10 películas que (tal vez) no recordabas de Antonio Banderas

Desde 1982, cuando debutara en el mundo del cine con Laberinto de Pasionesno ha parado de trabajar. Antonio Banderas personaliza la perfecta dicotomía para trabajar en Hollywood durante mucho tiempo: jornalero y estrella. Lo primero, porque es currante como pocos; lo segundo, porque es uno de los actores más queridos y respetados de la industria. 

34 años rodando sin parar, han derivado en una filmografía de 90 películas. Sí. Antonio Banderas está a cinco años de ser centenario, cinematográficamente hablando. Palabras mayores. No ha entrado en los 40 actores más guapos de la historia del cine, pero sí va a entrar en los más prolíficos. 

Por tal motivo, repasar su carrera es más complicado que hacer un sudoku de 10.000 casillas. Es más, muchas de sus películas (es cuestión matemática), no sólo no tuvieron el éxito esperado, sino que además cayeron en el mayor de los ostracismos. Precisamente ésas son las que vamos a recordar. 

Bajarse al Moro (1989)

La película de Fernando Colomo lo tiene todo: mucha guasa, situaciones inverosímiles, amoríos, traiciones, desnudos a mansalva y, como no podía ser de otra manera, un puñado de actorazos españoles que ya quisiera Hollywoos para sí. Entre ellos, un Antonio Banderas que aún no llegaba a la treintena y que era guapo a rabiar.  

La casa de los espíritus (1993)

¿Recordabas que Antonio Banderas fue el amor de Winona Ryder cuando toda una generación amaba a esta actriz? Pues sí. Ellos eran Pedro y Blanca, protagonistas de un amor imposible, prohibido por el padre de ella, Esteban (Jeremy Irons). La cosa acabó como el rosario de la Aurora. Y no hablamos de la trama, que también, sino de la taquilla. 25 millones de presupuesto y seis de recaudación. Mal negocio. 

De amor y de sombra (1994)

Cruel retrato de la dictadura de Pinochet, suavizado con el tamiz de una historia de amor entre Banderas y Jennifer Connelly, convertida en obscuro objeto de deseo desde que rodara El Laberintodiez años antes. Basada, como La Casa de los Espíritus, en un libro de Isabel Allende. Ni que decir tiene que la novela está mejor que la película. 

Entrevista con el vampiro (1994)

Cierto es que poca gente ha podido olvidar al intrigante Armand en Entrevista con el vampiro. Compartió rodaje y look hortera con Tom Cruise y Brad Pitt (quien hasta ese momento había hecho más anuncios que películas) en una película con más tensión sexual no resuelta entre los protagonistas, de la que ellos mismos podrían esperar. Por lo que pudo ser y no fue, no son pocos quienes han hecho por olvidarla. 

Nunca hables con extraños (1995)

Vaya por delante que Banderas era Tony Ramírez en esta película. Pero claro, cuando seduces a toda una Rebecca de Mornay, haces que muerda tus nalgas y éstas se convierten en tendencia en Hollywood, pues como que la cosa toma un cáriz respetable. Eso sí, la película es flojita, flojita, pero convirtió al actor malagueño en un mito erótico en Hollywood. Palabras mayores. 

Asesinos (1995)

Antonio Banderas era un asesino profesional sin escrúpulos y Sylvester Stallone un asesino profesional con escrúpulos. Ambos acaban encontrándose con un objetivo común: matarse uno a otro. Años más tarde, Richard Donner reconoció que debería haber invertido los papeles y que el actor español fuera el héroe de la cinta. Seguro que así nos acordábamos más de su película. 

Pecado Original (2001)

Si Banderas arrancó los 90 con Winona Ryder como pareja cinematográfica, en los 2000 subió la apuesta con la mujer más deseada de Hollywood: Angelina Jolie (de aquello época datan algunos de sus fotos íntimas publicadas hace unos meses). Su relación de mentiras, alto voltaje, dinero, traición y una química brutal, hizo subir la temperatura en muchos cines. Luis y Julia eran pura dinamita en pantalla. 

Ballistic: Ecks vs Sever (2002)

Con un 3,6 en iMDB no se llega muy lejos. Si además, la película cuesta 70 millones y sólo recupera 20, es que todo ha ido fatal. ¿Qué pasó? Que Luci Liu y Antonio Banderas no son suficientes si el guión no da algo más. Y no lo daba. Policías, nanobots, secuestros, política, mafia china... Esta peli ya la hemos visto. Bueno, ésta no

Érase una vez en México (2003)

Si en una película te llamas El Mariachi, no te va a quedar otra que cantar. El personaje de Banderas, un asesino a sueldo reclutado por la CIA, mola todo. Su pelo, su rollo, su actitud... Perfecto protagonista. Eso sí, por encima de todo, un artista como la copa de un pino. 

Déjate Llevar (2006)

Pierre Dulaine o uno de los papeles más sensuales que ha protagonizado Antonio Banderas. Educado, elegante, guapo a rabiar y, sobre todo, generoso y bailarín. El profesor de baile que todo alumno quisiera tener, con escenas de danza de alto voltaje. Además, esta película nos presentó a toda una Jenna Dewan jovencísima y preciosa. 

Fotos y vídeo: Tumblr y Reddit

Ver resumen Ocultar resumen

Desde que Paramount anunció Sonic, la película, las redes sociales ardieron en un sinfín de memes. A esto hay que añadirle que las primeras imágenes que se vieron del erizo no ayudaron nada e hicieron que todavía más gente pensara que esto iba a ser todo un desastre

Al parecer, todo esto hizo que la productora decidiera atrasar el estreno de la película (casi un año) y volver a diseñar al protagonista para hacerlo más fiel a la imagen que tienen los fans de él.

Ver resumen Ocultar resumen

Con respecto al nuevo Batman, en el mundo sólo hay dos posturas: a favor de Robert Pattinson o en contra. Luego están quienes les da absolutamente igual el asunto, pero esos no entran en estadística. 

Pues bien, si por el mero nombramiento de Robert Pattinson como nuevo Bruce Wayne, ya hubo un debate enconado en redes sociales, ahora que se ha podido ver al actor metido en el personaje y con el traje de Batman, el asunto sólo ha ido a mayores. 

Páginas