7 actores que ganaron el Oscar y el Razzie (incluso el mismo año)

No falta mucho para que la gran noche del cine llegue. Sí, la alfombra roja del teatro Dolby de Los Ángeles pronto será desplegueda y por ella transitarán los nominados en la 88 edición de los Oscar. 

Una noche que suele dejar grandes momentos, que hace que Hollywood consiga vender al mundo entero su cine y que los premiados posen con la mejor de las sonrisas posibles viendo su sueño hecho realidad. 

Pero, al igual que se reconoce lo mejor del año en el séptimo arte, también los hay que afilan el colmillo, lo sacan a pasear y eligen aquello que ha sido lo peor que se ha visto en un año (estas películas bien podrían llevarse la palma)

Y en el arte de elegir a los bodrios del curso, a aquellas interpretaciones que merecen pasar al cajón de los horrores quienes se llevan la palma son los premios Golden Rapsberry que son conocidos popularmente como los Razzie o anti-Oscar (estos son los candidatos para 2016)

Hay nombres como el Adam Sandler o Ashton Kutcher que en los últimos años han sido unos habituales en estos premios. Pero los hay que han visto la gloria de los Oscar y también han sido reconocidos como lo peor del año. Actores capaces de hacer lo mejor y lo peor. Y es que como  dice el dicho hasta el mejor escribano echa un borrón.

De hecho este año, Julianne Moore, Gwyneth Paltrow y Eddie Redmayne se podría sumar a ese listado de tener lambos premios. En el caso de éste último podría vencer llevarse el Oscar y el anti-Oscar a la vez. 

Sandra Bullock

El caso de Sandra Bullock es de los más curiosos y divertidos. En el año 2010 la actriz fue la ganadora del Razzie como mejor peor actriz del año por su papel en Loca obsesión. La intérprete norteamericana se armó de valor y acudió a la ceremonia a recoger su galardón.

Lo hizo cargada de DVD de la película para que la vieran e incluso amenazó con leer el guion completo de la pellícula. Tal vez su buen humor tuviera una razón. Un día después de recoger ese premio obtuvo el Oscar a mejor actriz por su trabajo en The Blind Side. Seguro que ella se queda con el segundo. 

Roberto Begnini

El Oscar del actor italiano es uno e esos que nunca se olvidará. Sobre todo por cómo le fue concedido. La encargada de decir el ganadora era la mítica Sofía Loren, que no puso una cara como cuando conoció a Jayne Masnfield, sino que gritó aquel ya icónico Robertoooooooo

Begnini subió a recoger su Oscar por La vida es bella. Una película que además se llevó el de mejor película de habla no inglesa y la mejor banda sonora. Fue la gran noche del italiano. Eso sí, unos años después la estrella de Begnini no brilló tanto y su papel de Pinocho le valió un Razzie.

Halle Berry

La actriz que enamoró a medio mundo con su paseo por la playa en James Bond (una de esas escenas que dejan anodado a cualquier como estas otras) también se suma a la lista de intérpretes que tienen el reconomciento como peor y mejor actriz. 

En el año 2002 por su difícil papel en Monster's ball logró alzarse con el triunfo en la categoría de mejor actriz principal. Dos años después acudió a recoger su Razzie como peor actriz por Catwoman. Sí, Halle Berry fue de las que subió a recorger su premio y lo hizo, además, con su Oscar en la mano. 

Marlon Brando

Está reconocido por todo el mundo del cine como uno de los mejores actores que dio el siglo XX. Uno de esos intérpretes con talento natural, capaz de conseguir convertir en arte y en un recuerdo inolvidable un trabajo suyo. Su papel en El Padrino es uno de los que pasó a la historia y de las actuaciones mejor valoradas que valieron para ganar un Oscar

Pero en su caso, se demuestra que hasta los más grandes pueden tener un papel para olvidar. En su caso es La isla del doctor Moreau. Un filme, en el que aparece con un muy evidente aumento de peso, y que pasó con poca gloria. En su caso, siempre nos quedaremos con lo bueno que fue muchísimo. 

Charlton Heston

Otra clásico, aunque no del nivel de Brando todo sea dicho. Eso sí, uno de los tipos duros por excelencia del cine estadounidense tuvo su gran momento de gloria y que será recordado para siempre, ya que Heston fue el protagonista de una de las cintas más míticas del celuloide, Ben Hur.

Un trabajo que le sirvió en el año 1960 para recoger el premio como mejor actor. Más de 40 años después (2001) recibió un triple reconocimiento en los Razzie como peor actor de reparto por El planeta de los simios, Ricos, casados e infieles y en Como perros y gatos. 

Liza Minnelli

Otro de las grandes de la historia del cine que también tuvo que ver como uno de sus papeles era valorado como el peor del año. Aunque al igual que su madre, Judy Garland, consiguió alzarse con la estatuilla dorada como mejor actriz. Con un papel, además, mítico como fue el que dejó con Cabaret. 

Años después, a finales de los 80, la gran estrella de Liza Minnelli no estaba brillando tanto y aceptó un papel para Arthur 2: on the rocks. 

Laurence Olivier

Está considerado por muchos críticos como el mejor actor que dejó el siglo XX. Un británico que comenzó en el teatro y se conviritió en especialista en Shakespeare, hasta el punto de que fue gracias a dar vida a Hamlet obtuvo el Oscar a mejor actor en 1949. La época del Hollywood más clásico reconocía a uno de los más grandes de siempre. 

En 1982 se metió en la piel de un líder de una secta en Inchon . El jefe de la secta Moon, ambientada en Corea,era el protagonista de una cinta con tono bélico que fue un fracaso tremebundo. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Su abogada ha sido muy clara: "Tendrá suerte si este año gana 7,5 millones de dólares"

Ver resumen Ocultar resumen

Fue un cine pasoliniano pero con persecuciones de coches, crudo y con una vocación documental que se colaba por los márgenes de cada plano, en los paisajes urbanos repletos de chabolas, billares y calles sucias con pintadas pidiendo (aún) la amnistía.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha muerto Ennio Morricone, leyenda de la música cinematográfica y autor de un sinfín de bandas sonoras memorables. ¿Las recuerdas? Seguro que sí. Muchas de ellas resultan evocadoras y nos transportan a días de cine de otros tiempos, cuando disfrutábamos de una primer sesión con olor a palomitas. También puede que hayas visto en la tele alguna de las películas a las que Morricone puso música.

Cuando la banda sonora era de Ennio Morricone significaba que la música iba a poseer una importancia especial en la película.

Páginas