La historia de amor de Cannes y Pedro Almodóvar

No es sólo Cannes. Francia ama a Pedro Almodóvar. Le reclama para su patrimonio cultural igual que lo hizo con Buñuel. Y ríe sus películas como si todas fueran comedias aunque, a veces, resulten trágicas. Pero Francia se quedó (para siempre) con el Almodóvar feliz de Mujeres al borde de un ataque de nervios, esa fotografía de España con áticos de diseño, colores pastel y caricaturas entre lo castizo y lo cosmopolita. Una obra maestra dentro de la alegre filmografía almodovariana.

A Pedro Almodóvar le tratan mejor en Francia que en España aunque con Dolor y gloria no se puede quejar en ninguno de los dos países (exceptuando la puntual crítica bostezante de Carlos Boyero).

Y ahora le apuntan para competir en Cannes (por sexta vez) y puede que vuelva de allí con una Palma de Oro.

Consiguió premio al mejor director con Todo sobre mi madre en 1999 y las imágenes de aquellos días son las últimas en las que se ha visto a un Pedro Almodóvar realmente exultante.

Véase la instantánea de arriba (con Cecilia Roth y Penélope Cruz en las aguas mediterráenas de Cannes) o esta otra en la que besa el galardón.

pedro-en-cannes-1999 

Y luego está la imagen de Almodóvar y sus mujeres, en un melancólico atardecer de la Costa Azul.

almodovar-y-el-reparto-de-todo-sobre-mi-madre-en-cannes-1999

Desde los maravillosos 80 venía Pedro Almodóvar seduciendo al público galo (y a sus exigentes élites) pero fue Todo sobre mi madre la película que lo consagró en Cannes igual que ganó el Oscar.

En 2006 vovlería a llevarse premio (al mejor guión) con Volver. Otra vez con Penélope Cruz. Y en un reencuentro con Carmen Maura que no supuso la recomposición de la vieja amistad que les había unido. 

almodovar-y-penelope-cruz-en-cannes

Pero la fiesta no es la misma en 2006, no se aprecia en las fotografías esa felicidad desatada de los días en que Todo sobre mi madre colocó a Almodóvar en lo más alto. O tal vez no sea exacto realizar tal afirmación y, bueno, Cannes siempre revitaliza y rejuvenece.

almodovar-con-el-reparto-de-volver-en-cannes

Y ahora Almodóvar vuelve a Cannes con Dolor y gloria, una obra crepuscular, melancólica, mágica y (sí) con trazos de obra maestra. Aunque a Carlos Boyero no se lo parezca.

dolor-y-gloria,-cartel-frances

Y seguramente vuelva Pedro Almodóvar de Cannes con una Palma de Oro bajo el brazo, como si el tiempo pudiera ir hacia atrás y la juventud perdida regresase y las noches de Rock Ola y sus madrugadas con McNamara, antes de que McNamara se transformara en un beato franquista.

Veremos.

ADEMÁS: Preguntando a los famosos y famosas: ¿cuál es tu película preferida de Almodóvar?

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

A Carlos Boyero, famoso crítico de El País, no le ha gustado la última de Tarantino (y van unas cuantas, la verdad). Si de Dolor y gloria de Almodóvar (la misma que se postula a llevarse la Palma de Oro en Cannes) aseguraba que "me conmovió sólo un par de veces", de Érase una vez en...

Ver resumen Ocultar resumen

Hollywood volverá a resucitar uno de sus grandes éxitos del pasado y, en esta ocasión, el turno tocará a Cariño, he encogido a los niños. Clásico de Disney de 1989 centrado en la (loca) historia de la familia Szalinski que, de manera accidental, veía cómo los más pequeños de la casa (los dos hijos de la familia, Amy y Nick, más los dos hijos de sus vecinos) reducían su tamaño por un aparato del demonio creado por su padre, el científico Wayne Szalinski (interpretado por el actor Rick Moranis).

Ver resumen Ocultar resumen

Es la sexta vez que Pedro Almodóvar opta a la Palma de Oro en Cannes pero, la de este año, pinta de color de rosa. El director de Dolor y gloria gana enteros para llevarse el gran premio del conocido festival de cine francés y muchas son las quinielas que le colocan (en el ecuador del certamen, que conste) como el principal aspirante a llevarse la Palma de Oro de este año.

Páginas