La bronca mañanera entre Miquel Buch y Susanna Griso en 'Espejo Público'

Si alguien pensaba que los ánimos políticos se habían calmado tras el fin de semana o con la llegada del frío, estaba muy equivocado. 

Miquel Buch, alcalde de Premía del Mar y presidente de la Asociación Catalana de Municipios, ha protagonizado el encontronazo del día con Susanna Griso.

El político del PDeCAT ha sido entrevistado por la presentadora de Espejo Público, y la conversación ha ido subiendo el tono, hasta que ha acabado en un cruce de declaraciones inesperado, eso sí, manteniendo las formas en todo momento. 

ADEMÁS: Gran discusión entre Diego Cañamero y Susanna Griso en 'Espejo Público'

Miquel Buch comenzaba su intervención, defendiendo que "la revolución independentista ha sido pacífica, respetuosa, cívica, transparente y noble". 

El alcalde de Premiá de Mar, además, mantenía que el pueblo catalán debe tener opción de decidir el futuro de su autonomía. "Solamente queremos votar. Decidir nuestro futuro no es ningún delito. ¿Por qué tenemos que pedir permiso para decidir nuestro futuro?", preguntaba el político. 

Pregunta que era respondida de inmediato por Susanna Griso de forma tajante. "Porque hay un Estatuto y una Constitución y porque uno no se puede saltar las leyes para casarse con una señora que ya está casada". El argumento venía al caso porque Miquel Buch había argumentado que "yo decidí cuando me casaba". 

ADEMÁS: La Universitat Autónoma de Barcelona contra 'Espejo Público'

En ese momento, Miquel Buch salió del paso con un argumento que, a priori, no parecía demasiado atinado, aunque tenía un sentido distinto al que entendió todo el mundo en un primer momento. 

"Si usted continúa pensando de esa manera, usted estaría limpiando la ropa y haciendo la comida en casa y nada más", aseguró Miquel Buch. La cara de Susanna Griso, un poema. "Me he perdido algo", decía con la boca aún abierta. 

El político catalán se arpesuró a matizar su comentario, sabedor que no había sonado lo bien que parecía haber sonado en su cabeza segundos antes. "Si no hay grandes reivindicaciones, y aquí hay una gran reinvindicación social que ha tenido una actitud limpia, transparente, con respecto y cívica, y nadie nos escucha. El Estado español nos ignora. Se nos menosprecia y se nos ataca", añadió Miquel Buch.

ADEMÁS: F. Rivera se viene arriba tras el 1-O: "Daría mi vida por cada español si mi patria se viera atacada"

Susanna Griso, ya recuperada del susto inicial, no tardó en replicar al político. "No estoy en contra de las revoluciones sociales y de la resistencia pacífica pero es evidente que la unilateralidad no era el camino", aseguraba la presentadora. Pues no lo parece, si dice que hay un Estatuto y una Constitución", contrarreplicó Miquel Buch. 

La entrevista termina con un "señor Buch, me encanta hablar con usted" de Susanna Griso que entra directo a las nominadas a Mayor Mentira de 2017. No obstante, Espejo Público ha conseguido su objetivo: que se hable de ellos. Y llevan tiempo lográndolo, y con mejores datos de audiencia que Ana Rosa Quintana, por lo que a lo mejor hay algo de verdad en la despedida del Miquel Buch. 

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Nadie lo esperaba, quizá, pero Christian Gálvez aprovechaba un momento de su Pasapalabra para dirigirse a aquellos que faltan el respeto a través de las redes sociales. No lo hacía el presentador hablando directamente a cámara o respondiendo a una crítica en concreto; lo hacía aprovechando para dar su opinión metiendo en el asunto a los dos concursantes que entonces intentaban hacerse con el gran premio del concurso y diciendo lo siguiente.

Ver resumen Ocultar resumen

Decía el portavoz de la Fundación Francisco Franco, Jaime Alonso, que lo de Franco no había sido un golpe de Estado y que el dictador había hecho por la democracia mucho más que los que hoy se manifiestan en las calles pidiendo ilegalizar su fundación. Y esta, quizá, era solo una de las surrealistas declaraciones del portavoz que tenían que escuchar muchos.

Ver resumen Ocultar resumen

Vuelve el Chester. Y vuelve Risto Mejide, que aunque sigue llevando sus famosas gafas de sol por recomendación de su madre (ella dice que está mucho más guapo con ellas), ha dejado definitivamente atrás a ese personaje, un tanto cascarrabias, que le dio la fama hace ya once años como jurado de Operación Triunfo.

Páginas