Cristiano Ronaldo comparece ante el juez firmando autógrafos

Sonriente, elegante y 'confiante'. Así se presentó Cristiano Ronaldo en la Audienca Provincial de Madrid

De la mano de su pareja, Georgina Rodríguez, el delantero portugués llegaba a los juzgados tras reconocer cuatro delitos fiscales que le supondrán 2 años de prisión y una multa de 18,8 millones de euros. Todo tras varios meses de un tira y afloja con Hacienda que, finalmente, se solucionó con un acuerdo. 

Lo cierto es que el día que tanto había querido evitar Cristiano Ronaldo, se ha saldado mejor de lo que cabría esperar para el portugués. El tan temido pasillo de la vergüenza, es decir, el que ha tenido que atravesar entre vallas hasta llegar a la Audiencia Provincial de Madrid, no ha sido demasiado incómodo para el delantero de la Juventus. 

ADEMÁS: Aprende a posar como Cristiano Ronaldo en 20 fotos (10 buenas y 10 malas)

Es más, el paseo lo ha hecho entre vítores, aplausos y fotos de algunos fans. ¿Qué estaban celebrando? ¿Que le habían pillado los cuatro delitos fiscales? Así las cosas, Cristiano Ronaldo ha hecho su entrada con la sonrisa en la boca y el pulgar en alto, y asegurando que todo estaba perfecto. 

Desde luego, mal no le ha ido. Media hora después de llegar, el astro luso salía como vino y se montaba en el coche rumbo al aeropuerto

ADEMÁS: Cristiano Ronaldo se compra un coche nuevo y es carne de meme

Precisamente ese buen rollo y "chulería", como la han definido algunos tuiteros, es lo que ha incendiado las redes sociales. Cristiano Ronaldo ha sido tendencia al poco de llegar a la Audiencia Provincial y el 90% de mensajes han sido reprochando su actitud. 

Más serio y preocupado ha aparecido Xabi Alonso, ex compañero de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid, quien se enfrenta a una pena de cinco años de cárcel por el mismo delito. La diferencia es que el tolosarra no ha querido pactar, pues defiende su inocencia

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Admítase la veracidad de este testimonio por la prueba gráfica que se aporta en el hilo (madre e hijo fotografiados juntos) pero todo puede ser en este mundo traidor así que, en fin, quién sabe. Avisamos. Y dicho esto, vamos al turrón.

¿Se acuerdan ustedes del capítulo de 'Callejeros' en el que una vecina de un inmueble valenciano denunciaba las vejaciones que sufría por parte de otra vecina?

Ver resumen Ocultar resumen

No me chilles que no te veo. Ese fue el título que pusieron a una película de los 80 muy poco memorable protagonizada por Gene Wilder y Richard Pryor, ambos actores celebérrimos de comedia de quienes hoy pocos nos acordamos y mira que el público viejuno se reía con sus cintas cuando se alquilaban en el videoclub.

En fin, que durante una de sus salidas fuera de palacio en Mallorca ha sido abordada Letizia (y Felipe VI y las niñas) al grito de "¿dónde está el Rey Emérito?".

Ver resumen Ocultar resumen

Qué mala fama tiene la farándula. Piensa la gente que actrices y actores son personas siempre de hábitos tóxicos, que se acuestan a las tantas y están de farra casi permanente. Como si no hubiera actores y actrices que madrugasen. El caso es que Víctor Clavijo ha ilustrado con una breve anécdota cómo imagina el personal a quienes componen el mundo del espectáculo. Con sus droguitas y demás.

Resulta que Víctor Clavijo fue a hacerse una PCR porque así se le exige para trabajar con seguridad como actor.

Y esto es lo que pasó.

Atención.

Páginas