7 superhéroes de pena

Ahora los superhéroes de las películas gozan de altísima tecnificación y tienen dilemas morales gracias a guionistas cualificados y, sobre todo, cuando reparten puñetados y luchanechando rayos láser por los ojos todo es minuciosamente creíble.

Pero ¿y los superhéroes de antaño?

Aquellos que volaban colgando de hilos y bajo cuyos trajes tipo esquijama se adivinaba un cuerpo no precisamente musculado sino tirando a flácido. Eran de pena pero también deliciosamente divertidos.

 

1. Supersonic Man

Supersonic Man, un superhéroe español

He aquí la versión celtibérica de Superman.

'Supersonic Man' se estrena en 1979, un año después de que el público hubiese alucinado viendo a Christopher Reever volar con Louis Lane en sus brazos.. 

Supersonic Man también volaba pero no era lo mismo

Supersonic volando entre las derribadas Torres Gemelas

Se veía la tramoya por todos lados en esta película dirigida poJuan Piquer Simón, un loco maravilloso que desde una España volcada en Pajares y Esteso hizo ambiciosa adaptaciones de Julio Verne (Viaje al centro de la tierra), pelis de aventuras (Misterio en la isla de los monstruos) y terror de drive-in (Slugs, muerte viscosa).

Supersonic Man tenía, además, una banda sonora con música disco que acentuaba lo psicotrónico de la apuesta.

2. Hulk para la tele

El Hulk de Lou Ferrigno

Cuando Hulk era La Masa, lo interpretaba un tal Lou Ferrigno y no Mark Ruffalo.

Estamos hablando de la serie de 1977 El increíble Hulk.

El maquillaje verde era tirando a cutre, Lou Ferrigno se limitaba a rugir y la camisa rota estaba muy mal rota. 

La serie aguantó tres temporadas pero caló en la memoria sentimental de varias generaciones hasta el punto de que Lou Ferrigno es la voz del Hulk en Los Vengadores

3. Superman el turco

Superman a la turca

Sí, señoras y caballeros, hay un Superman turco.

Si hubo réplica española (la mencionada Supersonic Man), ¿por qué no se iba a montar una versión de El Hombre de Acero desde Estambul?

Se estrenó en 1979 y es un Superman que vuela peor y está mucho menos cachas que el original.

Pero tiene lo que hay que tener: desverguenza.

4. Spiderman, versión años 70

Spiderman liándose a puñetazos

El traje de Spiderman en su versión setentera le quedaba grande a su usuario. Pero he ahí la primera adaptación al cine del cómic de la Marvel.

'El hombre araña' se estreno en 1977 y al público le dejó bastante indiferente.

No había en el reparto ni una sola estrella y acabó estrenándose en cines de barrio.

Pero como primer intento tenía su gracia.

5. Ultraman

Soy Ultraman

Igual que Godzilla y otros monstruos llegó este superhéroe del lejanísimo Japón.

Pero llegó tarde. 

Ultraman se estrenó en Japón en los 60 y llegó a España en los 90.

TVE hizo este regalito a los niños: un superhéroe raro, medio robot medio extraterrestre.

Bizarro donde los haya.

6. El Capitán América también versión turca

Capitán América filipino & Co.

Vaya con los turcos. No sólo El expreso de medianoche ha inspirado ese país sino que tiene sus particulares versiones locales de superhéroes de la Marvel y DC.

Hay Superman turco y hay Capitán América de la misma nacionalidad.

Y en esta peli te dan tres superhéroes por el precio de uno: el mencionado Capitán América, Santo (una especie de luchador mexicano) y El Hombre Araña.

Y una maciza insinuante como elemento añadido.

Cómo son estos turcos.

7. El gran héroe americano

El gran héroe americano

En realidad, el favorito de los niños que vieron esta serie de los 80 era Robert Culp, actor que interpretaba a Bill Maxwell ("Bill Maxwell, FBI"​ anunciaba capítulo tras capítulo) pero el rizos con pijama y capa también tenía su aquel.

El gran héroe americano tenía como superhéroe a William Katt, científico al que el azar otorga superpoderes que no sabe controlar. William Katt había salido en El gran miércoles, la gran peli del surf que dirigió John Milius, y en la terrorífica Carrie.

La parodia tenía un punto irónico y autorreferencial en los primeros capítulos (jugando con la interesante idea argumental de cómo es el día a día de un superhéroe -¿también bajan la basura?-) pero en seguida se convirtió en una serie de aventuras bastante convencional. Duró tres temporadas.

La canción de la serie, Believe it or not de Joey Scarbury, forma parte de la gran banda sonora de la tele junto a temas como el de Cheers, Las chicas de oro o Friends.

Ver resumen Ocultar resumen

El director de moda tiene claras sus preferencias pasadas y futuras en el cine

Ver resumen Ocultar resumen

Celebrities implicadas en las acusaciones al productor, no han ocultado su alegría en Twitter

Páginas