16 motivos por los que adoramos (y mucho) a Chris Pratt

Si alguien, en algún momento y por alguna extraña razón se preguntara, por qué es Chris Pratt el hombre de moda en Hollywood, lo suyo será responder con otra pregunta: ¿por qué no? Y es que los motivos por los que todo el mundo adora a este actorazo son innumerables. Eso sí, hemos tratado de reducirlos y quedarnos con los más destacados. Más que nada, por terminar la lista en algún momento. 

Una lista que, como no podía ser de otra manera, comienza por lo más inmediato: Jurassic World. Y es que este viernes vuelve una de las sagas más exitosas de la historia del cine y lo hace con Chris Pratt como protagonista. No podían haber elegido mejor cuidador para los dinosaurios que este jovenazo. Si es que la mitad de la gente que vaya al parque, irá a verle a él. ¿Un tyranosaurio? Se puede ver en otro momento pero Chris Pratt sólo hay uno. 

Eso sí, para llegar a ser Owen Grady en Jurassic World, Chris Pratt tuvo que ser antes el mítico Peter Quill, Star-Lord para los amigos, en Guardianes de la Galaxia. Una de las grandes sorpresas de la temporada pasada vino de la mano de Marvel y fue la perfecta carta de presentación del actor al mundo en general. Simpático, aventurero y fan de la música de los 80. Desde Arnoldd Schwarzenegger en El último gran héroe, no se venía nada igual. 

Y claro, para llegar a Star-Lord, Chris Pratt antes tuvo que pasar por Andy Dwyer en Parks & Recreation. La serie de NBC, en la que Chris iba a tener un papel puntual, acabó por coronarle como uno de los reyes de la comedia soft. Y es que su papel era romántico, bonachón e inocente, enamoró a la audiencia durante siete temporadas. Su química con Aubrey Plaza es de las que se recordará durante años. 

La dieta entre las dietas

Pero claro, quien haya visto Parks and Recreation, y luego Guardianes de la Galaxia, habrá notado una pequeña diferencia en Chris Pratt. En concreto, 40 kilos. Y efectivamente, son los que perdió para grabar el blockbuster de 2014. El actor pasó de fofisano a muy cachas... ¡en seis meses! Impresionante. La lógica dice que si ya nos gustaba de fofisano, ahora que está en su versión tronista, está para hacerle una estatua. 

Aunque si le ponemos una estatua, será por ser el marido del año y el padrazo del siglo. Por favor, ¿le habéis visto con Anna Faris? Son adorables. Llevan casados desde 2009 y siguen enamorados como el primer día. Como dos colegiales. Y desde que nació su hijo Jack, en agosto de 2012, es para comérselo. Si la perfeción existe, Chris Pratt la está rozando. No la alcanza precisamente por estar cogido. Eso sí, es envidia de la buena la que tenemos de Anna. Al menos de momento. 

Simpatía 24/7

Y si mola ver a Chris Pratt en familia, no decimos nada de sus promociones. El actor es el perfeco promotor de cualquier película. Simpático y dispuesto a todo. Y cuando decimos a todo, es a todo. Incluso siguió el rollo a un youtuber que le hizo una entrevista absolutamente hilarante. 

Aunque para hilarante, el hecho de que mantuviera una relación con su hermana. Ojocuidao, su hermana en la ficción. Sí, Chris Pratt compartió serie (Everwood) con Emily Van Camp, quien hacía de su hermana en la misma. Con eso de que el roce hace el cariño y tal, terminaron por salir durante un tiempo, cometiendo un incesto ficticio que fue bastante comentado. Al final, la cosa no pasó a mayores y Emily Van Camp, años más tarde, pudo llevar a cabo su Revenge como Emily Thorne. 

Fotos: Gtres, Twitter e Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

A propósito del estado de alarma

Ver resumen Ocultar resumen

Diego González Rivas, además de un gran cirujano, es un tipo con palabra, como ha demostrado a España en menos de un mes

El pasado mes de junio, el doctor era uno de los últimos invitados de la temporada en La Resistencia. Allí, además de hablar de lo humano, lo divino, lo científico y lo sanitario, acordó que operaría a David Broncano de su problema de sudoración con las manos, conocido como hiperhidrosis

Páginas