Máximo Pradera, preocupado por las Elecciones, pero no las de noviembre

El que avisa no es traidor y Máximo Pradera lleva meses avisando. 

Tanto PSOE como Unidas Podemos tenían una ocasión histórica para alcanzar un acuerdo de Gobierno progresista estable durante cuatro años. 

No lo han hecho y tocará ir a votar de nuevo. 

ADEMÁS: La propuesta de arbitraje de Máximo Pradera sólo tiene un problema: el VAR

Ni siquiera lo ocurrido en las elecciones regionales y municipales en Madrid ha servido para que los dos partidos reaccionen y alcancen un acuerdo de mínimos. Habrá elecciones el 10 de noviembre. 

Ahora, eso no es lo peor. Al menos según lo ve Máximo Pradera. 

El periodista tiene clara la hoja de ruta de los próximos meses y el resultado es preocupante pero con divertidas consecuencias. 

ADEMÁS: La grosera (pero acertada) comparación de Máximo Pradera

"A mí las elecciones que me preocupan son ya las de mayo de 2020. Porque serán en mayo. En noviembre saldrá lo mismo, habrá mamoneo durante 4 o 5 meses y en mayo, otra vez elecciones. Y así para siempre".

Toda la razón, salvo en una cosa. El para siempre. Ni mucho menos será para siempre este día de la marmota electora. Como mucho, dos o tres elecciones más, las que tarde el tripartito de derechas de Madrid en alcanzar una mayoría mínima para gobernar. Ahí habrá cero problemas para alcanzar acuerdos. Y ahí será cuando vuelva la mili, el toque de queda y los crucifijos por las calles.

Foto: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Dice un sacerdote de Rhode Island, Estados Unidos, que el aborto es "una matanza de niños inocentes" y que es incluso peor que la pedofilia. Según el reverendo Richard Bucci de la Iglesia Sagrado Corazón, la pedofilia "no mata a nadie" y el aborto, por contra, "sí"

"Esto no quiere decir que el abuso no sea algo horrible", matiza el sacerdote en una entrevista concedida a NBC WJAR. Sin embargo, a su juicio, la decisión de abortar es peor que la de abusar de menores.

Ver resumen Ocultar resumen

Vaya por delante un punto importante del penalti de José Luis Martínez Almeida. 

Con el reglamento en la mano, el lanzamiento no habría sido gol, pues una vez lanzado el penalti, nadie puede tocar el balón hasta que éste no es parado por el portero o rebota en algún poste o larguero. 

Es decir, el penalti que tiró el alcalde de Madrid debió ser anulado

Ver resumen Ocultar resumen

Twitter cerró la cuenta de Bertrand Ndongo pero poco. 

Páginas