¿Han encubierto estos actores los abusos de Harvey Weinstein?

Estar 30 años acosando a decenas de mujeres en Hollywood, y que nadie se entere, era imposible. Obviamente, Harvey Weinstein ha jugado con la complicidad de mucha gente en la Meca del Cine. 

De hecho, Lena Dunham ya señaló el silencio cómplice de algunos hombres de la industria quienes se mantenían callados, a pesar de la cantidad de acusaciones que sigue acumulando el productor. 

Bien, pues si Lena Dunham denunció este silencio, Sharon Waxman ha ido un paso más allá. La CEO de The Wrap, ha señalado directamente a quienes han tapado las fechorías de Harvey Weinstein durante años. Y lo ha hecho en un artículo escrito en 2004, pero que ni The Times ni The New York Times le publicaron. 

ADEMÁS: Courtney Love ya avisó de Harvey Weinstein en 2005 (y nadie le escuchó)

Ahora, 13 años más tarde, y tras las denuncias realizadas contra el poderosos productor, el artículo ha salido a la luz. 

Y lo ha hecho a lo grande. Acusando directamente a Ben Affleck, Matt Damon y Russell Crowe de ser cómplices con su silencio de los presuntos acosos constantes de Harvey Weinstein. 

Sharon Waxman comienza su relato asegurando que, por aquel entonces, pensaba que las malas artes de Harvey Weinstein se daban en Europa. El productor aprovecharía su presencia en festivales, presentaciones o reuniones para sus denunciables actividades. Es más, apunta a Fabrizio Lombardo, director en Italia de Miramax, de ser su conseguidor de mujeres en el Viejo Continente. 

Sin salir de Europa, la periodista asegura contar con el testimonio de una mujer a la que habrían pagado por pasar una noche con el productor. Ocurrió en Londres, y la víctima fue obligada a firmar un contrato de confidencialidad. 

ADEMÁS: La foto desconocida de Adriana Roslin

A pesar de tener toda esta información, Sharon Waxman no pudo publicar esta información, según afirma, por culpa de Matt Damon y Russell Crowe. La periodista asegura que "me llamaron directamente cuando trabajaba The Times y la historia desapareció. Incluso me dijeron que Harvey Weinsten había visitado la redacción en persona", recuerda. 

Recientemente, y a raíz de la publicación del artículo, Matt Damon se ha defendido de tal acusación. El actor recuerda que Harvey Weinstein le llamó para pedirle que parara la historia, alegando que era algo negativo sobre Fabrizio Lombardo. "Puedes llamar y contar cómo te fue con él, me preguntaron, y así lo hice. Nadie me obligó a hacer nada que no quisiera", afirma. 

La propia Sharon Waxman dio por válida la explicación de Matt Damon en este caso. Lo hizo a través de Twitter, asegurando que "apoyo el comunicado de Matt Damon". 

ADEMÁS: Hollywood contra las mujeres: el lado oscuro de la industria del cine

Algo más confusa ha sido la historia de Matt Damon en el asunto Weinstein. El actor y director lanzó un tuit en el que afirmaba estar "triste y enfadado porque el hombre con el que ha trabajado usara su poder para intimidad y acosar sexualmente a mujeres dudante décadas". 

Un tuit al que Rose McGowan, una de las actrices que afirma haber sido acosada por el productor, respondió de forma beligerante. "¡MALDITA SEA, LE DIJE QUE PARARA! Eso me dijiste a la cara en la rueda de prensa que dimos tras el ataque. Mientes". 

Tal y como se contó en el artículo original que destapó la oscura afición de Harvey Weinstein, Rose McGowan habría recibido 100.000 dólares en el año 1997, por no denunciar el acoso al que fue sometida durante el Festival de Sundance, por parte del productor. 

Por el momento, y a la espera de que empiecenlos juicios por las demandas contra Harvey Weinstein, el productor podría enfrentarse a penas que irían de 5 a 25 años de cárcel, según la ley de Nueva York. Si el juicio contra OJ Simpson fue el pionero en el mundo celebrity, éste no le va a ir a la zaga en relevancia y atención mediática. 

Fotos: Cordon Press

Ver resumen Ocultar resumen

Se han recrudecido las caceroladas en la calle Núñez de Balboa, sita en el madrileño barrio de Salamanca y epicentro cosmológico para una burguesía que Manuel Longares en su magnífica novela Romanticismo calificaba de "improductiva". Burguesía improductiva quizás pero con ganas de montar bronca debido a que un virus ha matado a muchos españoles y resulta que la culpa es de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El razonamiento puede que parezca de lo más churrigueresco pero si preguntan a su cuñado (o a Pablo Motos) seguro que se lo explica bien.

Ver resumen Ocultar resumen

Segundas partes nunca fueron buenas, dicen (ahí está la trilogía de El Padrino para desmentirlo), pero enmendar la plana al mismísimo George Orwell resulta de una osadía que sólo Hollywood puede exhibir. Qué caramba.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho antes de Tesis, REC y Verónica hubo otro cine de terror español que resultaba enormemente rentable en taquilla y atraía a estrellas de Hollywood a rodajes mesetarios que lo mismo se hacían en Chinchón que en los merenderos del río Alberche o la sierra de Guadarrama.

Hablamos del cine de terror que en los 70 hicieron en España pioneros como Paul Naschy, Narciso Ibáñez Serrador, Jorge Grau, Amando de Ossorio, Carlos Aured...

Ah, qué tiempos aquellos.

Veamos.

Páginas