Midway: explosiones, machos en guerra y (simplemente) Roland Emmerich

Roland Emmerich vuelve a dirigir una película de acción. Retorna el realizador que recreara la mítica de invasión extraterrestre de Independence Day (1996), los desastres naturales de El día de mañana (2004) y la devastación provocada por gran monstruo de Godzilla (1998). Esta vez nos sorprende (¿gratamente?) con el género bélico, el cual ya tanteó en el año 2000 con Mel Gibson (recordemos El patriota).

Midway es una película que trata uno de los periodos históricos más importantes de la historia de la humanidad, la Segunda Guerra Mundial. Se centra especialmente en la batalla de Pearl Harbour y (obviamente) en la de Midway, tal y como el título del filme indica, siempre desde el punto de vista de los estadounidenses.

En el reparto se hallan Ed Skrein, Aaron EckhartLuke Evans, Woody Harrelson o Mandy Moore.

Midway tiene su punto si te van las explosiones como recurso cinematográfico: cada efecto especial impresiona. Resulta sorprendente estar tan cerca de algo que sucedió hace tanto tiempo. Proporciona un impresionante acercamiento a la guerra. Más o menos.

De hecho, en algunos casos, Midway recuerda al típico videojuego inmersivo en el que eres el piloto de un avión, como sería el caso del War Thunder. A nivel de efectos especiales se parece bastante a Battleship: Batalla Naval (2012) de Peter Berg, espectáculo de efectos especiales llevados a un extremo por parte de un director especializado en el género bélico. Por otro lado, la narrativa y el especial cuidado que tiene Emmerich para trasladar ese conflicto aeronaval a la gran pantalla se asemeja bastante a la sensibilidad que tiene Christopher Nolan en Dunkerque (2017). Salvando las distancias artísticas. Que son muchas.

¿Demasiado larga?

Dos horas, dieciocho minutos. Ese es el metraje.

Lo cual puede resultar abrumador.

Con el tema de las explosiones realmente se vive, dentro de una serie de limitaciones obviamente, una experiencia que durante tan prolongada duración puede acabar poniéndonos la cabeza del revés.

midway,-una-peli-de-guerra-larga

Dos horas y pico de una película en la que solo se ven aviones disparando, muertes y cosas explotando puede llegar a ser un poco fatigante. Eso sí, para evitar que esto suceda se incorporan una serie de escenas que frenan esa lo frenético del ritmo que lleva la película.

El reparto perfecto

Los actores y actrices son lo mejor de la película. Entre los más destacados encontramos a Ed SkreinWoody HarrelsonPatrick Wilson, el cantante de los Jonas Brothers Nick JonasLuke EvansDennis Quaid o Aaron Eckhart.

Un reparto lleno de estrellas de hoy y veteranos recuperados para la causa.

midway

Nuestro protagonista es Dick Best, uno de los mejores pilotos de la armada estadounidense. Ed Skrein es quien le da vida, quizás le recuerdes por su papel de villano en Deadpool (2016) o como el comandante Daario Naharis en Juego de Tronos (2013).

¿Y las mujeres?

Se entiende que la película está basada en un contexto en el que las mujeres brillan por su ausencia, pero aún así se echa en falta un mayor número de personajes femeninos de interés.

mandy-moore-en-midway

La figura femenina, como no puede ser de otra forma, se ancla en el arquetipo de mujer florero que está en casa con los niños mientras el marido se encarga de salvar al mundo en el cuerpo de defensa. En ese tipo de papeles se defienden Mandy Moore y Ellen Dubin.

De nuevo, recalcamos y recordamos la razón de esto: un momento de la historia en el que las mujeres no pintaban nada (pero tampoco es que las dejasen).

Midway puede hacerse un poco pesada debido a su densidad. Pero estamos hablando de la Segunda Guerra Mundial, tampoco podemos hacer una película de una hora y poco, hay mucho que contar en muy poco tiempo. Roland Emmerich en su onda habitual.

OLIVIA BRAVO

ADEMÁS: 7 grandes películas antibelicistas

Ver resumen Ocultar resumen

Fue el director de moda allá por el año 2000 cuando ganó cuatro premios Goya con El Bola. En su filmografía como realizador también destaca Noviembre, película de culto preferida de cierta farándula roja e irredenta, bohemia de otros tiempos. Luego está el trabajo de Achero Mañas como actor en multitud de series, películas y obras de teatro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ramón Fernández (más conocido en la industria del cine español como Tito Fernández) es uno de los grandes artesanos del celuloide celtibérico y un fabricante de taquillazos absolutamente prodigioso: de No desearás el vecino del quinto a Cuéntame pasando por Sor Ye-yé, Cateto a babor, Las aventuras de Enrique y Ana o Los ladrones van a la oficina. Todos esos títulos son cosa suya.

Ver resumen Ocultar resumen

Ahora que el modelo económico basado en el turismo de masas ha entrado en crisis como modelo debido a la infausta pandemia resulta conveniente recordar cómo dicho fenómeno fue glorificado por el franquismo. Allí empezó todo. Evidentemente, el contexto era muy distinto al actual y la población no percibía como molesta la llegada de extranjeros pero ahí ha quedado la propaganda que se coló en muchísimos títulos de los que rescata, a veces, Cine de barrio en TVE.

Páginas