7 motivos por los que adorar a Frank Underwood y House of Cards

Se ha hecho esperar. Quizás demasiado. Pero, como bien dice Frank Underwood, la generosidad también es una forma de poder y los fans de la serie han sido muy generosos. Y, sobre todo, muy pacientes.

A finales de febrero, Netflix estrenó la tercera temporada de su serie fetiche, House of Cards. Y es que, a pesar de tener otros shows de éxito, como la sorprendente Orange is the New Black, la serie que protagoniza Kevin Spacey fue la primera que produjo la plataforma. Si a ello le sumamos que su éxito ha sido arrollador, a nadie le debe extrañar que sea la niña mimada de Netflix. 

Eso sí, lo es por méritos propios. Heredera en espíritu de un clásico como El Ala Oeste de la Casa Blanca, sus tramas, intrigas y luchas de poder, la han situado, en dos temporadas, entre las mejores series del momento y a sus protagonistas, Kevin Spacey y Robin Wright, como dos referentes televisivos. Además de premiados con sendos Globos de Oro. 

Presidente Underwood

Esta tercera entrega, que consta de 13 capítulos, (atención Spoilers) arrancará con Frank Underwood investido como 46º presidente de Estados Unidos. Eso sí, con una salvedad: no ha recibido un sólo voto en las urnas. Y es que Francis, el hombre que domina las cloacas de Washington como nadie, no ha dudado en pisar, traicionar, incluso matar, para llegar a la cima del mundo, la Presidencia de USA. 

Pero una cosa es llegar y otra mantenerse. Desde el Despacho Oval de la Casa Blanca, Franck Underwood controlará el mundo pero multiplicará sus enemigos ¿Será suficiente su astucia y pericia para no perder el puesto que tanto le ha costado alcanzar? La respuesta, a partir de este viernes. 

Lo que está claro es que, a pesar de lo mezquino de su personaje, Francis Underwood ha sabido ganarse al público. Sus monólogos a la cámara, en los que parece hablar directamente con el espectador, sus artimañas imposibles que al final resultan o su tándemo perfecto con Claire Underwood, son hipnóticos. No hay más que ver las ganas que tenía todo el mundo de volver a ver al clan Underwood en acción. Un claro que, en dos temporadas, ya ha dejado momentos memorables. 

Fotos: Facebook y Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

¿O tal vez usted ha olvidado aquella maravillosa comedia con alce en su cabecera? ¿Que ni siquiera la vio? Pues era una serie sobre un médico neoyorquino que acababa destinado en Cicely, una pequeña población de Alaska repleta de personajes peculiares. Porque, según descubrimos en esta ficción televisiva, Alaska es un lugar raro de Estados Unidos (al norte del norte) donde mucha gente escapa para comenzar de nuevo o practicar sus excentricidades mirando a los alces y sin que nadie les moleste.

Where everybody knows your name Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Hay series que marcan y series que hacen historia...

Ver resumen Ocultar resumen

A ver. El documental está bien. Convencional pero realizado con la excelente factura que Netflix suele garantizar. Pero lo mejor de La ciudad del miedo: Nueva York contra la mafia (documental sobre el auge y caída de la mafia en los 70 y 80, con una ciudad devastada por la inseguridad y la crisis), lo verdaderamente mejor, son las estampas de la época que nos muestra la tipología de los mafiosos, exactamente igual a la que hemos visto en películas como Uno de los nuestros o series como Los Soprano.

Páginas