Lo de Jordi Évole sobre la derecha y sus peleas en el debate

Quien viera el debate a cinco, podría llegar a pensar que ninguno de los políticos presentes está bien avenido con los otros. 

Y la realidad se ha demostrado ser muy distinta. 

A pesar de los continuos ataques, dardos y pullitas que se lanzaron unos a otros, hay tres candidatos que, a la hora de gobernar, cambiar los cuchillos por flores, abrazos y, de momento, Concejalías y Consejerías. Quien sabe si, en unos días, comenzarán a hablar de Ministerios. 

ADEMÁS: "Fascismo": La versión más contundente de Julia Otero contra Vox

Los integrantes del conocido como 'Trifachito' estuvieron en mayoría numérica en el debate. Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Santiago Abascal (Vox) optaron, como hicieron en campaña de las elecciones regionales y municipales, por hacer cada uno la guerra por su cuenta. 

Mientras, Pablo Iglesias (Unidas Podemos) dejaba claro que, a nivel de oratoria no tiene rival en estas lides, y que Pedro Sánchez (PSOE) se ha convertido en una versión más joven y atractiva de Mariano Rajoy. 

Pero el truco de la derecha ya es conocido. Si engañas una vez al electorado, es culpa de los políticos. Si les engañan dos veces, la culpa es de los ciudadanos. Y la senación es de que esta película ya ha sido emitida en televisión. Y no hace demasiado. 

ADEMÁS: No es broma, hay gente que piensa que Vox es extrema izquierda

Así lo quiso dejar claro Jordi Évole, en uno de los tuits virales del debate. Cortito y directo pero dejando claro que repetir estrategia puede no funcionar en esta ocasión. 

"Qué bien se pelea la derecha en los debates... y qué bien pacta luego los gobiernos". Más de 8.000 retuits y 23.000 me gusta, dejan claro que Jordi Évole no es el único que vio el truco. Ahora, que mucha más gente se lo ha vuelto a tragar y votará en masa al bloque de derechas, es un hecho. 

Spain is different. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Lecciones vendo que para mí no tengo

Ver resumen Ocultar resumen

Se cumplen cincuenta años desde que Mah Na Mah Na se convirtiera en acontecimiento pop a raiz de su irrupción en el show de Ed Sullivan. La canción más universal de los Muppets no es más que una improvisación gamberra a modo de scat, entre jazzística y surreal. Fue en1969 cuando Ed Sullivan comenzó a utilizarla en su programa y cuando se vio por primera vez el número con el que tres muñecos de trapo sedujeron al público.

Los Muppets poseen esa ternura que no caduca con el paso del tiempo.

Páginas