10 discursos motivacionales de cine que te van a emocionar

Todo el mundo alguna vez se ha emocionado, se le ha erizdo la piel con alguno de esos discursos motivacionales que, de cuando en cuando, se disfrutan en el cine. Los hay de diversos tipos. Desde los que exaltan el nacionalismo, el luchar por una idea política, los que llaman a vencer al miedo y que triunfe la libertad, e incluso los motivacionales en el terreno deportivo

El nexo común que tienen todos esos speech es que buscan tocar el corazón de aquellos que lo escuchan. Tanto a los que van dirigidos en la película, como a los propios espectadores. Y hay que reconocer que muchas veces lo logran

El Gran Dictador

La cinta en la que  Charles Chaplin mostró su voz. Y lo hizo para hacer un alegato valiente y decidido de la defensa de los valores de la democracia, frente a la tiranía que vivía el mundo en esos días, en los que se encontraba bajo el yugo del nazismo.

Un discurso emotivo dado por el suplantador del dictador de Tomania (país ficticio que creó Chaplin) y pide luchar por el mundo de la razón. Y pide, en nombre de la democracia, que todos deben de estar unidos. Brillante y actual pese al paso de casi 80 años. 

Braveheart

En este caso es un grito en pro de la libertad, de la libertad de un país. El discurso pronunciado por Mel Gibson, embutido en la piel de William Wallace, es de los que motivan, de los que lleva luchar por una causa común. 

Con su cara pintada de azul y blanco y a lomos de su caballo preparados para la gran batalla insta a sus soldados escoceses (la mayoría labriegos)a luchar. A que piensen que les merece la pena luchar, porque si no se arrepentirán en su lecho de muerte. Uno de los más famosos e imitados discursos de la historia del cine

300

"El enemigo únicamente nos triplica en número: ¡alentador para cualquier griego! En ese día, nos despedimos del misticismo y de la tiranía, y le damos la bienvenida al futuro más esperanzador que hayamos imaginado"

Imposible no exaltarse, no imaginar a esos guerrero espartanos, acompañados de soldados griegos dispuestos a combatir frente a los persas. Y así es como finaliza una de las películas que más busca encontrar el ardor guerrero. 

El club de la lucha

Una de esas películas que ha marcado a una generación. Un Brad Pitt más seductor que nunca, sobre todo en cuanto a la personalidad que muestra siendo Tyler Durden comienza un alegato dirigido a todos los componentes de sus 'distinguido club'.

Un club que tiene como excusa la pelea, pero que va mucho más allá. En el speech de Durden hay cabida para destapar todos los desengaños, las mentiras que le han contado a una generación. Sencillo y brillante alegato

El señor de los anillos: El retorno del rey

Cuando todo parecía perdido, cuando parecía que Sauron lograría ser el amo y señor de la Tierra Media emerge Aragorn, tirando de carisma para conseguir alentar a unas decaídas tropas. 

Allí Vigo Mortensen, sabiendo que la moral está en un bajo momento, trata de elevarla y apelando al valor de los hombres y a su capacidad de luchar, de no rendirse. Ese no iba a ser el día de la derrota. Un discurso a la altura de una gran película

Un domingo cualquiera

No hace falta saber de fútbol americano (debemos de confesar que sólo vemos la Superbowl) para emocionarse con él. Con ese sentimiento de equipo al que llama Al Pacino -que borda el papel de entrenador- y que reclama la unión antes que cualquier aspecto técnico.

Un discurso que, de vez en cuando, hasta los deportistas profesionales han usado en vídeos antes de grandes competiciones.Y es que es casi imposible no salir con ganas de arrasar al rival tras escuchar ese alegato antes de una final. 

Gladiator

Una película en la que hay preponderancia de grande momentos, de exaltación del orgullo de luchar frente a las injusticias y del esplendor de Roma. Y el gran discurso por excelencia es el que pronuncia Máximo Décimo Meridio antes de la batalla crucial de Germania. 

Dispuesto a animar a sus tropas les recuerda cómo deben de comportarse en el campo de batalla. Y así les revela que "lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad". Frase redonda donde las haya y que usó Guardiola antes de la su primera final de Champions con el Barça.

V de Vendetta

La frase de las ideas son a prueba de balas le hace ya merecedor de aparecer dentro de un listado de grandes discursos del cine. V, cuya máscara ha pasado a popularizarse gracias al movimiento Anonymus y de indignados, busca alentar a todos a rebelarse contra lo establecido.

Luchar contra aquello que le crean que les han arrebatado. Es la inicio del filme, pero es sin duda uno de los mejores momentos de la cinta. 

Armageddon 

De esta película hay que destacar dos aspectos sobre el resto. Primero la banda sonora de la misma. Todo el mundo ha cantado a pleno pulmón Don't want to miss a thing como si fueran Steven Tyler. 

Y, a buen seguro, muchos recuerdan el discurso final que el presidente de Estados Unidos realiza antes de que los hombres elegidos (Bruce Willis, Ben Affleck, Steve Buscemi o Billy Bob Thornton entre ellos) pongan rumbo al espacio para acabar con el meteorito que va a destruir el planeta. 

Rocky VI

Rocky Balboa demostró ser un boxeador capaz de reponerse a cualquier golpe, de no desistir, de no caer rendido ante la adversidad. Y en la sexta entrega ya no es un púgil capaz de poder competir. 

Ahora su pelea más importante es ser padre. Demostrar a su hijo que no se ha de rendir. Un gran speech sobre la vida, en el que demuestra que se puede motivar sin necesidad de luchar por grandes conquistas más allá del día a día 

Fotos: Redes sociales

Vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

No sería el primero (ni el último) nombre propio de la política nacional en formar parte de un reality o de un talent show televisivo pero el suyo podría ser uno de los fichajes estrella de la próxima temporada de MasterChef Celebrity: Celia Villalobos.

Ver resumen Ocultar resumen

Reacciones despreciables al anuncio de la presentadora

Ver resumen Ocultar resumen

Parece que ni en cuarentena se relajan los ánimos en Todo es Mentira. Es más, con la situación de la pandemia, parece que todo el mundo está más nervioso de lo habitual, algo lógico por otro lado. 

Las cosas como son, viendo los invitados que lleva Risto Mejide al programa, pocas cosas pasan. 

Páginas