10 películas nefastas que has de ver antes de morir

Una película es buena o mala en función del gusto y criterio de quien la ve. Ese es un consenso al que se ha llegado, aunque es cierto que hay filmes que para un grupo amplio son unas impresicndibles. De hecho, sólo basta con teclear en Google 'lista de las mejores pelis' para que aparezca toda una batería de cintas que toda persona interesada, aunque sean un poco, en el séptimo arte ha de ver. 

Se votan, se clasifican por géneros, se valora la actuación de los actores, la iluminación; los planos, el guión o la dirección. Todo es mensurable y valorable. Y a todo se le puede sacar punta; y con todo se puede llegar a disfrutar. Sea como fuere al final, más o menos, se llega a un consenso sobre qué películas son imprescndibles de ser vistas. El Padrino, Cadena perpetua y alguna más siempre están ahí. 

Pero también hay que hablar de aquellas pelis que son casi un atentado al mundo del cine, pero que todo cinéfilo ha de ver antes de morir. Aunque sea para comparar. 

¿Acaso alguien debería perderse la adaptación de uno de los videojuegos más exitosos de los90? Si al juego (Street fighter) sumamos la capacidad interpretativa de Van Damme sólo puede quedar algo para los anales. 

Los super héroes hacen super pelis chorras 

Y siguiendo en el mundo de las adaptaciones, sería un pecado no ver cómo se perpetró Super Mario Bros. De hecho, aún sigue siendo un misterio cóm Denis Hopper se prestó a hacer dicho filme. 

Pero no sólo las películas que tienen a las consolas como referencia iban a dejar grandes perlas, sino que aquelllas que adaptan dibujos también. Y es que la versión para el cine de Bola de Dragón -pese a contar con 100 millones de presupuesto-  Dragonball Evolution fue un fiasco tal que ni los fans más acérrimos consiguieron defenderla.

Aunque si hay un imprescindible es Menudo Santa Claus. Aquí la traducción le hace perder matices, pues en inglés es Santa with Muscles y la estrella es Hulk Hogan. ¿Hay alguien que dude que está ante una joya?

Pero si no pueden faltar los actores de acción, tampoco pueden hacerlo las celebrities que intentan llegarnos al corazón con películas romanticonas. Y ahí, la diva es Paris Hilton que quiso hacer carrera en el cine, y allá por mediados de la década pasada se mostró como universitaria en la incalificable Pledge This y  como la guapa frente a la fea en The Hottie and the nottie (se tradujo como La Bella y la bestia para desgracia de Disney). 

Paris Hilton clama por su Oscar 

No sólo de Paris puede vivir el hombre, y a veces los superhéores tienen que salvarnos. También en las salas de cine. Aunque hay algunos que debieran de habérselo pensado antes de hacer semejantes películas como Batman y Robin. Y eso que tenía a George Clooney o Arnold Schwarzengger como reclamo. Pero no funcionó mucho.  Al igual que tampoco fue muy buena idea Los superbabies 2, ya que unos bebés con super poderes no es que sea un argumento muy atractivo. 

Y luego están esas películas que sólo pueden estar  en la mente de alguien que tuvo una noche de fiesta excesiva como fue con Double Team. Y es que juntar en un mismo casting a Dennis Rodman, Van Damme y Miky Rourke no puede ser sinónimo de éxito. Casi tan genial como Mortal Kombat: aniquilación. Otra joya en la que los golpes llenan el guión 

Fotos: Redes sociales