Lo que le pasó a Samanta Villar con un jarabe, te dejará 'homeopático'

"Hace unos días me pasó algo en una farmacia que me parece escandaloso". Lo que ocurrió a continuación, te sorprenderá. 

La historia que ha contado Samanta Villar en Twitter, es la historia de muchos clientes que descubren la homeopatía sin darse cuenta. De hecho, la indignación de la periodista ha llegado por no poder elegir, no por el hecho de administrarle homeopatía a su hija, en este caso, la enferma de la historia. 

"Me hija se levantó por la mañana con una tos bestia. Lo peor no era la tos en sí, sino la frecuencia. Tosía cada 10 segundos. Imparable". 

ADEMÁS: Confesiones paternas: "Si te hubiera cambiado los pañales, mi entorno habría pensado que era gay"

En vez de ir al pediatra, Samanta Villar optó por la opción alternativa de ir a la farmacia, directamente. "Estábamos en la calle porque se celebraba un desfile de la escuela. Entré en una farmacia". Es decir, no en una farmacia conocida, sino en una que pillaba cerca, con los riesgos que esto conlleva. 

De hecho, la periodista cuenta como la farmacéutica le sacó dos jarabes pero le recomendó uno de ellos. "Confié en ella y cogí el que me recomendaba. El jarabe me costó algo más de 10 euros, precio que me pareció caro para un jarabe antitusivo, pero todavía me llamó más la atención la dosis: un tapón cada hora". 

ADEMÁS: 10 famosos que sufren una enfermedad crónica

¿Por qué le sorprendió? "Porque ningún medicamento se suele tomar tan a menudo". A pesar de las dudas, accedió a la recomendación de una desconocida. "Pagué, le di un chupito de jarabe a mi hija todavía dentro de la farmacia y salí. Al cabo de una hora repetimos dosis y al cabo de dos, también. Fue a la tercera cuando mi marido me hizo ver algo". 

Y aquí es cuando viene el giro (in) esperado: "el jarabe era homeopático". Sí, "la farmacéutica no me había alertado. Es obvio en la caja, pero ¿quién mira la caja si te lo recomienda un farmacéutico". La respuesta parece obvia, un padre al tercer chupito o cualquier a quien la dosis no le parezca razonable. 

ADEMÁS: ¡Ojo, timo! La Policía avisa del enésimo tongo con Netflix de por medio 

Eso sí, Samanta Villar reconoce que ahora "voy con cuatro ojos con el personal farmacéutico". Y es que, de haberlo sabido, "yo habría podido elegir si le daba algo a mi hija cuya eficacia no está comprobada científicamente". 

Al final, la tos se fue al día siguiente. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Helga Liné nació en Berlín en 1931, cuando la república de Weimar declinaba y Hitler comenzaba su ascenso hacia el poder absoluto en Alemania. Poco después su familia huiría del nazismo con rumbo a Lisboa, donde siendo apenas una adolescente Helga Liné comienza a trabajar en un circo, haciendo números de contorsionismo y ejerciendo de bailarina.

Helga Liné tenía 8 años cuand se lanza a actuar en una pista de circo y apenas 15 el día en que hace su primera prueba para el cine.

Ver resumen Ocultar resumen

La caja de botones de Gwendy, una novela para leer en verano (recomendación literaria de la mano de Dani Rovira).

Ver resumen Ocultar resumen

Dice Carlos Bardem a través de las redes sociales que eso de que toda opinión es respetable es una "falacia". Que la "viralización del odio que suponen las redes sociales" es algo que, inevitablemente, "exige la higiénica práctica del bloqueo: me aburres, te bloqueo".

Que si "me insultas", también te bloqueo. "¿Te ofenden por sistema mis publicaciones? No te preocupes, te bloqueo. Don`t feed trolls!"

Páginas