La propuesta de arbitraje de Máximo Pradera sólo tiene un problema: el VAR

El pasado 28 de abril se celebraron las Elecciones Generales en España. 

El PSOE obtuvo 123 escaños, por los 42 de Unida Podemos. Ambas formaciones suman 165 y los 11 que les faltarían para alcanzar la mayoría absoluta y formar así un gobierno progresista, los tienen atados. 

A pesar de todo, y tras cuatro meses de negociaciones, con vacaciones largas de por medio, siguen sin acuerdo. 

ADEMÁS: Máximo Pradera recurre a 'Aterriza como puedas' para dar un palo a Rubén Amón

Ante tal panorama, y unas nuevas elecciones generales en el horizonte, Máximo Pradera ha decidido intervenir en el asunto, y proponer algo distinto a lo hecho hasta ahora: la mediación de un tercero. ¿Cómo se haría eso? ¿Con Albert Rivera decidiendo? Ni mucho menos. 

"La única manera posible de solventar un conflicto tan envenenado como hay entre PSOE y Unidas Podemos es mediante un arbitraje". 

La idea no parece tan descabellada y la propuesta del periodista es seria, pues en la primera parte del tuit no se ríe de nadie. Eso sí, en la segunda parte, Máximo Pradera pierde el decoro que ha mantenido al inicio. 

"Un tercer que les pueda decir a ambos: te jodes y te y te toca esto y tú también te jodes y te toca esto otro. Hala, a gobernar". Básicamente, un árbitro diría eso, salvo que con otras palabras

ADEMÁS: La grosera (pero acertada) comparación de Máximo Pradera

¿Cuál es el problema que tendría meter a un árbitro en las negociaciones de Gobierno? Que tendríamos que meter el VAR.

Y claro, si tenemos en cuenta que los 350 diputados llevan cuatro meses cobrando sin trabajar. Si le sumamos que algunos, en estos cuatro meses, se han pegado mes y medio sin siquiera aparecer. Y sabiendo que el diputado es un animal de costumbres, tenemos claro lo primero que dirían algunos diputados al escuchar que llega el VAR.

"¿Viene el VAR? Pues para mí un sol y sombra, niño. Y ponte unas arvellanita, que hoy tampoco hay acuerdo de Gobierno". 

Mejor dejar el arbitraje y que hagan política que para eso se les paga. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

En medio del ruído y la furia hay también buenas noticias. Pequeñas ventanas por las que se cuela la esperanza. Anabel Alonso es dada a la pelea contra el extremismo de derechas y los troles intolerantes a través de su perfil de Twitter. Pero esta vez la actriz ha preferido darnos una buena noticia. Una victoria del ecologismo (y del sentido común) sobre los intereses del ladrillo y el turismo depredador. Valdevaqueros, en Tarifa, se salva. No será urbanizada. El Tribunal Supremo ha dictado sentencia al respecto.

Y Anabel Alonso lo tuitea feliz.

Páginas