10 parejas de actores que se llevaban a matar fuera de rodaje

A pesar de ser grandes actores y actrices la falta de complicidad, de comunicación y de química puede hacer que la película no llegue a conquistar tampoco a los espectadores. Algunas de las más sonadas son: Johnny Depp y Angelina Jolie, Ben Affleck y Jennifer López, Tommy Lee Jones y Jim Carrey, George Takei y William Shatner, Nick Nolte y Julia Roberts, Harrison Ford y Josh Hartnett, Idris Elba y Beyoncé, Rachel McAdams y Ryan Gosling, James Franco y Tyrese Gibson, y, por último, Grace Jones y Roger Moore.

Del amor al odio hay un paso

Johnny Depp y Angelina Jolie fueron los protagonistas de The Tourist. Comenzaron rodando las primeras escenas de la película con mucha química, tanto que corrió el rumor de que entre ellos pudiera haber algo más, sobre todo por los celos de sus correspondientes parejas, Vanessa Paradis y Brad Pitt. Pero, nada más lejos de la realidad. Según se sucedía la grabación la simpatía entre ellos fue decayendo. De hecho, el de Piratas del Caribe llegó a decir de Angelina que es nerviosa y egocéntrica y ella aseguraba que su compañero prefería la fiesta al trabajo, y que no se tomaba en serio el rodaje.

Ben Affleck y Jennifer López trabajaron juntos en Jersey Girl. A pesar de haber tenido un noviazgo muy mediático en la vida real, la pareja no funcionó. Esto afectó a la película que tuvo una recaudación en taquilla muy baja y recibió muchos comentarios negativos.

Tommy Lee Jones y Jim Carrey. Aunque Dos Caras y Enigma se llevaran bastante bien en Batman Forever sus dos actores no se tragaban. Parece ser que este odio irracional venía del año anterior en el que ambos actores se enfrentaron en taquilla. Dos Tontos muy Tontos, protagonizada por Carrey, consiguió recaudar 247 millones de dólares, mientras que Ty Cobb de Lee Jones sólo recibió un millón.

Problemas trekis

George Takei y William Shatner, trabajaron juntos en Star Trek y no fueron los mejores compañeros de reparto que podrían tener el uno y el otro. Nunca se entendieron entre ellos.

Nick Nolte y Julia Roberts. Estuvieron juntos en Me gustan los Líos y sí que les gustan, sí, porque Roberts, ni corta ni perezosa contó que Nolte era muy simpático pero también muy desagradable porque se esfuerza en repeler a la gente. Él, por su parte, aseguró que Julia Roberts nunca había sido amable.

Harrison Ford y Josh Hartnett, no se dirigieron la palabra en el set de rodaje de la cinta de acción Hollywood: Departamento de Homicidios.

Idris Elba y Beyoncé, eran matrimonio en la película Obsesionada de 2009. Imposible que estos dos actores pudieran ser pareja en la vida real y es que entre ellos no hay feeling ninguno.

Rachel McAdams y Ryan Gosling. Trabajaron juntos en El Diario de Noa, una de las películas de amor por excelencia. Durante la grabación de la película ambos chocaron, incluso llegaron a gritarse, pero como los que se pelean se desean, después vivieron un apasionado romance en la vida real.

James Franco y Tyrese Gibson. Se comenta que en Annapolis, Franco llevó su personaje hasta tal extremo que los combates de boxeo de la película terminaron siendo reales.

Grace Jones y Roger Moore. Falta de química absoluta entre esta pareja en James Bond y es que por mucho que gustara este 007 era demasiado mayor para estar con Grace Jones.

En todos sitios cuecen habas y en Hollywood no es todo de color de rosa. Las enemistades y las discusiones también surgen en la meca del cine.

Fotos: Twitter y Facebook.

Ver resumen Ocultar resumen

El chef acudió al rescate del local en 2016

Ver resumen Ocultar resumen

Decía el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que el futuro de España pasaba por aumentar el índice de natalidad (al menos para garantizar las pensiones, lo decía durante el (soporífero) debate electoral de RTVE) y en Twitter encontraba la respuesta de Marta Flich.

Ver resumen Ocultar resumen

Fue una colección de monólogos y cuando la cosa se calentaba ahí estaba Xabier Fortes para cortar el rollo pese a que pidiera a los candidatos que (con la debida educación) "se perdieran el respeto", como si animase a los recién llegados a un club de intercambio de parejas. Pero no pasó nada. A los cuatro asistentes a la contienda se les percibía atenazados por el miedo a errar así que practicaron el tranquiler ese que anuncian en la radio con estruendo de sonoros ronquidos.

Páginas