La compañía vacacional de Enrique Ponce saca lo mejor (y lo peor) de las redes

Enrique Ponce (48 años) ha decidido, en este 2020 atípico, separarse de su esposa Paloma Cuevas, y comenzar una relación con la joven Ana Soria (21 años). 

¿Problema? Ninguno

¿Cachondeo? Todo. 

ADEMÁS: Parejas para las que la edad no es un problema

Más allá de la diferencia de edad, que a pesar de ser elevado, es algo no tan descabellado en los últimos tiempos, la relación entre Enrique Ponce y Ana Soria está dejando un espectacular reguero de bromas, guiños y referencias, que son imposibles de ignorar en redes sociales. 

Algo que parece lógico. Enrique Ponce ha pasado de ser uno de los famosos que más cuidadaba su intimidad y su día a día, a exponerse a diario en redes sociales y, sobre todo, a hacerlo de una forma poco habitual para él hasta el momento. 

Este hecho ha quedado demostrado en uno de los stories de Instagram que ha compartido una de las amigas de Ana Soria. Según cuenta Vanity Fair, la pareja ha alquilado una villa en Cabo de Gata, donde el torero se ha dejado ver con los amigos de la influencer, todos de su edad.

ADEMÁS: El Trivial español de la edad: ¿quién tiene más años?

Y claro, Enrique Ponce canta. 

Y claro, los tuiteros no se han podido resistir a comentar el asunto

Y claro, cuando los tuiteros comentan, lo hacen con su extra de mala baba, humor tremendo y más mala baba. 

Es lo que tienen las redes sociales

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Qué mala fama tiene la farándula. Piensa la gente que actrices y actores son personas siempre de hábitos tóxicos, que se acuestan a las tantas y están de farra casi permanente. Como si no hubiera actores y actrices que madrugasen. El caso es que Víctor Clavijo ha ilustrado con una breve anécdota cómo imagina el personal a quienes componen el mundo del espectáculo. Con sus droguitas y demás.

Resulta que Víctor Clavijo fue a hacerse una PCR porque así se le exige para trabajar con seguridad como actor.

Y esto es lo que pasó.

Atención.

Ver resumen Ocultar resumen

Ya no sabemos que es realidad y que es fake, admitámoslo, y con Enrique Ponce (torero que ha cobrado protagonismo este verano debido a causas sentimentales o así) ya resulta imposible discernir hasta dónde llega la parodia y hasta dónde el personaje de carne y hueso. Se ha vuelto un influencer y te lo puedes encontrar en Tik Tok bailando como Michael Jackson. Mejor eso que hacer daño a un animal hasta su fenecimiento (opinamos por aquí).

Sea como fuere.

Ver resumen Ocultar resumen

Es verano y, aunque la pandemia arrecia sin que podamos frenarla, resulta inevitable caer en cierta despreocupación y beber horchata a la sombra y hacer chistes tontos pero que nos hacen sonreir como si el mundo fuese un lugar perfecto. Por ello queríamos resaltar la chanza de Bob Bop a cuenta del nombre de Macarena Olona, diputada de Vox que suele tender a la agresividad y la vociferación.

Se trata de una broma sin ánimo de hacer daño.

Una cosa veraniega y divertida, tontorrona pero (a la vez y valga la paradoja) ingeniosa.

¿Por qué no?

Páginas