La Warner Bros exigió al Gobierno tapar a Piolín

Dentro de todo el asunto del 'procés' hay momentos para el buen humor. Pese a la escalada de tensión, los constantes reproches de unos y otros siempre hay un instante para el chiste, para la broma en Twitter, para rebajar la crispación en el ambiente. 

El buen humor es capaz hasta de bromear sobre el barco en el que se encuentran los agentes de la policía y la guardia civil a la espera de la celebración del referéndum por la independencia de Cataluña el día 1 de octubre. 

Pero algo facilitó que proliferaran las chanzas sobre el crucero que sirve de resguardo a las fuerzas y cuerpos de seguridad.

ADEMÁS: Rufian se burla de Javier Cárdenas con un tuit del pasado 

El motivo no era otro que el decorado exterior del buque que cuenta con imágenes de Piolín, del gato Silvestre o del Coyote, entre otros personajes del universo animado de Warner. 

Aluvión de bromas

Era de esperar la burla. Por ello, tras el aluvión de chistes alguien decidió tapar con lonas el pasado fin de semana las imágenes de los dibujos animados en cuestión.

el-barco-mody-dada-ha-ganado-fama-

ADEMÁS: Antonio Banderas compara Cataluña con una película de Berlanga

Algo que hizo que muchos creyeran que se trataba de un decisión del Ministerio de Interior quizá un tanto hastiado de las burlas provocadas. 

Sin embargo, según publica este miércoles  La Vanguardia no fue el ministro Juan Ignacio Zoido, ni nadie de su equipo ministerial el encargado de tomar esa decisión de tapar la imagen de Piolín y demás. 

Una campaña para salvar a Piolín

Quien presionó para que se tapara la imagen de los dibujos fue la propia Warner Bros, según desvela el periódico de Godó. La compañía norteamericana cuida mucho su imagen y valoró que este asunto podría dañarla. Así que presionó al ministerio de Interior para que taparan las imágenes, ya que si no se llevarián su embarcación. 

Así que no fue ningún cargo del Gobierno español al que se le ocurrió la idea, que como era de esperar, también iba a tener un gran ruido en las redes sociales. Hasta el punto que se llegó a pedir la liberación de Piolín. 

Hasta Julian Assange, tan activo con todo el proceso independentista, pidió la liberación del mítico dibujo de Warner Bros. 

Ver resumen Ocultar resumen

En medio del ruído y la furia hay también buenas noticias. Pequeñas ventanas por las que se cuela la esperanza. Anabel Alonso es dada a la pelea contra el extremismo de derechas y los troles intolerantes a través de su perfil de Twitter. Pero esta vez la actriz ha preferido darnos una buena noticia. Una victoria del ecologismo (y del sentido común) sobre los intereses del ladrillo y el turismo depredador. Valdevaqueros, en Tarifa, se salva. No será urbanizada. El Tribunal Supremo ha dictado sentencia al respecto.

Y Anabel Alonso lo tuitea feliz.

Páginas