7 personajes que iban a ser cortos y se convirtieron en historia de la tele

Una serie puede funcionar por muchas razones. Hay veces que el éxito se ve venir de lejos. Con un vistazo al guion, ya se observa que es una apuesta novedosa y tan potente como para cautivar a la audiciencia. 

Tener unos personajes trabajados, con carisma y que llegen al espectador suele ser garantía de triunfo, y de que con ello se aguantará mucho tiempo en antena. 

Pero hay veces que algunos personajes, que acaban ascendiendo al olimpo televisivo y pasando a formar parte alguna de las mejores series de los últimos 20 años no estaban previstos que duraran algo más que unos cuantos capítulos. 

De episódicos pasaron a ser protagonistas y en algunos casos a protagonizar después algún spin off que tuvo más éxito que la original.

Jesse Pinkman (Breaking Bad)

El ex alumno de Walter White en el instituto fue la clave que llevó al profesor de química a convertirse, después, en un narcotraficante, sin más intenciones que en ser el tipo más respetado en el mundo de la droga. 

La intención de Vince Gilligan era que Pinkman muriera en el noveno capítulo de la primera temporada. Lo mataría un narcotraficante; lo cual daría a pie a que Heisenberg buscara vengarse y sacara su lado más despiadado. Pero no fue así, gracias al gran trabajo de Aaron Paul. Les gustó tanto que continuó hasta el final y ahora, incluso, estarían dispuestos a hacerle una ficción sólo para él. 

Frasier Crane (Cheers)

Frasier era uno de los parroquianos habituales de Cheers (quizá uno de los bares más populares de la historia de la tele) y allí mostraba toda su ironía e inteligencia. El psiquiatra a veces chocaba con el estilo del resto de los habituales del bar. En un primer momento, la intención es que apareciera tan sólo en algunos episodios de la 3ª temporada de la serie.

Se intentaba ligar a Diana y fracasaría. Diría adiós a la serie, pero a los creadores les gustó el personaje y el trabajo de Kelsey Grammar, que se mantuvo años en Cheers y después tuvo el spin off de Frasier, ya con él en Seattle. Todo un éxito. 

Jack Shepard (Lost)

Jack era la parte racional, el cerebro de los supervivientes del avión y, pronto consiguió ser el líder del grupo. Algo que no era lo previsto inicialmente. Los guionistas tenían pensado que el personaje que encarnaba Matthew Fox fuera el primero en morir, víctima del humo de la isla. 

La cadena no dio el visto bueno a que mataran al personaje en el piloto y mando reescribirlo. Lo cual fue estupendo para Fox, pues si Jack hubiera muerto en el primer capítulo él no hubiera sido el actor elegido, sino uno con más nombre como Michael Keaton. 

Carol (The Walking Dead)

Carol en la primera temporada era un personaje anodino, muy secundario, de fondo, y que no parecía que pudiera tener mucho recorrido. Apuntaba a que los zombies se iba a dar un buen festín con ella. Por muy guerrera que sean las chicas en The Walking Dead (y lo son) Carol iba a ser eliminada en la 3ª temporada.

Pero Melissa McBride defendió con vehemencia y argumentos su puesto de trabajo y convenció a todos de que le dieran una segunda oportunidad al personaje. Visto lo visto, fue todo un acierto. 

Vincent Chase (Entourage)

Suena extraño que el personaje principal de El Séquito pudiera haber durado poco en la serie. En realidad, no es que lo hubieran eliminado pronto. En este caso veían difícil que se pudiera hacer creíble que un personaje de la tele pudiera simular ser una estrella mundial del cine.

Así que la intención de HBO, con una de las series que acabó siendo una de sus joyas, era dejar al personaje que interpretó Adrian Grenier en un segundo plano. Pero, el actor consiguió convencer a los productores de la serie y dio pie a un gran personaje. 

Steve Urkel (Cosas de casa)

Aunque muchos no lo crean, Steve Urkel no estuvo desde el inicio en Cosas de Casa; una de esas comedias de los 90 que mucha gente sigue echando de menos. Tanto que cada vez que hay reeencuentro de algunos de los actores se revolucionan las redes sociales

Pero el personaje nerd por excelencia sólo iba a aparecer en un episodio para ligar con Lisa Winslow. Gustó tanto que fue imposible no contar con él. La serie pasó casi a ser la serie de Urkel. 

Presidente Jed Bartlet (El ala oeste de la Casa Blanca)

Martin Sheen dio vida durante varias temporadas al carismático presidente Bartlet de El ala oeste de la Casa Blanca. Aunque cuando se ficha a alguien del nivel de Sheen, que lo ha demostrado a lo largo de su carrera, la intención no puede ser eliminarle pronto. 

Así la idea original de Aaron Sorkin era que el rol de presidente estuviera más difuso, en un segundo plano y todo estuviera centrado en la oficina de presidencia con Rob Lowe como actor principal. Después se replanteó la historia y Martin Sheen dejó uno de los grandes personajes de los últimos 20 años de la tele. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Este domingo 23 de septiembre se celebraran los Emmy (a las dos de la madrugada hora española, así que quien quiera disffrutarlos tendrá que trasnochar). Y toca hacer la pertinente quiniela. Y dos son las series favoritas. Chernobyl y Juego de Tronos. Claramente.

Seguiría así Juego de Tronos​ con su trayectoria imparable y sus récords: 47 emmys ha ganado la serie basada (inicialmente) en las novelas de George R. R. Martin. 

Páginas