10 actores que se llevaron un pastizal... ¡por no hacer una película!

Si el Sueño Americano consiste en llegar a USA y convertirte en una de las estrellas de Hollywood mejor pagadas, ¿cómo llamaríamos a hacer lo mismo y que te paguen por no hacer una película? Aunque suene a broma, ha pasado a grandes del cine y se han llevado cantidades indecentes. Eso no pasa en la tele, aunque sí haya diferencias salariales flagrantes entre unos actores y otros

¿El motivo? Puede variar. En muchos casos, la famosa cláusula Pay or playes la causante. Es un punto de un contrato en el que el actor se asegura que el proyecto que ha firmado, se va a rodar antes de una fecha concreta. De no ser así, se llevaría el dinero pactado, que en ocasiones puede ser la totalidad de lo previsto. Así no se compromete a medio plazo, y puede aceptar otros proyectos sin hipotecar su carrera. Bien jugado. 

En otras ocasiones, la cosa es más sencilla aún. El actor o actriz contratado en principio, no termina de convencer a otro compañero con más peso en la película, al director o al productor de turno. ¿Solución? Finiquito acordado y nuevo rostro para el personaje que toque. Sí, sale caro en muchas ocasiones pero, cuando un proyecto empieza mal, lo lógico es que termine de la misma manera. 

Así las cosas, y teniendo en cuenta que Hollywood acoge tropecientos mil proyectos al año (incluso algunos que ya sospechamos que nos van a decepcionar, incluso antes de estrenarse), es normal que más de un actor haya trincado de una película, en la que su nombre ni aparece. Y aquí os dejamos los ejemplos más flagrantes llamativos. 

10. Hillary Duff - La historia de Bonnie & Clyde (2010) - 100.000 dólares

Pensar en Bonni & Clyde made in Hollywood, es pensar en Warren Beaty y Faye Dunaway huyendo de la ley, con clase, estilo y sex appeal. Pues bien, en 2010 alguien pensó en revisionar el clásico y adaptarlo a las nuevas generaciones. Y claro, una de las estrellas Disney del momento, símbolo de regenración teen, era Hillary Duff, quien había arrasado con Lizzy McGuire. Ahora arrasa en Tinder (y no es la única celebrity que usa la app para ligar)

Con lo que no contaba la productora era con que Hillary Duff, a sus 23 años en ese momento, se quedara embarazada (convirtiéndose en una madre moderna con pelo verde). Había dos opciones: esperar un año o despedirla e indemnizarla. La opción B fue la elegida. Eso sí, les costó 100.000 dólares que a la actriz le vinieron genial para pañales, potitos y una cuna que están por las nubes.

9. Bob Hoskins - Los Intocables (1987) - 200.000 dólares

El protagonista de ¿Quién engañó a Roger Rabbit?(una de nuestras pelis de animación/realidad favoritas) era el elegido para interpretar a Al Capone en Los Intocables de Elliot NessNo era la primera opción, pues Robert de Niro había sido descartado por su alto coste. Así las cosas, Brian de Palma llamó a Hoskins y éste aceptó encantado el papel. 

Pero hete aquí que la productora decidió hacer un último intento con De Niro quien, sorprendentemente, aceptó una rebaja de sus emolumentos, dando el sí al papel. Entre De Niro y Hoskins, lo tuvieron claro, Super Mario a su casa y De Niro dentro. Bob Hoskins no se fue de vacío, pues se llevó un cheque de 200.000 dólares. Días más tarde, el actor llamó a Brian de Palma y le dijo: "Brian, si alguna vez tienes otra película en la que no me quieres, sólo dame un telefonazo". Genio. Conoció al dibujo animado más sexy de la historia y se lo llevó muerto aquí. 

8. Michael Biehn - Alien 3 (1992) - Desconocido

El personaje que interpretaba Michael Biehn en Alien y Alien, El Regreso, moría al final de la segunda entrega. A pesar de ello, la productora decidió que era buena idea que su cadáver saliera en Aliens 3, y que el bicharraco saliera del interior de su cuerpo (rememorando una de las escenas más asquerosas de la historia del cine de miedo). Error. Al enterarse, el actor, amenazó con demandar a la productora por usar su imagen sin permiso. 

