Lo peor no fue el pelotazo, lo peor fue que... ¡CELEBRÓ EL GOL!

Vaya por delante un punto importante del penalti de José Luis Martínez Almeida. 

Con el reglamento en la mano, el lanzamiento no habría sido gol, pues una vez lanzado el penalti, nadie puede tocar el balón hasta que éste no es parado por el portero o rebota en algún poste o larguero. 

Es decir, el penalti que tiró el alcalde de Madrid debió ser anulado

ADEMÁS: La comparación de Bono (U2) con Martínez-Almeida que no se sostiene 

Aclarado el punto normativo del asunto, ahora toca analizar el moral. Y, en este caso, está peor todavía. 

Si se analiza la situación, el asunto es dramático. Alcalde de Madrid, ideología conservadora, 44 años, provida, lo que implica estar a favor de los niños. Lanza un penalti y el balón revienta la cara a uno de estos niños que su partido y su ideología defienden. ¿Y qué hace el alcalde, además de perder un votante de por vida? ¡CELEBRA EL GOL! ¡EL ALCALDE CELEBRA EL GOL!

Un gol, recordemos, ilegal. 

ADEMÁS: Los mejores y más memorables momentos de la Selección Española

Pero es que el niño, cariacontecido y con la marca del balón en el carrillo, no recibe muestra de cariño alguna. José Luis Martínez-Almeida se va a su público con los puños en alto y celebra un gol ilegal, dejando de lado al niño agraviado, cariacontecido y sin entender qué es la adultez. 

Y sí, el alcalde de Madrid ha regalado al mundo el vídeo del año pero en el mundo del deporte el Fair Play está por encima de todo y, en este caso, Martínez-Almeida no lo ha aplicado ni de lejos. 

Es más, viendo cómo se desarrollaron los hechos, no es descabellado pensar que si alguien le dice al alcalde que el gol es ilegal, éste trate de discutirlo con futbolística vehemencia. Que te anulen el penalti es de las cosas que más puede dañar el orgullo futbolístico del alcalde

ADEMÁS: Así era Martínez Almeida en 2010

Y para quienes digan que puede que no lo viera o no se diera cuenta, tan sólo decirles que tiren un penalti y confiesen si no siguen la trayectoria del balón en todo momento. El único que no vio venir el balón fue el propio niño. 

Por cierto, huelga decirlo, pero en este tuit todo el mundo coincide en que cuando habla de estar en el mercado, lo último a lo que se refiere es al fútbol, ¿verdad? Si ha celebrado así un gol ilegal, cuesta imaginar que hará cuando... 

Fotos y vídeo: Twitter y Cadena SER

Ver resumen Ocultar resumen

En la última nómina de la mayoría de los miembros del Congreso de los Diputados no se han descontado los pluses correspondientes a dietas y desplazamientos para cuando a estos políticos españoles "les toca comer fuera de casa o viajar a otros lugares por cuestiones laborales".

Páginas