La ficción que anticipó los disturbios

Ahora la violencia callejera ha estallado en Cataluña como antes se vio en las calles de París con los chalecos amarillos o en Hong Kong. El planeta padece un ciclo convulso. Recurramos al tópico gramsciano: "Lo nuevo no acaba de nacer, lo viejo no acaba de morir y en esta tiniebla aparecen los monstruos". Arde Barcelona, rosa de fuego otra vez y es como si fuera alguna de las películas, cómics y series donde se ha anticipado una distopía que concluye en barricadas incendiadas para demoler el sistema.

La más reciente ficción con fuego en las calles es, por supuesto, Joker. La película de Todd Philips (con Joaquin Phoenix postulándose a un Oscar irremediable) dibuja un capitalismo podrido en el que los ricos desprecian a los pobres y en la televisión se ejerce la humillación como modo de hacer reir. O sea, Donald Trump y Sálvame. Lo malo de las distopías es que, de un tiempo a esta parte, se parecen demasiado a la realidad.

Pero ha habido otras fantasías revolucionarias con desórdenes públicos y, naturalmente, hay que colocar V de Vendetta como la más importante. El cómic de Alan Moore es a los insurrectos del siglo XXI como La guerra de guerrillas del Ché Guevara a los jóvenes del mayo del 68. Cualquier rebeliónn moderna que se precie lleva la máscara de Guy Fawke. O de Dalí, al modo de La casa de papel. Serie que aunque no explicita una revolución callejera sí tiene un fondo argumental subversivo: desde su filosofía antibancaria hasta el Bella Ciao, hermoso himno partisano que merecía la pena recuperar para la juventud millennial.

De Batman al futuro que es ahora

Luego está ese Robespierre con máscara de hierro que es el supervillano Bane en El caballero oscuro: la leyenda renace. De nuevo el universo de los superhéroes como vía para cristalizar nuestros miedos. Gotham bajo el imperio de un orden férreo y Bane vehiculando el odio de la masa a las élites. Fuego en las calles. Signo de los tiempos.

bane,-el-revolucionario-supervillano

Y la gran distopía que parece no distópica porque se parece trágicamente a lo actual: Years and years. Allí, incluso, se vaticina una Cataluña que se ha independizado de España. Y en Gran Bretaña gobierna alguien peor que Boris Johnson (e interpreta Emma Thompson).

emma-thompson-en-years-and-years

Y cómo no recordar otras grandes aportaciones al discurso de la disrupción como son El club de la lucha, 12 monos e, incluso, en clave bastante menor pero con sus cositas apreciables Ready One Player.

Ya diijimos aquí que las series tienden a ser deprimentes y oscuras en estos tiempos y que no hay nada equivalente a Friends, que reflejaba la alegría despreocupada de los 90, cuando pensábamos que todo iba a ir a mejor.

Y las películas, incluso las de Marvel, también tienen ese punto oscuro. El apocapisis siempre está a la vuelta de la esquina y sólo la intervención in extremis de Los Vengadores nos salva. O nos condena (que eso también está ahí).

La revolución no será televisada fue un lema de los 60 del pretérito siglo XX. Ahora se televisa. Y se dibuja un borrador de la violenta en series y películas.

DANIEL SERRANO

ADEMÁS: 7 películas marxistas (e incluso leninistas)

Ver resumen Ocultar resumen

La nueva farándula no suele ser dada a opinar de política. ¿Han oído alguna vez a Blanca Suárez o Paula Echevarría pronunciarse sobre la España convulsa en la que vivimos? No. Y, sin embargo, toca hacer promoción y a la que te descuidas caen preguntas a las que, si no eres un grosero, hay que responder. Que es lo que le ha pasado a Mario Casas.

Ver resumen Ocultar resumen

Se estrena este 15 de noviembre en cines y con sus actores y director (Álex García, Alexandra Jiménez, Adrián lastra, Franky Martín y Álvaro Fernández-Armero) hablamos sobre dinero y mucho más. Nos referimos a Si yo fuera rico, la última película de Telecinco Cinema, que llega con ganas de hacer mucho ruido (pero mucho mucho) en las taquillas españolas.

Ver resumen Ocultar resumen

Típico humor español con personajes imperfectos y caras muy conocidas y carismáticas y un montón de bromas un poco pasadas de época. Así puede resumirse Si yo fuera rico.

Si te quieres echar unas risas y tu serie favorita de la televisión es La que se avecina, esta es tu película; si estás cansado o cansada de un cierto tipo de humor español, no lo es.

Páginas