El descenso a los infiernos de Dennis Quaid

Ha sido a través de una entrevista concedida al programa Megyn Kelly Today (NBC) donde Dennis Quaid ha relatado su duro pasado. Días llenos de adicciones, inseguridades y miedos que contaba él mismo en primera persona ante las cámaras. "En los años 80 consumía cocaína, básicamente, a diario", relataba Quaid. "Me tiré mucho tiempo, pero mucho mucho, gritándole a Dios que, por favor, apartara todo eso de mí, pero nada".

Al parecer, según ha contado el propio actor, las drogas le acompañaron durante varios años, llegando a consumir, incluso, durante el trabajo. "Recuerdo que muchas noches aseguraba que no volvería a hacerlo porque sólo me quedaba una hora para irme a trabajar, pero era casi imposible".

ADEMÁS: Galanes de los 90 que hoy están de pena

"Una noche vi algo parecido a una luz blanca. Entonces, me di cuenta de que si no cambiaba mi forma de actuar, estaría muerto en solo cinco años. Al día siguiente, ingresé en rehabilitación".

Su relación con Meg Ryan

Un oscuro pasado lleno de adicciones que se le juntó al actor con las inseguridades de alguien que, acostumbrado a ser la estrella en todos los lugares, veía cómo pasaba a un segundo plano tras el éxito de la que entonces era su mujer, la también actriz Meg Ryan. "Cuando nos conocimos Meg y yo, mi carrera estaba en lo más alto. Pero, después, frenó en seco. Tengo que admitirlo, me sentí como si hubiera desaparecido".

dennis-quaid-en-una-foto-de-archivo

ADEMÁS: ¿Qué le ha pasado a Meg Ryan?

Hasta su separación en junio de 2001, Dennis asegura que no llevó nada bien eso de ser (casi) el "marido de". "No me daba cuenta de que era tan pequeño, pero realmente sí que lo era". 

"Cuando salíamos a la calle juntos, la gente sólo gritaba "¡Meg! ¡Meg!" Aunque al principio no supe aceptarlo, después me lo tomé como una oportunidad para crecer. Podría decirse que terminé aprendiendo de ello".

dennis-quaid-y-meg-ryan-en-muerto-al-llegar

Ahora, años después de aquello, Quaid vuelve a la primera línea de fuego con el rodaje de un biopic sobre Ronald Reagan donde él se meterá en la piel del expresidente.

Y todo esto lo afronta, ahora, con la energías renovadas.

Fotos: Gtres y NBC

Ver resumen Ocultar resumen

Primer adelanto de Yo soy Dolemite, la nueva película protagonizada por Eddie Murphy.

Ver resumen Ocultar resumen

Que dure el verano pero, por favor, que acabe la sequía de estrenos realmente decentes que aqueja a la programación cinematográfica estival. Y menos mal que ha habido dos estrenos fabulosos para endulzar el verano: Once Upon Time In Hollywood y La virgen de agosto (una de cal y una de arena, pero ambas eminentemente cinéfilas, cada cual a su modo, Tarantino y Jonás Trueba, dos maestros).

Bueno, el caso es que en otoño vienen algunos estrenos que pueden resultar interesantes.

¿Para tirar cohetes?

Veremos

Juzgue cada cual.

Ver resumen Ocultar resumen

Sólo un jodido genio puede inaugurar su filmografía con una obra como Reservoir Dogs, impactante reescritura de los códigos del noir, el cine de atracos, la ultraviolencia fílmica y los diálogos de paródica teatralidad propios de la serie B. Todo ello, en un turmix desquiciado, es el estilo Tarantino.

Páginas