Ante tal panorama, la opción fue eliminar la secuencia y quitarse de problemas. Pero no quedó ahí la cosa pues, al final, decidieron incluir una foto de su personaje al principio de la película, en la secuencia en la que se estrella la nave. Las malas lenguas dicen, aunque sin cifras, que esa foto le reportó al actor más ingresos que las dos primeras películas juntas. Eso era el hype de los 90. 

7. Marlon Wayans - Batman Returns (1992) y Batman Forever (1995) - Desconocido

Marlon Wayans iba a ser el Robin de Batman Returns pero Tim Burton decidió que había demasiados personajes y no cabía uno más. El problema es que Wayans ya tenía firmado el contrato, y el compromiso para participar en una futura secuela. Dio igual, el habitual actor de comedia se fue a casa, eso sí, con los bolsillos llenos

Y en ésas que llegó Batman Forevertres años después y Marlon Wayans se hizo a la idea de meterse en las mallas de Robin. Pero, cosas de la vida, apareció un tal Chris O'Donnell y le quitó el papel (por suerte para Wayans, pues es un candidato a nuestra lista de supehéroes de pena). ¿Qué pasó? Pues que de nuevo trincó por no trabajar. ¿Cuánto? No se sabe pero, teniendo en cuenta que a Michael Keaton, sustituido por Val Kilmer en Forever, le dieron 15 millones de dólares por tampoco participar, en la nueva entrega, pensemos que no andaría muy lejos. 

6. John Carpenter - Secuelas y remakes Halloween - Desconocido (pero mucho)

En los últimos 16 años, John Carpenter, uno de los grandes maestros del cine de terror, ha dirigido dos películas. El motivo no es otro que falta de ganas. El veterano director se dedica a jugar videojuegos (es un gamer de cuidado) y a hacer música. ¿No necesita trabajar? Pues parece que no. Y tampoco lo necesita. Es lo que tiene traumatizar a varias generaciones

Tras crear los personajes de Halloween y la mítica banda sonora, cada vez que alguien hace una secuela o un remake, Carpenter recibe dinerito fresco por derechos, royalties y otros trinques varios. De hecho, el propio John Carpenter reconoce que "extiendo mi mano y me ponen un cheque en ella, por lo que no hago nada, el trabajo que he querido toda mi vida". Hay que quererle. 

5. Crispin Glover - Regreso al Futuro II - (1989) - 750.000 dólares

Que Regreso al Futuro fue un pelotazo, es un hecho. Sus protagonistas se convirtieron en mega estrellas y, claro, al llegar la secuela, cuatro años más tarde, todos querían más dinero. Eso sí, no todos iban a recibirlo. De hecho, Crispin Glover, George McFly en la película, se iba a quedar con las ganas. Flipamos con muchas cosas de la película, pero Crispin no era una de ellas

Algo lógico, si lo analizamos objetivamente, pues pedía el mismo salario... ¡que Michael J. Fox! Ojo que hablamos de la estrella de la saga. La cosa pasó a mayores, pues Crispin Glover fue despedido y la productora planteó usar prótesis para sustituirle. Como era de esperar, el actor demandó al estudio y, finalmente, aunque no salió en la secuela, se llevó 750.000 dólares de compensación. No está mal. 

4. Guy Hamilton - Superman (1978) - 1.000.000 dólares

Guy Hamilton (Goldfinger) era el elegido para dirigir la primera entrega de Superman, con Christopher Reeve, allá por 1978. El destino quiso que un cambio de localización, de Inglaterra a Roma, impidiera a Hamilton rodarla. El motivo era que el director inglés era un exiliado fiscal y no podía trabajar en Italia más de 30 días, tiempo insuficiente para terminar el rodaje. Una pena. O no tanto. 

