La orgía de Westworld o la escena de la que todo el mundo habla

Westworld, la llamada a suceder a Juego de Tronos en el Olimpo seriéfilo de HBO, está respondiendo y superando todas las expectativas creadas. 

La temática, la trama, el reparto, la ambientación, la fotografía... Todo es perfecto, de momento, en los cinco capítulos emitidos de la serie. Bueno, casi todo. La sensación es que le faltaba ese puntito de mala leche y polémica que toda gran serie lleva implícito. Pues bien, ese momento llegó en el 1x05, "Contrapasso", y al más puro estilo HBO. 

logan-esta-encantado-con-el-rollo-que-lleva-todo-el-mundo-en-pariah

Y es que, si por algo se caracteriza el canal de cable USA es por no tener miedo al desnudo, al sexo o a las escenas subidas de tono que rozan la pornografía. Y eso, exactamente, es lo que regaló Westworld a sus millones de espectadores en el último capítulo: una escena, de más de cuatro minutos, con una orgía colectiva como nunca se ha visto en televisión. 

ADEMÁS: 11 escenas sexuales que fueron más incómodas de lo necesario

Para situar la acción, William (Ben Barnes) y Logan (Jimmi Simpson), junto con Dolores (Evan Rachel Wood) llegan a Pariah, un pueblo situado a las afueras de Westworld, en el que conviven ladrones, asesinos, mendigos y androides de mala vida. Se trata de una zona especial para anfitriones especiales. Obviamente, Logan está encantado de la vida. 

Tras hacer un trabajo complicado para El Lazo (Lawrence pocos minutos antes), éste recompensa a los protagonistas con una noche en lo que parece ser un burdel XXL, la casa de Calígula en la antigua Roma o la versión más hot aún de Eyes Wide Shut. 

Durante cuatro minutos, la cámara alterna las miradas sorprendidas de William, Logan y Dolores, con la representación en tiempo real de todas y cada una de las posturas incluidas en el Kamasutra, y alguna nueva.

ADEMÁS: 12+1 escenas de playa con las que subir la temperatura

Obviamente, todo con el sello HBO. Es decir, genitales de ambos sexos por doquier, grupos de número indeterminado practicando sexo entre ellos, y relaciones homosexuales y heterosexuales a partes iguales. Todo con un halo de rancia elegancia, digna de un pueblo como el dibujado en Pariah. 

La escena, como era de esperar, ha levantado ampollas en la curiosa moral de los televidentes USA. Los mismos que critican una escena como ésta, pero votan en masa a un tipo como Donald Trump. 

Las críticas en Twitter han arreciado pero, como era de esperar, HBO ni se ha inmutado. Es más, han conseguido lo que querían, que se hable, aún más, de la serie en todo el mundo. No es para menos. La escena, más allá del sexo y los desnudos, está rodada con un gusto exquisito, como toda la serie. 

ADEMÁS: 10 series con las que HBO quiere volver a ser HBO

Y es que ahí está una de las grandes fortalezas de Westworld, que hasta la escena más chusca, tiene una pátina de elegancia de cine clásico que enamora. 

androides-y-humanos-se-mezclan-en-westworld-llevando-a-confusion

Cuando HBO llegue a España, que lo hará de forma inminente, que nadie dude será una de las series con más éxito del catálogo. 

Fotos y vídeo: HBO y US Magazine

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Si todavía hay algún espectador que se pregunta cómo puede triunfar tanto Jane the Virgin, éste está dejando claras dos cosas: no ve la serie y no conoce a su elenco. 

En primer lugar, si viera la serie, ya estaría enganchado, como millones de personas en todo el mundo. ¿Una telenovela que parodia las telenovelas? Es decir, una metatelenovela, es lo mejor que se podía inventar. Pero claro, si a ello le sumas un equipo de actores cercanos, simpáticos y muy, muy, muy cercanos a sus fans, pues miel sobre hojuelas. Éxito asegurado. 

Ver resumen Ocultar resumen

Hasta la fecham habíamos visto a Frank Underwood medrar en los pasillos de Washington. Se sabe que es un gran tiburón en la política nacional y en el tercer capítulo de esta tercera temporada llega la oportunidad de verlo en el cuerpo a cuerpo con otro gran líder internacional. Es la oportunidad de saber si es animal de grandes ocasiones.

Ver resumen Ocultar resumen

Conmoción y estupor en el mundo del motor. Jeremy Clarkson, presentador y líder espiritual y real de Top Gear, ha sido suspendido por la BBC, canal que emite el programa automovilístico. Es más, no sólo Clarkson ha sido suspendido, el propio programa también. Al menos el del domingo, sin más explicación. 

Ojipláticos y anonadas se han quedado los más de 350 millones de espectadores que se estima ven el programa semanalmente, en 170 países. Este domingo, no verán a Clarkson, Hammond y James destrozar, conducir, criticar ni alabar coches. Se avecina drama. 

Páginas