La hemeroteca de 2016 vuelve a desmontar una mentira de Pablo Casado

Teodoro García-Egea, secretario general del Partido Popular, ha defendido antes los medios que el Partido Popular es "la alternativa a Pedro Sánchez". El número dos de Pablo Casado considera que el PSOE no les puede pedir que los deberes porque "no somos un partido bisagra". 

Lo curioso es que antes de las elecciones, Pedro Sánchez no estaba legitimado para gobernar con 85 diputados, pero ahora ellos sí parecen estarlo con 66. 

No obstante, lo grave de que el PP vaya a intentar bloquear la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno es que Pablo Casado dijo, hace tres años, y de forma específica que no lo haría

ADEMÁS: Zasca (doble) para Albert Rivera y Pablo Casado (palabra de Máximo Pradera)

Sí, la hemeroteca ha vuelto a pillar al presidente del PP en un renuncio. El enésimo renuncio. En este caso, una mentira como la copa de un pino, a juzgar con el devenir de los acontecimientos. 

Por aquel entonces, Mariano Rajoy era presidente del Gobierno y el PP ni se podía imaginar la debacle electoral que se avecinaba. Obviamente, era un buen momentado para lanzar órdagos y Pablo Casado se animó con uno que le acaba de explotar en la cara. 

"Imaginaos que el PSOE le sacara 52 escaños y dos millones y medio de votos al PP. ¿Alguien podría entender que nosotros bloqueáramos la investidura del líder socialista? Tendríamos manifestaciones en la puerta de nuesta sede", afirmaba Pablo Casado. 

ADEMÁS: "El PP nunca falla, siempre defrauda" o el dardo de Bob Pop a Pablo Casado

"Deseo concedido", afirmaba Wyoming. Y más de lo que pidió Pablo Casado. Al final, el PSOE le ha sacado 57 escaños y más de 3 millones de votos al PP. ¿Y qué va a hacer Pablo Casado? Faltar a su palabra. Un día más en la oficina. 

A menos que el líder del PP se refiriera a que el PSOE sacara, exactamente, 52 escaños y 2,5 millones de votos más que ellos. Cifra exacta. En tal caso sí puede bloquear la investidura sin miedo a manifestaciones ni represalias. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

La actriz María Botto ha expresado su opinión y está en desacuerdo con quienes dicen eso ahora tan de moda de que "todos los políticos son iguales". Algo muy del gusto de Pablo Motos pero que, en un momento dado, ha llegado a suscribir (con matices) el gran Iñaki Gabilondo. Y no digamos Carlos Alsina. Vivimos tiempos complicados. En fin, que María Botto cree que no, que los políticos son diferentes según el modo en que actúen. 

Lo ha explicado en Twitter.

Ver resumen Ocultar resumen

La polarización es una cosa muy fea porque a la mínima entran unos simpáticos ultraderechistas en tu casa y te ponen fino a hostias por haber colocado la bandera republicana en el balcón. La equidistancia consiste en decir que está muy mal dar dichas hostias al prójimo pero que también usted dónde va enseñando la tricolor como si esto fuera Sodoma y Gomorra. Caricaturizamos lo de "ni unos ni otros" que tan de moda se está poniendo entre algunos opinadores y estrellas de la televisión y las tertulias.

Ver resumen Ocultar resumen

Referirse a Pablo Iglesias como "hijo de terrorista" ha reportado a Cayetana Álvarez de Toledo numerosas respuestas (y también aplausos de la facción ultra que hay -muy activa- en redes sociales) y entre dichas réplicas no han faltado la de dos artistas que no suelen morderse la lengua. Hablamos del actor Juan Diego Botto y del cantautor Ismael Serrano.

"Hijo de terrorista" le ha soltado la diputada del PP y marquesa al vicepresidente en el Congreso porque el padre de Pablo Iglesias tuvo vínculos con el FRAP, grupo antifranquista que llevó a cabo acciones armadas.

Páginas