'La pieza que no encaja' o la novela de Sara Flamenco que debes leer

Nada más terminar La pieza que no encaja, dos cosas pasan por tu cabeza: quiero segunda parte y quiero conocer a Sara Flamenco

Querrás segunda parte porque la historia de amor actual que presenta la novela es la que te puede pasar a ti, a mí y a cualquiera que lea el libro con ánimos de encontrar a su media naranja. 

Conocer a Sara Flamenco porque todo lo que rodea a Ana, la protagonista, y su entorno tiene claros tintes autobiográficos que dan más verosimilitud a una historia que de tan perfecta, hay momentos en los que da asco (por la envidia que produce, no porque no sea adictiva al estilo Jazmín en su versión 2.0). 

ADEMÁS: Películas que (tal vez) no sabías que estaban basadas en novelas de Stephen King

Sara Flamenco entraría en la categoría de escritoria DD, y no por el desmesurado tamaño de sus atributos, los cuales desconocemos, sino que atendería a divertida y deslenguada. Quienes se ruboricen con el lenguaje de la calle, que se alejen de este libro. Los eufemismos tipo varita mágica o monte de Venus no encajan en esta novela, y se agradece. La historia perdería esa carga de verdad que la hace tan hipnótica. 

De paso, la autora se permite hacer un espectacular recorrido gastronómicos por los mejores locales del centro de Madrid. No sólo da nombres y recomendaciones, sino que detalla platos y bebidas a pedir en cada uno de los muchos bares y restaurantes que menciona. 

Decimos esto como aviso a navegantes: más os vale que la tarde en la que vais a devorar esta novela (es lo que hemos tardado de media en la redacción), tengáis a mano un par de botellas de vino blanco y algo de sushi. La deliciosa forma de describir cada plato de Sara Flamenco, hace que La pieza que no encaja esté prohibida por algunos dietistas. 

el-bar-galleta-es-uno-de-los-primeros-locales-mencionados-en-la-novela

ADEMÁS: La peor crítica al restaurante de David Muñoz en Londres

Y claro, si pone tanto cariño en describir comidas y bebidas, imagina lo que hará con cada uno de los personajes que protagonizan la historia. Una historia que tiene a Ana como actriz principal, y a Lucas como su caballero andante de reluciente armadura

No obstante, al igual que pasa en Juego de Tronos, la novela en seguida nos muestra una de sus virtudes: un reparto coral con personajes que te atrapan en cuanto son presentados.

Mónica, Roberto, Manu o Libertad, entre otros, tienen su cuota de protagonismo en una historia que hace muy bien en diversificar los puntos interés, para confluir en la moraleja real del relato: la amistad es para siempre, el amor, ejem...

Y es que Lucas, Zeus o el hombre perfecto que Sara Flamenco nos dibuja desde la primera página, resulta no serlo. Nadie lo es. Ni el hombre ni la mujer pefecta existen, pero seguimos creyendo que sí, y de ahí le vienen a Ana sus patinazos en el amor. 

no-conocemos-a-lucas-pero-nos-lo-imaginamos-tal-que-asi...

ADEMÁS: La reacción de Carme Chaparro al encontrar su libro... ¡en un top manta!

Ahora, si Lucas no es el hombre perfecto, se acerca mucho a la puntuación máxima. O se esfuerza por hacerlo, que ya es más de lo que hace la mayoría. Pero claro, La pieza que no encaja es como Gran Hermanola vida en directo. No puedes actuar las 24 horas del día, y al final se te acaban viendo las costuras. 

Lucas mostrará las suyas en un momento dado, y ahí es donde el título del libro cobra sentido: ¿la culpa es de Lucas o es Ana la pieza que no encaja en esto que la gente llama amor

Ojo al precio de La pieza que no encaja para Kindle - Pincha aquí para comprarlo

Casi 300 páginas de una historia actual, divertida y deslenguada (ya sabes, DD). Por cierto, hay segunda parte en camino pero aún sin fecha. Esperemos que Sara Flamenco no se haga un George RR Martin. Ejem.

JESÚS REDONDO

Fotos: Cordon Press y Sara Flamenco

Ver resumen Ocultar resumen

La frasecita se la habrán escuchado en más de una ocasión a Albert Rivera en tiempo de campaña electoral. En más de un mitin donde el líder de Ciudadanos pedía el voto para la formación naranja y con un gesto de "ahí voy" (o vamos) como si del mismísimo Rafa Nadal ganando (otra vez) Roland Garros se tratara. "¡Vamos, Ciudadanos!" decía el político catalán y, ahora, parece que sus ciudadanos le están empezando a hacer caso.

Ver resumen Ocultar resumen

A propósito del fútbol femenino

Ver resumen Ocultar resumen

Las inaceptables palabras del líder de VOX en Andalucía, Franciso Serrano, tras la sentencia del Tribunal Supremo contra los cinco miembros de La Manada (entre otras cosas, aseguraba que la sentencia "está cargada de condicionantes mediáticos y políticos" y que ha sido "dictada por la turba feminista supremacista") han contado con miles de respuestas a través de las redes sociales.

Páginas