20 series infravaloradas que deberías estar viendo

Cierto es que la sobreexposición de series empieza a ser agobiante. De hecho, sólo esta temporada, está previsto que en Estados Unidos se estrenen más de 450 series. Una pasada. Hacen falta días de 50 horas para poder verlas todas. Y ni con ésas. Por tal motivo, es de capital importancia hacer una selección previa y no perder el tiempo con shows que terminarán por aburrirnos o decepcionarnos. 

Para ello, hemos hecho una pequeña criba con 20 de las series más infravaloradas pero que siguen cosechando buenas críticas (en la mayoría de los casos, no se puede gustar a todo el mundo). 

20. Limitless (CBS)

Basada en la película homónima, Sin Límitesestá producida por Bradley Cooper (sí, el novio de Irina Shayk) quien también aparece, modo jefe on, en varios capítulos. Cuenta la historia de Brian Finch, un casi treintañero que no sabe hacia donde va su vida hasta que le dan una pastilla de TNZ, una droga que le permite utilizar el 100% de la capacidad de su cerebro. Un clásico.

Eso sí, en esta ocasión con dosis de humor, con una trama sólida y procedimentales muy atractivos. Ah, y con Jennifer Carpenter

19. One Punch Man (Anime)

¿Qué pasa, no habéis visto nunca anime? Pues advertimos que no será el último de la lista. One Punch Man gira en torno a Saitama, un tipo tranquilo, soso y aburrido que es superhéroe por pasatiempo.

Su problema es que, tras tres años de entrenamiento y enfrentamientos, ha alcanzado tal poder que vence a sus enemigos de un sólo golpe. Sí, es un problema y sí, parece aburrida pero es absolutamente hilarante y original por momentos. Además, son capítulos de 20 minutos que se ven muy rápido. 

18. You're the worst (FX)

Que el amor, en muchos casos, es autodestructivo es un hecho. Pero ¿qué pasa cuando se juntan dos personas que son lo peor? Es el caso de Jimmy y Gretchen, quienes son repudiados por sus amigos, no pegan ni con cola y a pesar de todo, regalan al espectador una comedia romántica o no romántica, según se mire, de lo más fresca de la actual televisión.

A ver si comienza a remontar ya el sector comedia con más guilty pleasures como éste. 

17. The Fall (BBC Two)

No nos cansaremos de decir que si Dana Scully mola mucho, Stella Gibson mola todo. Lo mismo pasa con Christian Grey y Paul Spector. En ambos casos, los personajes son interpretados por Gillian Anderson y Jamie Dornan. The Fall es una huida constante de Spector, un psicópata encantador que mata a jóvenes preciosas, mientras que Stella Gibson, una mujer de bandera y con todo bien puesto, le persigue de forma implacable.

La tercera temporada nos dejó picuetos y estamos hambrientos de más. 

16. Sherlock (BBC)

Quien haya visto Sherlock se extrañará de que la incluyamos en la lista de infravaloradas pero, seamos sinceros, a que todos hemos oído a más de uno decir: no es para tanto es demasiado lenta. Y lo cierto es que estamos ante el mejor Sherlock ever, y un Watson que no le va a la zaga.

¿Ganas de ver el especial navideño en época victoriana? Todas. Pero antes, todo el mundo debería ver los nueve obras maestras, o capítulos, que tiene la serie

15. Sense8 (Netflix)

Extraña, hipnótica, envolvente... La serie de los hermanos Wachowsky es, sobre todo, original. Ocho protagonistas, de ocho puntos del planeta, pero conectados mental e inexplicablemente.

Un torrente de sensaciones para los sentidos y 10 capítulos para disfrutar de menos a más, con un Miguel Ángel Silvestre superlativo. 

14. Mr. Robot (USa Network)

No decimos que esta seriaza esté infravalorada, tan sólo no entendemos como ningún canal ha comprado los derechos de una de las sorpresas del verano.

Elliot, un hacker con problemas mentales, se une a un grupo que pretende borrar las deudas de todo el mundo y hundir la economía mundial. Rami Malek borda su papel y la historia y su forma de contarla te atrapa hasta el último minuto, donde te deja con el culo torcido. Sencillamente magistral

13. Les Revenants (Movistar+)

Su éxito fue tal en Francia que, para la segunda temporada de Les Revenants, le dieron todo el tiempo del mundo a los creadores para que ésta fuera igual de buena. Y parece que, tras tres años, lo han conseguido

Narra la curiosa historia de un pueblo francés al que vuelven, por arte de magia (o no) varios vecinos muertos reciente y no tan recientemente. La primera temporada tardó en llegar pero la segunda ha aprovechado el ruido de estos tres años. 

