10 extras robaescenas que pasaron a la historia del cine

De sobra conocidos son los photobombs. Sí, esas fotos en la que, in extremis, alguien se cuela y estropea la foto. Algo que puede ocurrir a proprósito o de forma totalmente inconsciente. Es más, en el noble arte del Photobomb, hay actores que son auténticos maestros, ¿verdad, Benedict Cumberbatch?

Eso sí, una cosa es estropear una foto y otra, bien distinta, hacerlo en una película. Para empezar, tienes miles de ojos, cámaras y todo tipo de dispositivos vigilando que te ciñas al guión y no improvisesEs más, hay directores que no tienen problema en repetir una toma 100 veces, hasta que estén contentos con ellas. 

cumberbatch-photobomb

Ésa es la primera. Pero es que luego, tenemos el proceso de postproducción, en el que los efectos digitales pueden cargarse al más pintado. Cambiarle por un palo de la luz, por otra persona o, directamente, borrarle del filme como si nunca hubiera existido. La pregunta es, ¿dejarían algunos directores a algunos de estos extras robaescenas a propósito para ganar en publicidad? Puede ser. 

De extras a mitos

Lo que está claro es que algunos extras nos han dejado momentos míticos. Algunos consciente de ello y otros, por desgracia para ellos, de forma completamente inesperada. Los amigos de Moviepilot han hecho un espectacular montaje con 10 de los mejores robaescenas ever. 

extra-stormtrooper

Y cuando hablamos de quienes lo hicieron de forma inconsciente, el primero que nos viene a la cabeza es, quizá, el más reconocido de la historia. Sí, hablamos del Stormtrooper que si no hubiera llevado casco, se habría dejado la cabeza contra la puerta de la Estrella de la Muerte. Cómo será la cosa, que en el nuevo videojuego de la saga Star Wars, le han rendido un merecido reconocimiento.  

Aunque si ese golpe duele, qué decir del que se llevó una joven extra en la que pudiera haber sido su debut en el cine. Hablamos de Willy Wonka y la fábrica de chocolatepero no la de Johnny Depp, sino la de 1971, la protagonizada por Gene Wilder (uno de los reyes del meme de Internet, junto a Caaarl) En ella, el personaje de Candy-Man, al intentar abrir la barra, golpea la barbilla de una niña. Sí, la barbilla, con lo que duele. Un golpe que puede llegar a los dientes con facilidad. 

extra-robaescena-willy-wonka

Pues bien, la joven, impertérrita, profesional, prosigue con la escena como si nada. Una auténtica espartana. ¿Cómo quitar la escena, una vez que casi se deja la barbilla la jovencita? Pues el director, Mel Stuart, dejó la secuencia y la niña pasó a la historia por su golpe endulzado. 

Mejor robaescenass ever

Y si lo de esta moza fue completamente involuntario, lo del pequeñajo que la lía en Regreso al Futuro III no tiene nombre. Bueno sí, el Dios de los robaescenas. No sólo tiene una cara de cabr** que no puede con ella, sino que su gesto puede suponer la mayor troleada que se ha hecho a un cámara en la historia de Hollywood. 

El jovenzuelo organiza su fechoría en dos fases. La primera, seduce a la cámara, llamándola con su dedo índice, diciendo que se acerque a él. Segunda fase, la más crítica, el muy criminal se señala lo que nunca debe señalarse en Hollywood. Lo que viene a ser el amo de los robaescenas. Una pasada. Un auténtico valiente. 

Extras-robaescenas-regreso-futuro

Ni son todos los que están, ni están todos los que son. Pero estos 10 robaescenas, con los comentados incluidos, ya son historia de Hollywood y los extras a superar. Complicada misión. 

Fotos y vídeo: Redes Sociales y Moviepilot

Ver resumen Ocultar resumen

Primer adelanto de Yo soy Dolemite, la nueva película protagonizada por Eddie Murphy.

Ver resumen Ocultar resumen

Que dure el verano pero, por favor, que acabe la sequía de estrenos realmente decentes que aqueja a la programación cinematográfica estival. Y menos mal que ha habido dos estrenos fabulosos para endulzar el verano: Once Upon Time In Hollywood y La virgen de agosto (una de cal y una de arena, pero ambas eminentemente cinéfilas, cada cual a su modo, Tarantino y Jonás Trueba, dos maestros).

Bueno, el caso es que en otoño vienen algunos estrenos que pueden resultar interesantes.

¿Para tirar cohetes?

Veremos

Juzgue cada cual.

Ver resumen Ocultar resumen

Sólo un jodido genio puede inaugurar su filmografía con una obra como Reservoir Dogs, impactante reescritura de los códigos del noir, el cine de atracos, la ultraviolencia fílmica y los diálogos de paródica teatralidad propios de la serie B. Todo ello, en un turmix desquiciado, es el estilo Tarantino.

Páginas