La mejor historia de amor de 2016... ¡se ha contado en Twitter! (y en directo)

'Cuando el amor llega así de esa manera, uno no se da ni cuenta'. O eso al menos era lo que cantaba Simón Díaz hace ya unas décadas. La realidad es que muchos enamorados son más que conscientes de serlo pero, en muchas ocasiones, el miedo puede al amor y se interpone en historias de amor que quedan en nada. 

No es el caso que nos ocupa. 

ADEMÁS: 68 perfiles de Tinder que te pondrán los pelos de punta

En una cafetería de Brooklyn, Nueva York, un chico y una chica, empleados de la misma, se declararon su amor mutuo en pleno servicio. Fue ella quien dio el primer paso, y él quien confirmó que el sentimiento era mutuo. 

katy-perry-y-orlando-bloom-o-el-amor-con-un-cafe

¿Cómo se llaman? No lo sabemos ¿Son famosos? Para nada. Entonces, ¿cómo sabemos lo que ocurrió? Gracias a Twitter. Siempre Twitter. 

ADEMÁS: Las 34 mejores películas de amor

Resulta que el único cliente de la cafetería, como era de esperar, estuvo más que atento a la declaración de amor. No sólo eso, decidió que el momento era lo suficientemente especial, como para compartirlo con sus más de 2.000 followes. Y sí, tenemos el documento. 

Es más, estamos en disposición de asegurar que la mayor historia de amor que se ha contado en 2016, se ha retransmitido por Twitter. Amor en 140 caracteres. Game Over, Tinder

Fotos: Twitter y Cordon Press

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido un anuncio que de momento cambiará poco en el mercado televisivo global, pero que mirando a largo plazo bien podría significar un punto de inflexión en las retransmisiones deportivas.

Cada día es más habitual ver partidos de fútbol, baloncesto, NFL y demás deportes en platoformas online. Y a ese terreno ha llegado Facebook para competir, para comenzar a crear un habito que tal vez sea la forma de consumir en el futuro. 

Ver resumen Ocultar resumen

La presentadora ha cargado contra Custodio Ballester

Ver resumen Ocultar resumen

Hace tiempo que Rocío Madrid dejó de estar en el candelero catódico. Quien fuera la más risueña colaboradora de Crónicas Marcianas dejó (casi de la noche a la mañana) de aparecer en la primera línea de la televisión. 

La malagueña, que congeniaba a las mil maravillas con Boris Izaguirre y Xavier Sardà, finalizó su etapa de marciana, probó con los triunfitos que le trajeron por la calle de la amargura como ellas mismo iba a reconocer en más de una entrevista e incluso lo intentó en la interpretación.

Páginas