12. Agent Carter (ABC)

El universo Marvel sigue dando alegrías al mundo del cine y la televisión. Para el papel de Peggy Carter sonaba Emily Blunt, una apuesta segura. Tras ver a Hailey Atwell en acción, sólo podemos dar gracias a que la agenda de Blunt estuviera a tope.

Dos temporadas, 18 capítulos y una de las heroínas televisivas con más sex appeal de la actual televisión. Con permiso de Bo, el súcubo de Lost Girl, interpretado por Anna Silk

11. Crazy Ex-Girlfriend (The CW)

The CW ha dejado de ser, hace tiempo, el canal teenager que nadie toma en serio. Lleva años haciendo bien las cosas y sus dos últimas comedias han arrasado. Primero Jane The Virgin y ahora Crazy Ex-Girlfriend.

El título no engaña, Rachel Bloom deja todo, su trabajo, su vida, su casa en Nueva York, por perseguir un amor de juventud que se cruza en West Covina, California. Hay momentos de vergüenza ajena en los que apartarás la mirada. 

Sí, sabemos que el Gif es de la película el Mundo de Wayne pero, ¿hay mejor momento novia loca que éste?

10. Bloodline (Netflix)

Más de un crítico se ha atrevido a nombrarla la mejor serie de Netflix hasta el momento y eso es mucho decir. Kyle Chandler y Ben Mendelshon encabezan a la familia Rayburn, cuya estabilidad, negocio, legado y futuro se ve comprometido cuando Danny, la oveja negra de la familia, llega hasta ellos con todos sus fantasmas del pasado.

La segunda temporada llegará en 2016 y es una de las más esperadas. Y eso es mucho decir. 

9. Black Mirror (Netflix)

Al igual que Sherlock, una serie que mucha gente no entiende o ni siquiera le da una oportunidad. Baste decir que lleva dos temporadas de tres capítulos y un bestial especial navideño del año pasado.

Suficiente bagaje y calidad como para que Netflix la haya comprado y le haya concedido... ¡12 capítulos! Futuros distópicos, realidades paralelas, supuestos imposibles... ¿o no tanto? La ficción de esta serie es más real que la vida misma. Cada capítulo te golpea el estómago más fuerte que el anterior. 

8. 12 Monos (SyFy)

Otra cosa no, pero SyFy es un canal valiente y arriesgado. Cogió un peliculón, con un reparto bestial y lo adaptó a la televisión en 13 capítulos. ¿Resultado? Una de las mejores series de la temporada pasada y un final espectacular.

Eso sí, poco recorrido a nivel mediático. Es lo que tiene SyFy. A pesar de ello, las críticas son inmejorables. Viajes en el tiempo, futuros que salvar y... ¡una constante! ¿os suena? 

7. The Americans (FX)

Sus dos primeras temporadas fueron sobresalientes; la tercera ha sido matrícula de honor cum laude. La pareja de soldados del KGB infiltrada y adaptada a las costumbres norteamericanas se ha colado en el Olimpo de las mejores series de 2015 por méritos propios y apunta a seguir en lo más alto.

Keri Russell y Matthew Rhys son química en estado puro, algo que sabe aprovechar bien Joe Weisberg para escenas de lucha, amor o peleas caseras. Un espectáculo de dobles juegos donde nada es lo que parece. 

6. The Knick (Cinemax)

Steven Soderbergh en la dirección y Clive Owen delante de la cámara deberían ser motivos suficientes para ver esta obra maestra. Por si no lo son, la historia nos lleva a principios de siglo XX, donde el doctor Thackery lleva a cabo sus investigaciones y experimentos con humanos, cuyo afán científico le lleva a traspasar más de una puerta de la moral y la ética.

Casquería de la buena y escenas no aptas para estómagos sensibles. 

5. Banshee (Cinemax)

En la actualidad, pocas series son tan explícitas como Banshee. En escenas de acción, sexo, golpes, incluso en el vocabulario, Banshee va sin filtro y por eso engancha. ¿Mucho sexo? Quizá. ¿Mucha sangre? Puede. ¿Muchos golpes?

