La 'paella' que le ha costado millones de críticas a Carlos Baute

Regla número uno de redes sociales: nunca presumas de paella

Regla número dos: si presumes de paella, no muestres la paella. Enseña el plato vacío. 

Regla número tres: si incumples la regla número uno o la regla número dos, atente a las consecuencias. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

 el rey de las paellas, Arepas y barbacoas 

Una publicación compartida de Carlos Baute (@carlos_baute) el

Pues bien, Carlos Baute ha sufrido en sus carnes los rigores de la regla número tres. 

ADEMÁS: Antonio Lobato, un delantal y una paella o la foto que ha revolucionado Instagram

El cantante venezolano ha desoído una ley no escrita de Instagram y ha compartido y presumido de lo que él considera es una paella. No sólo eso, sino que se autodenomina "El rey de la paellas", mientras tiene la suya propia 'colgando en sus manos'

A pesar de su pelazo, la sonrisa le delata. No es una sonrisa de orgullo, sino de preocupación por lo que ha ocurrido: le han dado palos hasta decir basta. Y con razón. 

Siendo puristas, la paella sólo puede llevar 18 ingredientes (arroz, garrofó, conejo, pollo, azafrán, tomate...) y, cosas de la vida, entre esos 18 ingredientes no están ni las gambas, ni los mejillones que capitanean lo que quiera que sea que tiene Carlos Baute entre sus manos. 

Pero es que en su versión fail de la paella, ni siquiera se ve el arroz. Obviamente, se lo han hecho ver, de forma más o menos educada, en los comentarios de la foto. 

ADEMÁS: La paella española (de origen canadiense) que ha incendiado Twitter

Desde asegurar que se mereció ser segundo expulsado de 'Masterchef Celebrity' a, directamente, reseñar la poca idea del cantante con respecto a la paella. Otros fans, disculpándose de antemano, le dejan claro que adoran su música pero que le odian por lo que ha hecho. 

¿Lo bueno de esta situación? Que seguro que no vuelve a subir la foto de una de sus peculiares versiones de la paella. De todo se aprende. El arroz se pasa y el dolor de una crítica en redes sociales, también

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Un periodista no es el juez de la horca, creo yo, sino alguien que va a los sitios y cuenta a los demás lo que ve. Construye un relato lo más ecuánime posible incluso si se trata de la historia de un crimen. ¿Y si es el asesinato de un niño? ¿Cómo no desear lo peor a quien ha quebrado la vida de una criatura que tenía toda la vida por delante? Bueno, va en el sueldo del periodista eludir esa tendencia absolutamente humana a la venganza, y aportar honestidad y retratar sin maniqueismos incluso al criminal. ¿Es lo que hacen las televisiones? No exactamente.

Ver resumen Ocultar resumen

Corría el año 2011 cuando Alejandro Sanz, en un gesto de solidaridad, lanzó un tuit de apoyo a los murcianos, tras el terrible terremoto de Lorca. 

Cuenta la leyenda, o más bien el propio cantante, que hubo un complot para decir que en vez de 'nuestra', había puesto 'buestra', con 'b', en vez de con 'v'. El enfado de Alejandro Sanz fue tal que amenazó con dejar Twitter. No lo hizo. 

Menos mal. 

Ver resumen Ocultar resumen

Piden una rectificación y una disculpa

Páginas