8 escenas de piscina al microondas (calentaron pero no quemaron)

Seamos sinceros, una buena escena subida de tono en una película (que venga al caso, por supuesto), le gusta a cualquiera. Pero claro, hay elementos que pueden hacer que una escena subida de tono, alcance el estatus de leyenda (sobre todo cuando nos enteramos que, además, fue de lo más incómoda para los protagonistas de la misma, como en estos casos). Entre dichos elementos están las piscinas, y a estas pruebas nos remitimos. 

No hay más que echar mano de la hemeroteca de Hollywood y comprobar que el agua, lejos de refrescar y relajar el ambiente, ayuda a subir bastante grados la temperatura. Hasta tal punto que en más de una de las escenas que hemos recopilado, tuvieron que parar el rodaje porque el agua estaba hirviendo. Bueno, en alguna optaron por seguir rodando y no les fue nada mal. Una táctica que se ha usado mucho en el mundo serie durante el año 2015, que nos ha dejado escenas memorables

Jessica Biel y Freddie Prinze Jr. (Summer Catch - 2001)

Digamos que en esta película hay dos escenas de piscina muy, muy, muy hot, pero en ninguna de ellas hay demasiado contacto. Aún así, la presencia de una teenager y espectacular Jessica Biel (tenía 19 años), las ha elevado al Olimpo de las escenas piscineras memorables. 

En primer lugar, el momento en que Freddy Prinze Jr (Ryan) se fija en ella, justo cuando sale de la piscina con un bikini rojo que se agotó en cuestión de días en USA. La segunda escena, la que apuntaba más alto, es en la que ambos se bañan en la piscina de los padre de Tenley (Biel) pero sus fuego interno es apaciguado, primero por el padre de ella, y segundo por la lluvia. Curioso. 

Ryan Phillippe y Reese Whiterspoon (Crueles Intenciones - 1999)

Crueles Intenciones es otra muestra de que menos es más. La escena entre Ryan Phillippe (Sebastian) y Reese Whiterspoon (Annette) es deliciosamente perversa para elllos y para el espectador. Y es que todos ellos quieren que pase algo más en esa piscina. Pero no. Bueno, el bañador de la rubia más legal tampoco ayuda, las cosas como son, pero tampoco contábamos con que le durara mucho puesto. 

Dicho lo cual, en vez de eso, Roger Kumble optó por un juego de seducción entre los protagonistas, de miradas, de flirteos, que no pasó a más. Dejándonos a todos con la miel en los labios. ¿Queréis saber lo que pasó tras esa escena? Ava Phillippe es lo que pasó. Bueno, y una película que se convirtió en un mito de los 90 y filme de culto para una generación

Leonardo DiCaprio y Claire Danes (Romeo y Julieta - 1996)

¿Podríais haber imaginado un Romeo y una Julieta más guapos y con más química que Leonardo DiCaprio y Claire Danes? No, ¿verdad? La revisión del clásico de Shakespeare encumbró (aún más) a DiCaprio como el hombre más deseado del mundo (y no, esta película no había sido su debut en el cine, ni mucho menos) y a Danes como la Lolita del momento. Además, nos regaló una escena piscinera que, al igual que la anterior, dejó con las ganas al personal. Y eso también tiene su mérito. 

Angelina Jolie y Jonny Lee Miller (Hackers - 1995)

Todo lo que implique a Angelina Jolie y una piscina, será bien recibido por el 99% de sus fans. Es más, hay quien se tragó la infumable Hackers sólo por ver a una Jolie teenager (a la que años más tarde hemos podido ver en estas fotos íntimas) retozar con el que acabaría siendo su marido, Jonny Lee Miller. Sí, el Sherlock British de Elementary

Cuenta la leyenda que necesitó asistencia médica y oxígeno, tras el primer beso a lo aspersor que le dio Angelina Jolie. Cuenta también la leyenda que, cuando recuperó el conocimiento, lo primero que dijo fue: que me quiten lo bailao... Dile a Danny Boyle que sí, que haré de yonki en TrainspottingEl resto es historia y posiblemente más real que este último párrafo. 

Elisa Cuthbert y Emile Hirsch (La vecina de al lado - 2004)

Echemos cuentas. Tu vecina de al lado, la explosiva Elisa Cuthbert (Danielle) te confiesa que es actriz porno (que bien podría salir en la versión X de Star Wars) y, en un momento dado de la película, te encuentras con ella, en ropa interior, metidos en una piscina ajena. Obviamente, tanto el espectador como Emile Hirsch (Matthew) esperaban mucho más que un chapuzón. No lo hubo. Al menos en ese momento. Eso sí, el mito de Elisa Cuthbert alcanzó cotas que ni ella hubiera imaginado. 

Erika Christenesn y Jesse Bradford (Fanática - 2002)

Una película que gira en torno a la natación, está condenada a que la escena hot de la misma sea en la piscina. Y Fanática tira de demasiados tópicos como para no hacerlo. De hecho, el primer encunetro furtivo entre Erika Christensen (Madison) y Jesse Bradford (Ben) es en el agua y en la intimidad. Eso sí, con un plano fijo a la cara de ambos durante minuto y medio, que si no había que subir la clasificación del filme a +18.

Amanda Seyfried, Amber Heard y Emile Hirsch (Alpha Dog - 2006)

El bueno de Emile Hirsch es un tipo con suerte. No sólo aparece dos veces en la lista, sino que en ésta lo hace junto a dos de las actrices más deseadas de la nueva generación: Amanda Seyfried y Amber Heard (sí, la esposa de Johhny Depp). En la película, Hirsch interpreta a Johnny Truelove, un traficante teenager que está forrado y que, como se ve en el vídeo, sabe cómo pasar bien su tiempo libre. 

Denise Richards y Neve Campbell (Juegos Salvajes - 1998)

¿Qué podemos decir de esta escena, a parte de que es historia del morbo hollywoodiense? Poco más. Bueno, que cuando se estrenó, allá por 1998, Denise Richards (Kelly) y Neve Campbell (Suzie) eran dos de las actrices más deseadas del star system y que John McNaughton se convirtió en el Santa Claus de millones de admiradores de ambas. 18 años más tarde, sigue ocupando el top piscinero con todo merecimiento. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Su camino en la interpretación va desde Broadway hasta las pelis de Walt Disney. Una estrella de Hollywood en toda regla. El hombre que interpretó a Espartaco y a Van Gogh cumple 103 años. 

Ver resumen Ocultar resumen

Entonces los cines Golem de la madrileña calle Martín de los Heros se llamaban Alphaville y eran las únicas salas donde ver películas en versión original subtitulada. A excepción de los pases de una itinerante Filmoteca Española que iba recalando en pequeñas salas como el cine Alexandra o los bajos de la Torre de Madrid, en cuya penumbra me asombré con Novecento de Bernardo Bertolucci, a cuya mitad salías a fumar a la calle.

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando medio mundo tenía ya las uñas bien afiladas para recibir al nuevo Batman de Robert Pattinson (son muchos los que tienen ganas al ex actor de Crepúsculo tras anunciarse que sería él el nuevo Bruce Wayne) salta la noticia: otro actor podría meterse en la piel del héroe de la capa oscura

Páginas