La calamitosa actuación de Mariah Carey para celebrar el Año Nuevo

Times Square, 11:30 de la noche, falta media hora para que llegue el año 2017. Miles de neoyorquinos se agolpan en uno de los lugares del mundo mas famosos, míticos y envidiados para dar la bienvenida al año que está por llegar.

Los centenares de miles de asistentes a la cuenta atrás esperan, ateridos por el frío de la noche. Aunque las actuaciones en directo y el baile bien pueden hacer que se entre en calor. 

ADEMÁS: Mariah Carey y diez cosas de Navidad que te encantan

Y allí para hacer más amena la espera, para aumentar la fiesta y dar más ambiente navideño a la noche aparece Mariah Carey. La cantante se ha convertido ya, por méritos propios y de All I want for Christmas is you, en una de las artistas navideñas por excelencia. Si en España es Raphaael y el tamborilero, en el mundo es Mariah y su villacinco romántico. 

Un fail de manual

Alli llega ella, tan diva como siempre, dispuesta a pesar del frío a dar lo mejor de sí para despedir el año 2016; para que el público se lo pase en grande y la fiesta comience antes de la cuenta atrás (no, no hay campanadas, ni uvas al más puro estilo Puerta del Sol). 

no-salio-a-pedir-de-boca-

Todo parecía ir sobre ruedas cuando se la ve aparecer y darlo todo con el legendario y muy, muy navideño O come all you faithful. Pero la actuación se iba a torcer y mucho. 

Tocaba pasar a un tema más discotequero, para hacer bailar a todos los presentes y la canción sonó. Todos podían escuchar Emotions, pero lo que no se oía era la voz de Mariah que había desaparecido de la pista pregrabada con la que iba a hacer su pertinente playback. 

ADEMÁS: Mariah Carey o sus mejores peores fotos 

En lugar de improvisar y cantar, decidió poner el micro al público, hablar y hablar hasta esperar que entrara la voz, que no lo hizo. Pero el desastre total iba a llegar con We belong together. El playback volvía a errar y ella cogió las de Villadiego y se marchó del escenario. 

Reaccionó en Twitter

No era la mejor manera de arracar el año. Eso sí, en redes sociales iba a tirar de sentido del humor y a través de un tuit aseguró que en 2017 seguirá dando titulares. No nos cabe duda. 

Fotos: Cordon Press

Vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Miles personas han salido a las calles de Barcelona para pedir la libertad de los líderes de Òmnium Cultural y ANC. Y no sólo eso ya que muy poco antes se declaraba el 155 y ello activaba una protesta mucho más amplia.

El caso es que al final de la manifestación masiva ha subido al escenario la cantautora mallorquina Maria del Mar Bonet y ha emocionado a la multitud.

Ver resumen Ocultar resumen

Mientras el 155 cae (con todo su peso) sobre Cataluña todavía se habla del caso Pitingo. Es decir, del anuncio hecho por el cantante de suspender un concierto que iba a dar en Barcelona a causa de la situación política.

Extrañó que Pitingo se pusiera tan flamenco (nunca mejor dicho) cuando no suele pronunciarse sobre cuestiones de actualidad. Pero aquí sí lo hizo. 

Hubo cierto cachondeo en Twitter sobre el rotundo pronunciamiento de Pitingo.

Ver resumen Ocultar resumen

Más perdido que un pulpo en un garaje. Así se vio Bob Dylan aquel 28 de enero de 1985 en que acudió a la grabación de la solidaria We are the world, canción colectiva que se impulsó para luchar contra el hambre en África.

El tema compuesto por Quincy Jones convocó ante los micrófonos de un estudio de grabación a todo el star system de la música ochentera: Tina Turner, Huey Lewis, Michael Jackson, Bruce Springsteen, Billy Joel, Cindy Lauper, Stevie Wonder...

Páginas