13 momentos en los que flipamos con Regreso al Futuro

Lo último que pretendemos con este artículo es que nadie se sienta mayor. Ni mucho menos. Pero, las cosas como son, han pasado 30 años desde que se estrenara Regreso al futuro. Sí, 30 años como 30 soles de una película que marcó a toda una generación y que, al poco de estrenarse, ya era considerada de culto. Sobre todo para la productora, costó 19 millones y recaudó más de 380. Una pasada.

Pero lo bueno de Regreso al futuro, más allá del dinero, es el universo propio que supo crear a su alrededor. Elementos que con sólo ser mencionados, todo el mundo conoce. Algo que también pasa con los dos protagonistas. Marty McFly y Emmet Doc Brown son ya como de la familia. Y nos hace casi más ilusión ver una foto de ellos juntos, que encontrarnos con los primos del pueblo en Navidad. Esto es así. 

Emmet-Brown-Marty-McFly-Novia-Regreso-Futuro

Y claro, entre 30º aniversario, nostalgia, culto y demás, qué mejor forma de rendir homenaje a una de las mejores sagas ever, que recordando los elementos con los que alucinamos en las tres películas. Esos gadgets, momentos, recuerdos que nos dejaron el culo torcido. Y ojo, no son pocos. 

1. El DeLorean DMC-12

Es decir DeLorean y pensar en viajes en el tiempo. Es lo que hay. El momento en el que Doc aparece con este deportivo, fabricado en 1981, ya es historia. Y encima las puertas se abren hacia arriba. OMG. Ha sido el coche de los sueños de toda una generación, pero sólo unos pocos tienen la suerte de poseerlo.

via GIPHY

De hecho, DMC sólo fabricó 8.500 modelos, en dos años de producción. De ellos, siete se utilizaron para las tres películas. Uno de ellos se llegó a vender por 413.000 euros. Sí, más que una casa. 

2. El rastro de fuego

El DeLorean, por sí solo, molaba mucho; que viajara en el tiempo, molaba más; que dejara una estela de fuego en el asfalto, molaba todo. Dicen que el demonio está en los detalles y parece que Rober Zemeckis, director de la saga, es el auténtico Belcebú porque no dejó un detalle al azar. 

via GIPHY

3. Johnny B. Goode

Marty está en 1955, en el baile de Instituto donde deben enamorarse sus padres y de repente aparece en el escenario. Ni corto ni perezoso, se arranca con una canción que bailarán vuestros hijos y vuestros nietos. Es el mítico Johnny B. Goode, de Chuk Berry. Un Chuck Berry que también aparece en la escena, aunque de forma indirecta. Momentazo. Temazo

4. Marty vs The Ampli

¿Quién no lo ha hecho alguna vez? Conectar toda la potencia posible a un amplificador del tamaño de un ogro y hacer sonar el bajo... Eso sí, un solo acorde porque no da tiempo a más. Una película que empieza así, sólo podía ir a mejor. Y así fue. 

via GIPHY

5. Mieeeeeerda

La persecución que mal empieza, mal acaba. En el caso de Biff Tannen, todas ellas acabaron de mala manera. Eso sí, ninguna como la que termina empotrando su coche contra una camioneta llena de estiércol. Su Mieeeeerda es de los más gráficos que se recuerda en la historia del cine. Y de los más realistas. 

via GIPHY

6. Nadie... me llama... gallina

Qué facilito era picar a Marty McFly y cómo alucinamos con ese momento. Michael J. Fox (Marty), 50 kilos y poco más, enfrentándose a todo un Thoma F. Wilson (Biff) que le sacaba dos cabezas y un cuerpo. Pero claro, nadie me llama gallina...

7. Cambiaron al Marty McFly original

Sorprendentemente, el protagonista de la película fue Eric Soltz. Y no es que le cambiaran a última hora. Para nada. Zemeckis prescindió de él cuando llevaban... ¡5 semanas de rodaje! La contratación de Michael J. Fox fue la mejor decisión de su vida. La prueba es que, 30 años después, seguimos hablando de la saga. Por cierto, ¿quién es Eric Soltz?

Eric-Soltz-Emmet-Brown-Regreso-Futuro

8. BSO Back to the future

Hay canciones que dan buen rollo instantáneo y la banda sonora de Regreso al futuro es una de ellas. Escuchar unos acordes, reconocerla y venirse arriba es todo una...

9. Zapatillas autoajustables

Shut up, Jordan, estas zapatillas molan más que tus Air Max. Con todos los respetos, eso sí. Más de uno y de dos y de tres se han pasado por Nike Store para preguntar por ellas. Su gozo en un pozo. El secreto para que algo sea legendario, es evitar que se convierta en mainstream. Bien hecho, en este caso, pues sólo han sacado ediciones limitadas. 

via GIPHY

10. El tiburón 3D

Sí, el 3D era aún un sueño en 1985, pero para Zemeckis era una realidad latente. ¿Alguien se imagina ir al cine y que te zampe el tiburón de Spielberg antes de entrar por la puerta? Pues él lo hizo. 

via GIPHY

11. El patín volador

Lo mejor de este patín es que hay proyecto para sacarlo adelante. Que se comercialice es aún una utopía, pero más cercano de lo que pueda parecer, como muestra este vídeo. ¿Cuántos queremos un patín volador para Navidad?

12. El condensador de fluzo

Para empezar, nos ha costado años aprender el nombre de este aparato. Flufo, fulfo, fludo... Imposible acertar a la primera. Lo que estaba claro es que sin él no había viajes en el tiempo y sin viajes en el tiempo, estábamos jodi***. El condensador de fluzo era clave.

Condensador-Fluzo-Regreso-Futuro

13. El momento rayo...

Si no se te han puesto los pelos de punta con esta escena, es que no tienes sangre en las venas... ¡Qué momento! Mejor verlo...

via GIPHY

Fotos, vídeos y GIFs: Redes Sociales, Youtube y Giphy

Ver resumen Ocultar resumen

Lo dicho por Pedro Sánchez en su entrevista con Ferreras en laSexta se ha convertido en uno de los temas centrales de la jornada. Muchos son los comentarios a favor y en contra de las declaraciones del líder socialista entre los que destaca uno (vía Twitter): el de Miguel Lago.

Ver resumen Ocultar resumen

Luis Tosar, Pilar Castro, Ernesto Alterio, Quim Gutiérrez, Belén Cuesta y Macarena García

Ver resumen Ocultar resumen

Porque hay vida más allá de Juego de Tronos, Kit Harington (el inolvidable Jon Nieve de la mítica serie de HBO) ya tiene nuevo proyecto entre manos. Se trata de una de las películas más esperadas de la temporada, Los Eternos, película que llegará de manos de Marvel y que, en 2020, se perfila como una de las bazas seguras de la compañía para reventar la taquilla.

Páginas