú también estarás con el ritmillo del piano en la cabeza hasta dentro de un par de días. Eso sí, te dará un buen rollo inusitado. A disfrutarlo. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Su abogada ha sido muy clara: "Tendrá suerte si este año gana 7,5 millones de dólares"

Ver resumen Ocultar resumen

Fue un cine pasoliniano pero con persecuciones de coches, crudo y con una vocación documental que se colaba por los márgenes de cada plano, en los paisajes urbanos repletos de chabolas, billares y calles sucias con pintadas pidiendo (aún) la amnistía.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha muerto Ennio Morricone, leyenda de la música cinematográfica y autor de un sinfín de bandas sonoras memorables. ¿Las recuerdas? Seguro que sí. Muchas de ellas resultan evocadoras y nos transportan a días de cine de otros tiempos, cuando disfrutábamos de una primer sesión con olor a palomitas. También puede que hayas visto en la tele alguna de las películas a las que Morricone puso música.

Cuando la banda sonora era de Ennio Morricone significaba que la música iba a poseer una importancia especial en la película.

Páginas