La primera en la frente: Rosa Díez la lía socialista en un acto del PP

De eso que empiezas en política en el PSOE, donde pasas casi tres décadas alternando cargos de todo tipo. Rojo.

De eso que decides lanzarte a la aventura y fundar tu propio partido al que llamas UPyD y para el que fichas a un rapero como Toni Cantó. Rosa

De eso que la cosa no funciona y te aproximas peligrosamente al nuevo fenómeno político, Ciudadanos. Naranja

De eso que tienes 67 años y decides que un color más no hará daño: al Partido Popular. Azul

Obviamente, una acaba por liarse. 

ADEMÁS: El zasca de Máximo Pradera a Rosa Díez

Y eso es exactamente lo que le ha pasado a Rosa Díez en Barcelona, donde ha acudido con sus nuevos compañeros de partido: Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo. 

Ataviada con una colorida corbata con historia y mensaje, una Rosa Díez eurfórica se ha subido al escenario para hacer campaña por el Partido Popular como si llevara ahí toda la vida. 

Es como cuando Alfonso Pérez, canterando madridista, fichó por el Barcelona y dijo que había sido su equipo de toda la vida. No queda bien. Está feo. Y es mentira. 

En este caso nadie duda que sea mentira y que Rosa Díez, a nivel político, esté más cerca del PP que de otro partido. Pero claro, si su propio subconsciente le traiciona, pues los ciudadanos no saben qué pensar. 

ADEMÁS: Rosa Díez y la cuadratura del círculo: tocino, velocidad y Pedro Sánchez

"Porque me da la gana, porque creo que es lo mejor, porque soy una soc... una ciudadana libre". Sí, Rosa Díez estuvo a punto de decir que era una socialista libre en pleno mitin del PP. Habría sido un giro más digno de M. Night Shyamalan. 

Y es que, por muchos amores que haya en tu vida, el primero es que marca para siempre. Y el primer amor de Rosa Díez fue rojo como la sangre.

No obstante, si quiere hablar con alguien de cómo sobrellevar este jaleo de colores, tiene a Juan Carlos Girauta, 'el toledano', al que puede pedir consejo. 

Fotos: Gtres 

Ver resumen Ocultar resumen

Es verano y, aunque la pandemia arrecia sin que podamos frenarla, resulta inevitable caer en cierta despreocupación y beber horchata a la sombra y hacer chistes tontos pero que nos hacen sonreir como si el mundo fuese un lugar perfecto. Por ello queríamos resaltar la chanza de Bob Bop a cuenta del nombre de Macarena Olona, diputada de Vox que suele tender a la agresividad y la vociferación.

Se trata de una broma sin ánimo de hacer daño.

Una cosa veraniega y divertida, tontorrona pero (a la vez y valga la paradoja) ingeniosa.

¿Por qué no?

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien habla el castellano eliminando la d de toda palabra acabado en "ado". Rajo, por ejemplo, era muy dado a esta práctica. "Se ha acabao" le recordamos decir seguramente a la salida del restaurante donde se atrincheró durante horas cuando la famosa moción de censura que hizo presidente por vez primera a Pedro Sánchez.

Pero a lo que vamos.

Una cosa es el habla coloquial y otra cosa es escribir mal.

Ver resumen Ocultar resumen

La polémica por el concierto de Taburete en Marbella donde ni se guardó la distancia de seguridad adecuada y apenas se utilizaron mascarillas ("'¡ni una puta mascarilla!" gritó desde el escenario Willy Bárcenas) ha provocado la reacción de numerosas personas de a pie y también de algunas celebridades. No es Jesús Vázquez un famoso dado a significarse con alegatos políticos o similares. Pero esta vez ha querido lanzar un mensaje. 

A través de Twitter (por supuesto).

Páginas