13 razones por las que queremos más Ministerio del Tiempo

Tve1 - Lunes a las 22:00

Cuando sólo se han emitido tres capítulos de El Ministerio del Tiempo, son muchos los que ya piden una segunda temporada. Esta serie histórico-humorística arrasa entre público y crítica, mueve una gran cantidad de espectadores y, además, arrasa en redes sociales. Ante tal tesitura, no queda otra que sumarse a las masas y pedir con fervor la renovación de la misma. Eso sí, desde Zeleb TV lo hacemos con razones de peso: 

Por sus cameos prodigiosos - Actores como Víctor Clavijo y su magistral interpretación de un divertido y mujeriego Lope de Vega; Ramón Langa y su grandioso Espínola; Hovik Keuchkerian como El Empecinado; o Miguel Rellán como agente del Ministerio en otra época han enamorado al público. Si no es suficiente, hay otras apariciones estelares pendientes, pero sobre todas ellas, el presentador de Saber y Ganar, Jordi Hurtado. ¿Hay mejor cameo que el de un inmortal en una serie de viajes en el tiempo? 

Por su rollo Men In Black (a la española) - Los jefecillos del Ministerio Irene Larra (Cayetana Guillén Cuervo) y, sobre todo, Ernesto Jiménez (Juan Gea) son la versión patria de K y M. Actitud, seriedad y cabeza alta. Les falta el bolígrafo limpia memorias aunque no lo descartamos. 

Por sus protagonistas - El atractivo Rodolfo Sancho, el camaleónico Nacho Fresneda y la exquisita Aída Folch nos engancharon desde el minuto uno de esta producción. Además, con el paso de los capítulos, el equipo gana en compenetración, dando la sensación de que siempre pueden ir a más. 

Por sus guiños culturales - Ver un capítulo de El Ministerio del Tiempo, es una forma divertida de aprender historia sin tener que recurrir a libros de dos toneladas. Ahora mucha gente conoce a Lope de Vega y a Himmler, y eso es mucho decir. 

Por su guiño a Isabel - Estamos deseando que llegue el episodio en el que los protagonistas de la serie van a la Corte de los Reyes Católicos y Rodolfo Sancho se reúna allí con Michelle Jenner, interpretando de nuevo de Isabel. No olvidaremos nunca a estos dos actores haciendo de Reyes Católicos... 

Por su Amelia Folch - La dulzura de Amelia y su belleza natural traspasa todas las épocas y nos encantan su maquillaje, peinado, atrezzo y caracterización. Todo. 

Por su Julián Martínez - No nos importaría ponernos enfermas si el miembro del SAMUR que nos va a atender va a ser Julián. 

Por su Alonso de Entrerríos - Nacho Fresneda es el héroe oficial de la serie. Un hombre de uniforme, soldado del siglo XVI. Un tipo duro, con coraje y dispuesto a solventar cualquier problema y a actuar con valor en cualquier situación. Eso sí, con un corazón que no le cabe en el pecho. Club de fans de Alonso ya. Entrerrivers para él. 

Por sus portales - ¿Quién no ha soñado con encontrar un portal con el que viajar en el tiempo? Al más puro estilo Narnia, un día nuestro ascensor hace de puerta del tiempo y en vez de llevarnos al garaje aparecemos, por ejemplo, en el suntuoso baile de máscaras que se organizó en la noche del 25 al 26 de febrero de 1745 en la Galería de los Espejos del Palacio de Versalles. Planazo. 

Por sus referencias históricas - Ver a Hitler y Franco juntos, a dos hombres del siglo XIX hablando con unos heavies en Gran Vía, sumergirnos en el cuadro de Las Meninas, ver la construcción del Acueducto de Segovia, volver a recordar el histórico doblete del Atlético de Madrid… 

Por sus autoparodias y los chistes malos de Julián - Julián se ha erigido en el graciosillo de la serie. Y lo clava. Su duelo poético/musical con Lope de Vega haciendo de Rosendo; su guiño/homenaje a Curro Jiménez o cuando les dice a los alemanes que se acostumbren a perder porque cuando llegue Luis Aragonés, ya verán, son ya historia de la televisión. Rodolfo Sancho explotando su vena humorística es bien. 

Por su TSNR (Tensión Sexual No Resuelta) - Al más puro estilo mosqueteros Amelia, Julián y Alonso forman un equipo perfecto. Eso sí, la complicidad y las miradas entre Julián y Amelia van a más. De hecho, la audiencia está desenado que salte la chispa entre ambos. ¿El problema? Que ella le lleva 200 años a Julián. 

Por supuesto - La ficción española está de dulce. Se ha quitado los complejos y ha decidido competir con las series internacionales. No sólo ha demostrado el talento que hay en España, sino que está superando las expectativas. No hay más que echar un ojo a los 12 puntos anteriores. El público quiere más. Nosotros queremos más. Y si es de esta calidad, mejor que mejor. 

Fotos: TVE

Ver resumen Ocultar resumen

¿Qué pasa si llego a los 30 y, aunque lo parezca, me doy cuenta de que no soy feliz? ¿Qué pasa si he cumplido con todos los requisitos (que me han dicho que tenía que cumplir) para ser feliz y, de repente, me doy cuenta de que hay algo que falla? Esta y otras preguntas se las hacen María (Leticia Dolera), Cristina (Celia Freijeiro) y Esther (Aixa Villagrán) en Vida perfecta, la nueva serie de Movistar + que llega con fuerza al actual panorama televisivo.

Páginas