La Voz gana también en Antena 3

Resulta que La Voz es un formato que gusta y, sin que cupiera sorpresa alguna, ganó la batalla de la audiencia este lunes 7 de enero. Su salto de Mediaset a Atresmedia ha sido limpio. El talent show sigue funcionando.

¿Algo que se haya criticado?

Que hubo mucho parloteo y menos canciones que las que algunos hubieran deseado.

¿Algo que se haya elogiado?

Que finalizase a una hora razonable (pasadas las doce de la noche). Lo cual, en un país de horarios televisivos demenciales, es una gran noticia. Claro que lo de estirar los programas como chicles tiene una explicación (que se lo digan a Mediaset con Gran Hermano) y es que a mayor duración se rasca un poquito más de audiencia si penetramos en esa madrugada donde, al final, los pocos espectadores despiertos sólo te están viendo a tí.

Sea como fuere, volvió La Voz y lideró.

Está claro que los talent shows son oro para las televisiones generalistas, formatos que se pueden ver en familia sin miedo a que (como en Sálvame) vaya a salir algún personaje a dar lecciones de pornografía o similares. 

Antena 3 comienza el año con buen pie, en su línea de entretenimiento blanquito, pero pronto llegará Gran Hermano Dúo, que se promete infernal, repleto de malos sentimientos y, por lo tanto, inconfesablemente adictivo. Es lo que hay. Si usted quiere otra cosa, váyase a Netflix, HBO o la plataforma de streaming que desee.

Pero, bueno, la noticia del día es que La Voz ha regresado con fuerza y ahora a ver si sostiene el éxito de su estreno en Atresmedia.

Seguiremos informando.

ADEMÁS: Viaje a Alemania a ver La Voz Senior o cómo triunfar a partir de los 60 años

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Una de las críticas habituales a los realities de Telecinco es la cantidad de dinero que se llevan sus participantes. Cantidades que, comparadas con el día a día, parecen excesivas, pero que dependen del caché de cada concursante. 

Páginas