Lo que hacen los obispos con el dinero sacado del IRPF o historia de un tuit indignado

La Conferencia Episcopal Española cedió, tan solo, 21 de los 992 millones de euros conseguidos a través del IRPF a Cáritas durante los peores años de la crisis. Según una información publicada por Público, "a Cáritas sólo le llegó un 2,12%" de lo recibido del Estado, gracias a la asignación tributaria, entre los años 2011 y 2014.

"Durante ese periodo, el más duro de la crisis, con el desempleo y los niveles de desigualdad social disparados", cuentan desde el ya citado medio, "el resto del dinero obtenido gracias a quienes marcaron la casilla correspondiente de la declaración del IRPF fue para sufragar los gastos de funcionamiento de la diócesis, la Seguridad Social del clero, el sueldo de los obispos y la actividad pastoral desarrollada en España y en el extranjero".

Algo que ha enfadado a muchos y muchas que, a través de las redes sociales, criticaban la decisión de los obispos españoles.

Lo que dice Gorka Otxoa

¿Un ejemplo? El actor Gorka Otxoa (Fe de etarras), que después de que un tuitero (@PabloMM) afirmara que "marca la casilla de la iglesia en tu declaración de la renta para que los obispos sigan viviendo como reyes", añadía lo siguiente:

"Y para pagar a medios de comunicación independientes y con rigor como la COPE y 13TV".

Un dardo tuitero, el del actor Gorka Otxoa para los obispos y, por qué no, también para sus medios de comunicación que, según palabras del actor, de objetividad podrían ir algo escasos.

gorka-otxoa-en-una-foto-de-archivo

¿Quién será el siguiente en opinar sobre este asunto? 

Seguiremos informando.

ADEMÁS: Completa la frase de Gorka Otxoa sobre VOX: "Lo de esta gentuza es para..."

Fotos: Twitter y Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

La conocida censura parental de VOX sigue llenando horas y horas de tertulias políticas. Lo hace también en Twitter (los que apuestan por el sí y los que lo hacen por el no hacia el veto parental del partido de ultraderecha protagonizan más de un intenso debate tuitero) y hay quien, incluso, va más allá pidiendo una nueva censura parental, en este caso, no para los padres, sino para los hijos.

Páginas