Casetes de chistes horriblemente memorables

Fueron un fenómeno de extraordinario éxito allá por los años 70 y 80 y en las gasolineras se hinchaban a vender este producto: el casete con chistes para entretener al automovilista o conductor de camiones. 

Los principales humoristas de la época grabaron su repertorio más aclamado y a los niños de la E.GB. nos hacía muchísima gracia escucharlos de vuelta a casa tras la pertinente excursión dominical porque así no había que oir el Carrusel Deportivo.

Eso sí, con el paso del tiempo resulta una experiencia traumática escuchar a Arévalo ejecutando su amplísimo catálogo de chistes vejatorios hacia los tartamudos, homosexuales, prostitutas, mujeres maltratadas, gangosos y demás seres diferentes. Con razón se queja el humorista de que hoy en día no se puede bromear con nada (véase cómo, cuando eran amigos, Bertín Osborne y el mencionado Arévalo reivindicaban su derecho a hacer "chistes de mariquitas").

Pero, sí, admitámoslo. Arévalo fue el number one de las casetes de chistes que se vendían en las estaciones de servicio y bares de barrios populares.

Arévalo, nº1

venga-chistes

Naturalmente, también Arévalo contaba chistes de andaluces y de gitanos, que eran muy aplaudidos. No recordamos exactamente si también hacía chistes de catalanes, tal vez no o muy pocos ya que le salía regularcete el acento de este territorio tan español después del 155. Sea como sea, no había tecla que Arévalo no tocase. Hasta sacó un casete con canciones donde versionaba el Pedro Navaja de Rubén Blades. Casi nada.

Eugenio y su saben aquel que diu

eugenio-a-por-todas

Hablando de incorrección política, ¿qué me dicen de un humorista que salía en la tele en horario infantil apretándose un vodka con naranja en riguroso directo y fumando tabaco negro como un descosido? Ese era Eugenio, que comenzaba sus chistes con el celebérrimo ¿el saben aquell que diu? Muy catalán, vaya usted a saber si en estos días convulsos se hubiera situado entre los famosos catalanes a favor de la independencia o a favor de que no. Sea como fuere, ahora en serio, sus casetes resultaban verdaderamente memorables, no solía ser despectivo ni grosero y su talento se apagó (sniff) demasiado pronto. Eugenio murió en 2011 de un ataque al corazón. Quedan sus cintas.

Gila, maestro de maestros

el-gran-gila

El grandísimo Gila también grabó sus casetes y muchos de ellos están grabados en su época de periplo latinoamericano y se oyen voces en mexicano aunque sus diálogos a una sola voz con el teléfono en la oreja suenan a meseta y ese absurdo celtibérico que tanto cultivó Mihura y La Codorniz. Son cintas estupendas aunque mucho más estupendo era verlo por la televisión. Gila no se acaba nunca.

Tip y Coll, otro dúo muy grande

otro-casete-glorioso

Otros que eran geniales incluso en formato casete, con sus chanzas sin sentido pero con tantísimo sentido y cantando aquello de "dame la manita, Pepe Lui". En el coche la abuela se partía de risa con Tip y Coll cada vez que la llevábamos al pueblo.

Chistes del 23F

vaya-chistecitos

En este país no nos tomamos en serio nada y el golpe de Estado que encabezó Tejero al grito de Todo el mundo al suelo inspiró chistes que luego se convirtieron en casetes. Lo curioso es que la mayoría de estos chistes, enunciados por semianalfabetos de la época, eran de lo más facha, como progolpistas o así. La misteriosa España profunda. Arévalo, que también es muy de derechas, incluyó en alguno de sus casetes chistes de este simpático subgénero.

Barragán, la edad moderna

barraganismo

Un humorista especializado en chistes guarros y de los que salía en el mítico No te rías que es peor. Pues eso: "¿Cómo etamo?". Y a disfrutar del trayecto en coche entre Almería y Torrelodones.

Casi los tiempos actuales

chistes-de-un-monton-de-gente

Y fue casi ayer cuando Genio y figura dio a conocer a Chiquito de la Calzada. También estaba Paz Padilla y otros contadores de chistes y salió a la venta el casete correspondiente. Pero esto ya es el canto del cisne. Ya nadie (sniff) compra en las gasolineras este producto tan español, tan celtibérico, tan entrañable, tan horrible. Es una pena. O no.

Fotos: Facebook, Twitter, todocoleccion.net

Ver resumen Ocultar resumen

No porque Idris Elba carezca de sexy. Entiéndase. Lidia San José hace un análisis feminista de la decisión de People de nombrar al actor afroamericano el hombre más sexy de 2018. Y se detiene en un detalle: la edad de Idris Elba.

Y compara dicha edad con la edad de las actrices a las que se encumbra por su sensualidad.

Y hay diferencias.

Notables.

Así lo explica Lidia San José.

Ver resumen Ocultar resumen

Todo el mundo opina sobre la sentencia del Tribunal Supremo que endosa a los clientes el pago de un dinero que, días antes, el Tribunal Supremo había decidido que pagase la banca. Se corrige el Supremo y habla Dani Mateo, en el ojo del huracán últimamente por su chiste de la bandera.

¿Y qué dice?

Pues no podía dejar de señalar la flagrante contradicción de muchos patriotas que se ofenden por un gag humorístico y no se molestan tanto por la maniobra del Tribunal Supremo para beneficiar a la banca.

Ver resumen Ocultar resumen

"Creo que este nuevo feminismo puede ir demasiado lejos. Claro que soy feminista, pero también creo que esta tercera ola de feminismo es aburrida. Quizá, hasta sea capaz de paralizar a los hombres". Son palabras de Pamela Anderson en el programa de televisión australiano 60 Minutes y han convertido a la actriz en el centro de todas las dianas.

Páginas