La reacción de Ana Morgade ante su primer chiste plagiado

¿Qué pasaría si te copiaran, de forma flagrante, un chiste que has puesto en Twitter? Es más, ¿y si esos chistes fueran la forma de ganarte la vida?

Esto es lo que le ha pasado, exactamente, con Ana Morgade en Twitter. La humorista ha levantado un intenso debate en Twitter ante el primer robo de propiedad intelectual que ha sufrido. El debate en sí ha llegado porque la presentadora y humorista no sabía cómo reaccionar. 

"Acabo de ver mi primer chiste copiado descaradamente por una tuitera. Me debato entre la rabieta y la ilusión. ¿Qué hago, Paco? Qué cosas tiene el ego, ¿eh?"

ADEMÁS: Los buenos días (ofendidos) de ana Morgade que arrasan en Twitter

Lo raro es que Ana Morgade, tuitera veterana y habitual de la comedia tuitera, no haya sido plagiada hasta ahora. O a lo mejor es la primera vez que pilla a quien la copia. Lo cierto es que la presentadora ha preguntado y Twitter ha respondido. 

Y como siempre, ha dado opiniones de todos los colores. Es lo bueno de la red de microblogging, que hay gente 'pa tó'. 

ADEMÁS: Ana Morgade y su 'drama' en Twitter por una foto religiosa

Lo que queda claro, una vez más, es que el 'todo gratis' de Internet es una quimera. Todo tiene una propiedad, incluso aquello a lo que se da permiso para ser usado de forma gratuita. Copiar chistes no tiene gracia y a pesar de ello, se hace a diario con total impunidad. 

Fotos: Atresmedia

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Todo aquel que precie llamarse hípster tiene una serie de preceptos que cumplir, para formar parte de la principal subcultura del siglo XXI. Si eres chico el pack de gafas de pasta, más flequillo y barba es obligatorio; mientras que una chica también lucirá gafas (de colores a poder ser), melenón y ropa vintage.

Además, ambos llevarán su ipod, tomarán su café en vaso de plástico y escucharán música independiente. Los hay que incluso presumirán de leer a Murakami y de comer sushi casero. ¿Pero y en cuanto a cine qué?

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

 Todas ellas han convivido con la fama desde poco después de que les cortarán el cordón umbilical. Así, que tienen como algo habitual el ver cómo cientos o miles de fans se han interesado a lo largo de su vida por los quehaceres diarios de sus padres. Y es que ser la hija de una estrella del rock marca desde el principio. Será que, además de que los viejos rockeros nunca mueran, también lo trasmitirán en los genes.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Es una de las niñas más queridas de la gran pantalla, una de los personajes más entrañables que nos ha regalado Estados Unidos, una de las pequeñas princesas del cine que más nos hizo reír y emocionarnos. Ella es Abigail Breslin. Quizás por su nombre real poca gente la reconozca, pero si decimos Pequeña Miss Sunshine, es inevitable sonreír un poco acordándonos de aquella adorable niña rubia que viajó por todo el país, persiguiendo su sueño de ser r

Páginas