Es posible pero, sin todo ello, Banshee no sería BansheeSu cuarta y última temporada comienza en 2016 y dejará a Lucas Hood como el antihéroe más molón y fucker del momento, y a Kai Proctor como el villano más molón y fucker del momento. Dos protagonistas de altura para una serie complicada de catalogar. 

4. iZombie (The CW)

Ya hemos dicho que The CW iba en serio. Y con iZombie lo demostró. La joven Olivia muere en una fiesta en un barco, pero realmente no muere, sino que se convierte en zombie. Por suerte, encuentra trabajo como forense, donde se alimenta de los cerebros de sus clientes¿El problema? Que con el cerebro, llegan los recuerdos, incluso las manías de los fallecidos que Olivia adopta como suyas de forma temporal.

Todo ello le llevará a colaborar con la policía, a quien dice que es medium, mientras disimula su palidez y costumbres diciendo que es gótica. Si no te apetece verla tras leer esto, tienes menos sangre en las venas que la protagonista. 

3. The Inbetweeners (Channel 4)

Humor británico y teenager junto, es decir, risas aseguradas. Will, Simon, Jay y Neil son cuatro adolescentes que sólo piensan en mojar.

Eso sí, los creadores de la serie preferían humillarles a que consiguieran su objetivo. Cada capítulo es un manual de como meter la pata a cada paso que dan los protagonistas.

Momentos hilarantes en los que llorarás de risa. Muchos. Tres temporadas de seis capítulos y, para rematar la historia, una película con road trip a Grecia. Imprescindible. 

2. Death Note (Netflix)

¿Lo olvidabas? Dijimos que habría más anime. De hecho, éste es todo un clásico que Netflix ha traído a España y que es de obligado visionado.

37 capítulos que nos cuentan como Light Yagami, un alumno superdotado, empieza a aplicar justicia gracias al Death Note, un cuaderno en el que al apuntar el nombre de alguien, éste muere a los 40 segundos. La historia, más que centrarse en los demonios, que los hay, gira en torno a la ética que aplica el protagonista, al cargarse sólo a asesinos y si hace bien o no.

Además, su lucha con L, un detective privado, también superdotado, será una de las mejores que podrás ver nunca en televisión. Duelo de intelectos de mucha altura. 

1. Penny Dreadful (Showtime)

La joya por descubrir. El título evoca a una publicación de terror del siglo XIX en la que se mezclaban historias por un penique.

Y eso es lo que ofrece Penny Dreadful. De Viktor Frankesntein a Dorian Grey, de brujas a vampiros, pasando por hombres lobos. Una serie con un elevado cuidado por el detalle, ambientada en el Londres victoriano y con unas actuaciones de altura en las que sobresale una Eva Green excelsa en el papel de la totopoderosa Vanessa Ives.

Fotos: Redes Sociales

Ver resumen Ocultar resumen

¿O tal vez usted ha olvidado aquella maravillosa comedia con alce en su cabecera? ¿Que ni siquiera la vio? Pues era una serie sobre un médico neoyorquino que acababa destinado en Cicely, una pequeña población de Alaska repleta de personajes peculiares. Porque, según descubrimos en esta ficción televisiva, Alaska es un lugar raro de Estados Unidos (al norte del norte) donde mucha gente escapa para comenzar de nuevo o practicar sus excentricidades mirando a los alces y sin que nadie les moleste.

Ver resumen Ocultar resumen

Que Cuba sigue siendo material inflamable en lo político resulta evidente viendo las reacciones al estrreno en Netflix de La red avispa, una película que relata la peripecia de un grupo de espías procedentes de la irreductible isla caribeña (patria de Martí) infiltrados en los ambientes anticastristas de Miami. Se basa en un hecho real ocurrido en los años 90.

Ver resumen Ocultar resumen

Ser uno de los directores y productores ejecutivos de una de las mejores comedias del siglo XXI, Curb your enthusiasm, para que todo el mundo te acabe recordando como un maldito meme. 

Es triste, ¿verdad?

Pues es lo que le pasa a Robert B. Weide desde 2015. Ahora, en los últimos meses, su nombre y la sintonía que todo el mundo asocia con solo leer o escuchar su nombre, se ha multiplicado en Twitter. Y es que en la red se usa ese meme para cerrar vídeos vergonzantes o inesperados. 

Páginas