Lu Vargas, la vidente de 'First Dates', desnuda en Interviú

Mucha gente conoció a la vidente Lu Vargas en First Dates, el programa de citas de moda, donde acudió para ver el futuro de una pareja en ciernes. Se la jugó y acertó, pues siguen juntos y felices. Minipunto para ella. 

No obstante, Lu Vargas lleva más de dos décadas dedicada al mundo de la videncia en radio y televisión. Eso sí, hasta ahora, nadie la había visto (o sólo quien ella ha querido) como lo harán a partir de este lunes: desnuda. Y es que la vidente es la portada de esta semana de la revista Interviú. 

ADEMÁS: La espectacular portada de Cristina Rodríguez (Cámbiame), desnuda en Interviú

La vidente, además de sus dotes de adivinación, tiene un cuerpo de escándalo que ha querido compartir con todo el mundo. De paso, Lu Vargas cuenta su historia. Una historia que comienza con tan sólo tres años, cuando "vi la muerte en el rostro de mi abuela, meses antes de que falleciera". 

lu-vargas-va-a-ser-un-regalo-antes-de-navidad-para-muchos

Fue en su adolescencia, cuando la vidente se dio cuenta de su capacidad para ver "pasado, preente y futuro de las personas o para hablar con mi hermano, quien se suicidó con 33 años". 

ADEMÁS: Rebeca (GH17) se desnuda en Interviú

Desde entonces, Lu Vargas trabaja en emisoras como Radio Teletaxi Barcelona, Antena 3 o Metro FM. Desde donde, no sólo es tarotista, "sino médium, canalizadora y terapeuta del alma", sino que también desenmascara a "los charlatanes del esoterismo". Genio y figura antes de Navidad. 

Fotos: Interviú y Facebook

Ver resumen Ocultar resumen

El pastizal ha sido desvelado por María Patiño en 'Sálvame'

Ver resumen Ocultar resumen

Decía Karina, con su famoso 'Baúl de los recuerdos', que cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Uuuuhhh. Y razón no le faltaba, pero con matices. Sobre todo en lo que a televisión se refiere. 

Y nada como poner un ejemplo para reforzar esta afirmación. Un ejemplo para el que no hará falta echar la vista demasiado atrás. Tan sólo habrá que viajar a la primera décadas del siglo. Los añorados 2000. 

Páginas