Marhuenda explica su menor tiempo en La Sexta Noche y ve una campaña "infecta" contra Inda y él

Los fines de semana no suelen ser días para el descando del director de La Razón, Francisco Marhuenda. Y es que todos los sábados tiene una cita con la audiencia de La Sexta Noche. Allí junto a Eduardo Inda se ha convertido en un rostro habitual del programa, en una de las voces más críticas de Podemos y alguien muy criticado en redes sociales. 

Los domingos tampoco es día de relax para Marhuenda que decide montar La Marimorena en 13 TV. Ahí acudió este domingo, al programa de Carlos Cuesta para charlar sobre la actualidad política y sobre la decisión de La Sexta Noche de reducir su espacio en el programa de Atresmedia. 

marhuenda-en-13-tv

ADEMÁS: El día en que Marhuenda bailó en El Hormiguero 

Explica su menos tiempo en La Sexta Noche

El director de La Razón aclaró que no hay ningún desencuentro con el programa de La Sexta, ni con Iñaki López; sino que la dirección del programa ha dedicido que tanto él como Inda dejen de estar presentes en pantalla a partir de las 00:30 de la noche. 

El motivo es que a partir de ese instante van a optar por temas más sociales, en los que otras voces tengan cabida. Por ello, los dos periodistas abandonan antes la tertulia y se marchan dos horas antes de lo que hacían antes, cuando se mantenían hasta el final. Y así dijo: "No critico que puedan prescindir de mí. Están en su derecho, son amigos míos”. Además ve el lado positivo de marcharse antes a casa, porque dejar el plató a las 2:30 era "un palo". 

marhuenda,-un-dia-en-la-sexta-noche-

ADEMÁS: Lo más erótico de Cincuenta sombras más oscuras no es lo que te imaginas

Pero no todo iban a ser buenas palabras de Marhuenda; pues aunque no culpa a La Sexta de aparecer menos en pantalla sí que denuncia una campaña contra él y contra Eduardo Inda. De hecho, según sus palabras no es un campaña cualquiera, sino que es "infecta". Y dio algunos nombres  propios de quienes han pedido su cabeza. 

Ve una campaña contra Inda y él 

En concreto, Marhuenda acusó al economista Vincenç Navarro de pedir que les echaran. Según él fue el economista -que va en la lista de Pablo Iglesias para Vistalegre II- uno de los nombres que más clamó por su cabeza.

ADEMÁS: La encendida defensa de Iñaki López de La Sexta Noche: "nos atacan"

Quizá por ello cargó con dureza desde su cuenta de Twitter: "Otro que se ha pasado es Vincenç Navarro, que me parece una persona deleznable (q no sabe nada de economía). Y De Bobaliconis". 

Fotos: Atresmedia, 13 TV

 

Ver resumen Ocultar resumen

Tal vez ya lo hayas visto. Si no, merece la pena que eches un vistazo más abajo. Cámara que apunta al público durante una retransmisión deportiva y una parejita que se hace un selfie sonriente para luego congelar su sonrisa y mostrar unos rostros de aburrimiento absolutamente fulminantes. El selfie seguramente daba a entender que se lo estaban pasando muy bien. La secuencia captada por la cámara exhibe un aburrimiento atómico.

Es hilarante.

Eso también.

Y que viva Twitter y su viralidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Los medios de comunicación se llenan, en estos días, de opiniones a favor y en contra del acuerdo de Gobierno alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos pero hay a quien le falta el parecer de una pieza fundamental en esta historia: el de la clase trabajadora.

Lo dice Quique Peinado, colaborador de Zapeando (laSexta), asegurando a través de las redes sociales que, quizá, "molaría que los medios de comunicación diesen algún titular sobre si inquieta a la clase trabajadora el posible nuevo gobierno".

Ver resumen Ocultar resumen

Qué cosas tiene la convulsa actualidad. Las movilizaciones en Cataluña se cruzan con una celebridad chanante de nuestro ruedo ibérico. O sea, el Pequeño Nicolás (de profesión, sus cosas). Ha ido a Barcelona y en la estación de Sants se ha topado con los CDR y se ha liado un poquito.

Algún empujón, algún insulto y el Pequeño Nicolás de inmediato llamando a las televisiones para contar su caso.

Decían en los 60 que la revolución no sería televisada y nos da la impresión de que se equivocaron.

Páginas