Lo que ponían en la tele cuando murió Franco

En cuanto murió Franco la televisión pública (y única) se puso inmediatamente a emitir himnos militares en carta de ajuste, imágenes de la capilla ardiente con miles de españolas y españoles haciendo cola en la plaza de Oriente, misas y homenajes fúnebres. Por supuesto. Pero ¿cómo era la programación televisiva de 1975?

Estaba la primera cadena y el UHF.

Y todo era TVE.

En aquel año las mañanas de los sábados podía disfrutarse de Gente joven, que era como OT pero con una tuna que salía en cada programa como fin de fiesta. Ahí actuaban aspirantes a estrellas del pop o la jota y, en su momento, salieron los mismísimos Mecano antes de ser Mecano.

Aunque la estrella de la televisión en España, en aquellos días, fue el grandísimo José María Íñigo, que lo mismo entrevistaba a una Rita Hayworth terminal y borracha que ponía a doblar cucharas a Uri Geller. Como bien se muestra en Muertos de risa (reivindicable aunque fallida comedia de Álex de la Iglesia) había dos dioses en la televisión de los 70: Íñigo y Chicho. Íñigo dirigía y presentaba Directísimo.

De series, estaba Pili, secretaria ideal (de la cual no se acuerda casi nadie) y Este señor de negro con José Luis López Vázquez e ilustraciones de Mingote en la cabecera.

Y luego estaba Alfredo Amestoy, otro astro de la televisión del cual nunca más se supo y que fue una referencia continua durante el franquismo y primera Transición. Vivir para ver era el programa que presentaba en 1975.

Otra serie que se emitió en 1975 fue El quinto jinete, con adaptaciones de relatos de terror donde te podías encontrar, por ejemplo, con la traslación a la pequeña pantalla de El gato negro de Poe y la presencia de Lola Gaos, que daba miedo siempre (véase Furtivos de José Luis Borau).

¿Y para los niños qué? Pues programas olvidadísimos como Canciones del desván o El taller de los inventos y la presencia ya para siempre y jamás de Torrebruno, que antes de cantar lo de "tigres/ leones/ todos quieren ser los campeones" triunfaba en 19756 con La guagua.

Divulgaba cosas supuestamente médicas un tan Manuel Rosado ("el doctor Rosado") que luego acabaría en las páginas de sucesos por diversos escándalos poco edificantes. Y Juan Tamariz ya comenzaba a ascender a lo más alto con Tiempo de magia, un progama de trucos muy a su estilo.

Aunque la imagen televisiva de 1975 fue una imagen para la historia: Arias Navarro musitando entre lágrimas "Franco ha muerto".

La verdad es que la televisión de entonces era tan buena o tan mala como la de ahora. De Torrebruno a Gran Hermano ha llovido mucho. ¿Hemos mejorado? Quién sabe.

ADEMÁS: El día en que Frank Sinatra escupió sobre una foto de Franco

Foto: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

El sonoro pedo que se escuchó durante la entrevista a Manuela Carmena

Ver resumen Ocultar resumen

Dardo con sorna al Ayuntamiento de Madrid

Páginas