Su sustituto, Richard Donner, convirtió a Superman en un símbolo y a Reeve en leyenda. ¿Qué habría pasado de haber sido Hamilton? Nadie lo sabe pero, visto lo visto, mejor no arriesgarse. Además, no le fue nada mal a Hamilton quien, como compensación, se llevó un millón de dólares mondo y lirondo. Ojo que hablamos de hace casi 40 años. Braguetazo en toda regla. 

3. Superman Lives (1997) - Tim Burton - 5.000.000 dólares

Las fotos que pululan por la red, con Nicolas Cage vestido de Superman y Tim Burton a su lado, no son un montaje. Esto ocurrió de verdad. Tim Burton iba a dirigir la película del superhéroe y Nicolas Cage iba a ser el nuevo Kal-El. La habríamos visto todos, y lo sabes. Pero, de repente, Warner Bros perdió la fe en un proyecto que nunca tuvo demasiado crédito. 

Un palo importante para Tim Burton quien llevaba más de un año trabajando en la película, guión, localizaciones... ¡hasta vestuario! No hubo manera. Eso sí, el director pudo curarse las penas y limpiarse las lágrimas con los 5 millones de dólares que recibió de indemnización. La pregunta es, ¿en serio valía tan poco la posibilidad de ver a Nicolas Cage, el rey de los memes locos, con capa y taparrabos rojos?

2. Renegados - Kiefer Sutherland y Julia Roberts (1991) - 3.000.000 y 7.000.000 dólares

Kiefer Sutherland y Julia Roberts eran la pareja de moda de los 90 (y no es la única de la que no te acordabas) y, claro, poder contar con ellos para un western apuntaba a pelotazo en taquilla. Pero mira tú que, antes de empezar a rodar, Julia Roberts decidió dejar plantado a su chico en el altar, para irse con uno de sus mejores amigos, Jason Patric. Auch, eso duele. Sobre todo, a la productora. 

Y es que, ante tal panorama, Kiefer Sutherland se negó en rotundo a rodar con su ya ex novia. La productora aceptó y abonó al actor tres millones de dólares por el no rodaje. Claro, sin Kiefer, la película carecía del hype celebrity de la promoción, y cancelaron el proyecto. Una cancelación que a Julia Roberts le reportó 7 millones de dólares. ¿Alguien duda por qué la llamaban La Novia de América?

1. Jack Nicholson - Batman Triumphant (1989) - 40.000.000 dólares

Para interpretar al Joker de Tim Burton, en su renovada versión de Batman, Jack Nicholson negoció un salario bajo, de 6 millones de dólares, a cambio de parte de los ingresos por taquilla y merchandising. La jugada le salió redonda, pues fue un taquillazo tremendo (411 millones de dólares), que aumentaron el salario de Nicholson hasta los 60 millones. 

Lo que nadie esperaba era que la secuela que estaba preparada de este pelotazo, Batman Triumphant, fuera cancelada antes de empezar a rodarse. Algo que no fue óbice para que Jack Nicholson cobrara por ella, a pesar de quedarse en agua de borrajas. Se estima que esta no película incrementó el patrimonio del actor en 40 millones de dólares que, sumados a los 60 que ya tenían, hacen la preciosa cifra de 100 millonazos. 

Fotos: Facebook, Reddit,  Tumblr y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

La crítica ha aplaudido como obra maestra lo último de Scorsese pero espectadoras y espectadores que se han lanzado a las tres horas y media de El irlandés discrepan. O sea, no todo el público. Hay a quienes les ha encantado la película. Pero incidamos en el asunto de las legítimas discrepancias.

Primero, hay mucha queja por la duración de la pieza ¿maestra? de Scorsese.

Tres horas y media.

Que se dice pronto.

Ver resumen Ocultar resumen

Se han conocido las nominaciones a los Goya 2020 y se han cumplido los aburridos pronósticos: Amenábar contra Almodóvar, Antonio Banderas y Penélope Cruz para darle a la gala su barniz hollywoodiense, otra vez Antonio de la Torre, etc.

Páginas