La realidad del refranero español golpea de lleno a James Rhodes

A día de hoy, en una competición de amor a España, James Rhodes ganaría a cualquier rival. Incluso a los de la banderita en la pulsera. 

El pianista británico descubre y disfruta cada día los pequeños placeres que ofrece el país y, lo que es mejor, los comparte en redes sociales. 

Pero claro, no todo el monte patrio es orégano. El artista ha descubierto, por las malas, que el refranero español que tanto ama, no siempre tiene razón. En concreto, con una referencia a levantarse temprano. 

ADEMÁS: Lo que olió James Rhodes junto a Abascal y Sánchez Dragó

"A quien madruga, Dios le ayuda. Pollas en vinagre. Todavía quiero una hora extra en la cama". 

Que James Rhodes ha aprendido el castellano casi a la perfección, queda claro en el tuit. 

Que el tuit es más español que la cabra de la Legión, también

ADEMÁS: El recado de Buenafuente a Fran Rivera

Y que la mayoría de tuiteros están de acuerdo con la afirmación del artista, no cabe ninguna duda. 

Dicho lo cual, aprovechamos la coyuntura para tirar se refranero de nuevo y recordarle a James Rhodes que, si bien en España se vive muy bien, no es oro todo lo que reluce. Ahora, madrugar cuesta, estés en el país que estés. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Un periodista no es el juez de la horca, creo yo, sino alguien que va a los sitios y cuenta a los demás lo que ve. Construye un relato lo más ecuánime posible incluso si se trata de la historia de un crimen. ¿Y si es el asesinato de un niño? ¿Cómo no desear lo peor a quien ha quebrado la vida de una criatura que tenía toda la vida por delante? Bueno, va en el sueldo del periodista eludir esa tendencia absolutamente humana a la venganza, y aportar honestidad y retratar sin maniqueismos incluso al criminal. ¿Es lo que hacen las televisiones? No exactamente.

Ver resumen Ocultar resumen

Corría el año 2011 cuando Alejandro Sanz, en un gesto de solidaridad, lanzó un tuit de apoyo a los murcianos, tras el terrible terremoto de Lorca. 

Cuenta la leyenda, o más bien el propio cantante, que hubo un complot para decir que en vez de 'nuestra', había puesto 'buestra', con 'b', en vez de con 'v'. El enfado de Alejandro Sanz fue tal que amenazó con dejar Twitter. No lo hizo. 

Menos mal. 

Ver resumen Ocultar resumen

Piden una rectificación y una disculpa

Páginas