Max Pradera vs Pérez Reverte: duelo a primera sangre

"Moraleja, sin importar los años de mar que lleves maniobrando: mantén los dedos lejos de las escotas cuando esté funcionando un winche eléctrico". 

El consejo 148 de Arturo Pérez-Reverte para lobos de mar aguerridos y masculinos, ha venido con una ilustración de regalo. En este caso, una foto de la mano del escritor, tras pillarse con las escotas cuando está funcionando el winche eléctrico. 

A quién se le ocurre. 

ADEMÁS: Famosos que sufren enfermedades crónicas

¿Qué es un winche eléctrico? Gran pregunta. Por eso nunca nos pillaremos con uno. 

Lo cierto es que Arturo Pérez-Reverte ha tenido un accidente marítimo y, como no, lo ha contado a sus fieles acólitos tuiteros. Lo ha hecho mostrando las secuelas del percance. Básicamente, el dedo corazón de la mano izquierda al triple de su tamaño y lo que haya debajo de esa gasita que no pinta nada bien.

Eso sí, una gasita se antoja escasa, a menos que solo quisiera tapar la herida para no herir sensibilidades. 

Precisamente la sensibilidad no es lo que le ha herido esta publicación a Máximo Pradera. El periodista, auténtico némesis de Arturo Pérez-Reverte, no ha respetado al enemigo ni en un momento de debilidad. Es más, Max Pradera ha dado la vuelta al asunto, dibujando un escenario bien distinto al que ha presentado el escritor. 

ADEMÁS: Transformaciones polémicas de Ana Rosa Quintana

"Este hombre, con tal de hablar de él mismo y de hacer alarde de su jerga marina, hasta sería capaz de tuitear que ha pillado la chorra al subirse la bragueta". El alegato termina con una trilogía de calificativos que dedica el periodista al escritor. 

Si lo que buscaba Pérez-Reverte en alta mar era tranquilidad, no la va a encontrar ni al lado del winche eléctrico, ni en Twitter. 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Resulta habitual que a una mujer célebre se le pretenda refutar apelando a los años que ha cumplido. "Usted es una vieja" quiere ser un insulto fulminante cuando, en realidad, retrata más bien la idiotez de quien echa mano de ese tipo de expresiones. También se dirige esa refutación boba hacia algunos hombres pero, sobre todo, el mecanismo se usa para atacar a mujeres que tienen la osadía de opinar o de exhibirse como les da la real gana.

Páginas