Lucía Etxebarría clama por el cierre de su cuenta de Twitter

Definitivamente, Lucía Etxebarría y las redes sociales nunca tendrán una relación normal o sana

Tras sus enganchones, desnudos y polémicas, esta vez ha llegado el cierre de su cuenta de twitter. Eso sí, el motivo no ha sido ninguna declaración fuera de tono, sino un comentario sobre un artículo escrito por el artista 'Putochinomaricón' que la red ha considerado "incitación al odio". 

Lo curioso es que esta sanción ha venido en referencia al nombre del artista. En Twitter han considerado que 'Putochinomaricón' es lo que incita al odio y, como tal, han sancionado a Lucía Etxebarría. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Twitter ha cerrado mi cuenta (Por lo visto es visible para otros. A mí no me dejan entrar) ¿La razón? Escribí un tuit sobre el artista @putochinomaricon . Y se considera que los términos put* y Maric*n constituyen una "incitación al odio" ( Lo de chino no me lo han dejado claro). Si a mí me llaman feminazi TODOS LOS DIAS no pasa nada. No, aunque viniera de Bélgica precisamente huyendo de los nazis, no es incitación al odio. Si me llaman put* boller* de mierd* TODOS LOS DIAS tampoco pasa nada. Si me llaman gorda TODOS LOS DIAS tampoco pasa nada, pese a que la gordofobia sea una de las primeras causas de acoso escolar y por ende de suicidio en España. Pero si yo hablo de un artista, incito al odio. De paso iñ, ncita al odio el periódico en el que trabajo que público es artículo. Incita al odio el Primavera Sound en el que ha participado ese artista. Incita al odio todos los locales que programan a ese artista. Todos los medios que lo han encumbrado y todas las marcas que le apoyan. y la editorial que le ha publicado el libro y la casa de discos que le ha publicado su disco. Todos invitamos al odio. Pero la señora que dice que hay que tener terapias para curar a los homosexuales resulta que es concejala. Los señores que dicen que hay que echar a los inmigrantes tienen un partido representado. Ellos no incitan al odio. En fin, que llevo 48 horas sin cuenta de Twitter por escribir sobre @putochinomaricon . Si tienes una cuenta de Twitter escribe a @twitter y pídeles que me devuelvan la cuenta, por favor. Gracias.

Una publicación compartida de Lucía Etxebarria (@lucia_etxebarria_) el

Ha sido la propia escritora quien ha contado lo sucedido en su cuenta de Instagram. 

ADEMÁS: Bárbara Goenaga deja Twitter y estos son los motivos

"Twitter ha cerrado mi cuenta. ¿La razón? Escribió un tuit sobre el artista @putochinomaricon. Y se considera que los términos put* y maric*n constituyen una invcitación al odio (lo del chino no me lo han dejado claro)".  

La queja de la escritora no se ha limitado el cierre de su cuenta, sino a lo que considera una injusticia y un trato desfavorable. 

"Si a mí me llaman feminazi todos los días, no pasa nada. Si me llaman put* boller* de mier* todos los días, tampoco pasa nada. Si me llaman gorda todos los días, tampoco pasa nada, pese a que la gordofobia sea una de las primeras causas de acoso escolar y, por, ende de suicidio en España. Pero si yo hablo de un artista, incito al odio". 

ADEMÁS: El nuevo presidente de El Salvador ordena despidos... ¡vía Twitter!

El texto que acompaña la foto es extenso y muy directo. "La señora que dice que hay que tener terapias para curar a los homosexuales resulta que es concejala. Los señores que dicen que hay que echar a los inmigrantes tienen un partido representdo. Ellos no incitan al odio", señala en clara referencia a Vox

El giro argumental llega cuando al buscar la cuenta de Lucía Etxebarría... ¡ésta ya ha sido reactivada! Y es que el artículo que presuntamente incitaba al odio era, precisamente, todo lo contrario. Un canto a la libertad en un distrito de Madrid, Usera, que va a estar regido por Vox. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Tal vez ya lo hayas visto. Si no, merece la pena que eches un vistazo más abajo. Cámara que apunta al público durante una retransmisión deportiva y una parejita que se hace un selfie sonriente para luego congelar su sonrisa y mostrar unos rostros de aburrimiento absolutamente fulminantes. El selfie seguramente daba a entender que se lo estaban pasando muy bien. La secuencia captada por la cámara exhibe un aburrimiento atómico.

Es hilarante.

Eso también.

Y que viva Twitter y su viralidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Los medios de comunicación se llenan, en estos días, de opiniones a favor y en contra del acuerdo de Gobierno alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos pero hay a quien le falta el parecer de una pieza fundamental en esta historia: el de la clase trabajadora.

Lo dice Quique Peinado, colaborador de Zapeando (laSexta), asegurando a través de las redes sociales que, quizá, "molaría que los medios de comunicación diesen algún titular sobre si inquieta a la clase trabajadora el posible nuevo gobierno".

Ver resumen Ocultar resumen

Qué cosas tiene la convulsa actualidad. Las movilizaciones en Cataluña se cruzan con una celebridad chanante de nuestro ruedo ibérico. O sea, el Pequeño Nicolás (de profesión, sus cosas). Ha ido a Barcelona y en la estación de Sants se ha topado con los CDR y se ha liado un poquito.

Algún empujón, algún insulto y el Pequeño Nicolás de inmediato llamando a las televisiones para contar su caso.

Decían en los 60 que la revolución no sería televisada y nos da la impresión de que se equivocaron.

Páginas