Lo que ha unido de nuevo a Iñigo Errejón y Pablo Iglesias

Lo que ha unido la música, no lo separe la política. 

Pablo Iglesias e Iñigo Errejón ha ya tiempo que tomaron vías políticas separadas. 

Quienes fueran cabezas visibles del inicio de Podemos pasaron de ser la gran esperanza de la izquierda, a ser motivo de discordia, tanto en el partido, como entre sus votantes. 

ADEMÁS: Música y kalmotxo, una banda sonora aproximada

No obstante, y a pesar de la distancia, hay elementos que les siguen uniendo. En este caso, la música. Y en concreto, Iñigo Muguruza 

Tanto Pablo Iglesias como Iñigo Errejón han querido despedir en redes sociales al integrante de míticos grupos como Kortatu o Negu Gorriak

"Si escuchas esto prepara tu menta para encontrarnos en la línea del frente, salta una valla, dobla una esquina, en cualquier adoquín está la primera línea... Hasta siempre, Iñigo Muguruza", escribía el secretario general de Unidas Podemos. 

ADEMÁS: 10 canciones por las que amamos a Sabina (y tal vez no son las que piensas)

Por su parte, el portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid por algo más escueto. "DEP, Iñigo Muguruza. Un abrazo fuerte, querido, Iñigo Muguruza". 

Curioso que tenga que fallecer una leyenda de la música para que Errejón e Iglesias coincidan en algo. Es más, no ha sido la única coincidencia que han tenido. 

Además de su mensaje de despedida, ambos políticos han retuiteado un vídeo compartido por Strambotic en le que se ve al Orfeón Logroñés interpretar 'Mierda de Ciudad', una de las canciones más conocidas de Kortatu. 

Quienes piensen que aún hay posibilidades de reconciliación y de refundar Unidas Podemos como en sus orígenes, tienen en estos tuits un clavo al que agarrarse. El lado negativo es que si usamos estos tuits para medir el entendimiento, basta decir que Pedro Sánchez no ha hecho mención alguna a Iñigo Muguruza. 

Fotos: Kortatu

Ver resumen Ocultar resumen

El conocido pin parental de VOX sigue llenando horas y horas de tertulias políticas. Lo hace también en Twitter (los que apuestan por el sí y los que lo hacen por el no hacia el veto parental del partido de ultraderecha protagonizan más de un intenso debate tuitero) y hay quien, incluso, va más allá pidiendo un nuevo pin, en este caso, no para los padres, sino para los hijos.

Páginas