Marhuenda anima a boicotear a la Iglesia catalana de una forma peculiar

El director de La Razón, Francisco Marhuenda, ha vuelto a dejar una de esas frases hechas para ser titular de noticia. El periodista catalán anda muy preocupado por la deriva  de su Comunidad Autónoma y teme que se acabe celebrando el referéndum por la indepedencia de Cataluña y sus ciudadadnos opten por marcharse de España. 

Eso le lleva por la calle de la amargura, pero para mayor desazón del habitual tertuliano televisivo está intención de proclamar la indepedencia está siendo secundada por la Iglesia católica catalana. 

Algunos prelados de la religión de la que es confeso devoto Marhuenda se han mostrado muy favorables a la consulta al pueblo catalán.

marhuenda-se-harta-del-clero

ADEMÁS: La tensa entrevista de Mamen Mendizabal a un sacerdote independentista

De hecho 400 sacerdotes han secundado un manifiesto en el que piden a los católicos de allí adherirse a la votación, a la reclamación de un referéndum por la independencia, por el derecho a decidir.

Una medida drástica para él

Y hasta ahí ha llegado Marhuenda, que en la tertulia matinal de Es Radio con Federico Jiménez Losantos ha mostro su malestar, su desasogiego y su desilusión con el clero. Hasta tal punto es su malestar que prefiere (casi) dar de espalda a su fe en pro de la unidad de España y la Constitución.

ADEMÁS: Marhuenda se indigna porque le llaman franquista 

Así ha animado a todos los catalanes católicos a tomar una medida contra la  Iglesia y los obispos catalanes. Una medida radical, al menos para él. No en vano, el director de La Razón ha confesado que en la próxima declaración de la Renta no marcara la casilla con la 'X' destinada a la Iglesia Católica. 

ADEMÁS: Aluvión de zascas a Marhuenda por este tuit

Algo que hará para dar una lección al clero catalán y que espera que sea secundada por todos los catalanes que profesan esta religión. Aquí Marhuenda entre Dios y patria ha elegido lo segundo. Al menos, de momento. 

 

Ver resumen Ocultar resumen

En concreto, el nombre de su descubrimiento

Ver resumen Ocultar resumen

En medio del ruído y la furia hay también buenas noticias. Pequeñas ventanas por las que se cuela la esperanza. Anabel Alonso es dada a la pelea contra el extremismo de derechas y los troles intolerantes a través de su perfil de Twitter. Pero esta vez la actriz ha preferido darnos una buena noticia. Una victoria del ecologismo (y del sentido común) sobre los intereses del ladrillo y el turismo depredador. Valdevaqueros, en Tarifa, se salva. No será urbanizada. El Tribunal Supremo ha dictado sentencia al respecto.

Y Anabel Alonso lo tuitea feliz.

Páginas